Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 23/10/2019 9:47

Sociedad

«El discurso de la diversidad es una cortina de humo»

Al habla con Abel Sierra, autor del libro 'Del otro lado del espejo. La sexualidad en la construcción de la nación cubana', Premio Casa de las Américas 2006.


Abel Sierra (Matanzas, 1976) es Licenciado en Historia y tiene un máster en Estudios Interdisciplinarios de América Latina, el Caribe y Cuba por la Universidad de La Habana. Lleva varios años investigando temas relacionados con la sexualidad de la nación cubana. En 2001 obtuvo el Premio Pinos Nuevos de ensayo con su libro La nación sexuada. Relaciones de género y sexo durante la primera mitad del siglo XIX en Cuba. Su segundo libro, Del otro lado del espejo. La sexualidad en la construcción de la nación cubana, obtuvo el Premio Casa de las Américas 2006 de ensayo histórico social. Sierra vive y trabaja en Cuba.

La tesis de Del otro lado del espejo es que la nación cubana ha sido construida desde lo hetero, lo homofóbico. ¿Es una particularidad del caso cubano?

No sabría decirte hasta qué punto nuestro contexto es particular en ese sentido, pero algunos estudios hechos en México, Estados Unidos y Brasil tienen muchos puntos en común con el nuestro. En Cuba, en 1959 se empieza a articular un discurso, un sistema político, un nuevo sujeto, supuestamente diferente respecto de otros períodos históricos; pero cuando uno hace una deconstrucción, nota que la pretensión de creación del hombre nuevo no fue tan nueva. El proyecto del hombre nuevo de Ernesto Guevara es una continuación de esbozos occidentales anteriores, que incluso comparten nociones teóricas con experiencias totalitarias que iban en contra del ideal masculino burgués más apático y distanciado de los valores nacionales.

De acuerdo con su investigación, el trato al homosexual como escoria antecede a 1959.

Me molesta que el libro sea leído en términos de historia de la homosexualidad. Obviamente, trata la homosexualidad, pero es sobre prácticas y discursos de un concepto más amplio: la sexualidad. El libro demuestra —históricamente— cómo el sujeto homoerótico ha sido construido como el enemigo por el discurso hegemónico, normativo y nacional, usado para activar determinados dispositivos de control, normalización y poder.

La nación cubana ha sido pensada en términos fisiológicos, se ha analogado el cuerpo humano —con sus fronteras, límites, zonas erógenas y abyectas— con la nación; se ha construido lo que está dentro y fuera de ese corpus humano como lo que está dentro o fuera del corpus nacional. Ese sujeto-otro ha sido el enemigo fácil, el chivo expiatorio sobre el que los regímenes occidentales se han articulado. Después del 59 se hizo mucho más visible con políticas culturales de control, de reconversión, y no sólo el otro homoerótico, sino todo lo ajeno al canon revolucionario y al supuesto hombre nuevo.

En esa otredad impropia de la nación se incluyó a delincuentes, religiosos, gente no totalmente apta para ser disciplinada por el nuevo sistema social. La nueva sociedad intentaba romper con la anterior tradición burguesa, considerada viciosa, de costumbres impropias para una sociedad más "sana". Y aquí entra el discurso higiénico. El discurso revolucionario ha sido muy higiénico, muy "medicalizado" en torno a identidades que no se adecuan al canon revolucionario. Todo lo que no se adecue o tribute a ese canon, es remitido a una otredad impropia de la nación.

Ese proceso comenzó en los años sesenta, donde al sujeto homoerótico se lo construyó y demonizó además como un otro político. En esa demonización ideológica y cultural entraban no sólo los homosexuales, sino todo lo que no se adecuara al canon hegemónico. Así, los homosexuales, The Beatles, los jeans, las sandalias, la religión y el pelo largo fueron desterrados de la nación.

¿En qué punto está actualmente ese discurso en relación con los homosexuales?

Mira, en Cuba existen muchos "otros", y efectivamente, uno de los "otros" más visibles es el otro homoerótico, aunque el discurso oficial intente borrar esa otredad con campañas públicas tratando de insertar en el sistema político los discursos de la diversidad, pero hay muchos otros políticos, de raza, de género, que el sistema pretende borrar a nivel discursivo.

El abismo cultural entre la Cuba real y la oficial de los periódicos es cada vez mayor. La real está sumergida en una serie de contradicciones no resueltas por 50 años de un sistema político que muchas veces, en vez de solucionar o implementar políticas públicas para acortar esas distancias, lo que hace es silenciar. En el silencio no existen las contradicciones. Es más fácil hablar a los medios internacionales, hacer eventos académicos y publicaciones en función de legitimar el llamado igualitarismo, el falso igualitarismo tan dañino para el pueblo cubano. En ese sentido, cada día hay más brecha entre un sector cada vez más marginal —desprovisto de herramientas para vivir en el mundo moderno— y el discurso político.

La homosexualidad ha sido uno de los terrenos por el que el gobierno ha sido criticado durante mucho tiempo en términos de derechos humanos y, por tanto, ha desarrollado estrategias inteligentes para tratar de acortar y limar esas asperezas, y tratar de borrar de la memoria histórica colectiva páginas de la historia como la UMAP, el Congreso de Educación y Cultura y una política abiertamente antihomosexual durante mucho tiempo. Ahora, a mi juicio, los discursos de la diversidad se han convertido en la cortina de humo para no discutir otras cosas y problemas medulares de la nación.

Te confieso que, en un primer momento, el proyecto del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), de Mariela Castro, me pareció interesante, porque estaba poniendo en la esfera pública temas que hasta entonces era impensable discutir a ese nivel, pero cuando empecé a adentrarme en La Habana profunda y ver la brecha entre la institución que ella dirige y la vida real más dolorosa, me di cuenta de las grietas de su proyecto y su discurso.

¿Cuáles son esas grietas?

El proyecto es excluyente, al tiempo que reproduce estereotipos y tiene como cómplices el discurso médico que victimiza y patologiza a un tipo de sujeto que se pretende normalizar y asimilar. En Cuba, los cambios pasan exclusivamente desde y por el ámbito institucional, fuera de ese marco el cambio es impensable. Mi libro le hace críticas y preguntas a su proyecto porque me parece que si la discusión se queda a un nivel médico-psicológico, de política de salud, se está invisibilizando y postergando la discusión política. Su proyecto es seductor en el ámbito internacional porque resulta novedoso para la tradición revolucionaria, ofrece un ideal de ruptura, un espejismo de ruptura, cuando en realidad es una continuación y readecuación del discurso institucional en función de una estrategia y una política muy claras. El CENESEX tiene el monopolio discursivo para hablar sobre el tema. ¿Por qué otras instituciones activistas que abogan por cambios no tienen la misma voz?

Está de moda y me molesta el discurso de la diversidad; suena lindo ser diverso, pero cuando hay contradicciones no resueltas, de tema racial, de clases, sectores, el abismo es mayor. Me molesta que los medios promuevan todo el tiempo el discurso de una funcionaria hablando de diversidad sexual, y en el mismo horario y a unos metros de allí, la PNR esté haciendo redadas a grupos homosexuales. Me molesta que un grupo de supuestos expertos médicos decidan el futuro de los ciudadanos y su configuración, y se practique el silencio, la manipulación, y no haya otros discursos que dialoguen con el oficial.

El año pasado supe de varias organizaciones LGBT (Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales) como la Reynaldo Arenas in Memóriam, que trató de marchar por su cuenta y fue abortada por la policía en el 2008. En otro sentido, también me molesta la grandilocuencia, el carácter de cambio que aparenta este proyecto y el cambio no es tal, está articulado dentro de la estrategia de tratar de invisibilizar manchas imborrables como la UMAP y, como dije, la discusión real de la nación.

En su libro asegura que la visibilidad subvierte y ayuda a cambiar el sistema de pensamiento. En ese sentido, podríamos decir que la poca o mucha visibilidad de las acciones impulsadas desde el CENESEX en alguna medida pueden resultar favorables a la tolerancia de los gays y transexuales.

Hago entrevistas a travestis y transexuales que confiesan estar insertados en ese programa para adquirir legitimidad ciudadana; si no están insertados, están fuera de la ley, van a seguir siendo carne de cañón de las redes policiales, no van a poder seguir en el mercado laboral oficial. Porque hay tipos duros con parejas travestis, camioneros, torneros; tipos duros de Regla y Marianao, de una hombría incuestionable, con configuraciones muy complejas, me han confesado que no quieren que ellas cambien su configuración corporal o se hagan reasignación de sexo. Eso les atrae y no las quieren cambiadas. Algunas sueñan con tener una vagina, pero a otras no les interesa. Para tener derecho a una vida, estos sujetos necesitan estar insertados en las instituciones y en la legitimidad que le ofrece el CENESEX. Necesitan de esta institución para ser sujetos legítimos.

¿Es Cuba una nación homófobica?

Esencialmente sí es una nación homofóbica. Cuba tiene sobre sus espaldas una tradición occidental discriminatoria, no sólo sexual sino racista, resortes que se activan en situaciones límites. El gobierno cubano no ha podido borrar esas diferencias culturales que están en las bases.

¿Más o menos homófoba que otras naciones de la región?

Somos menos homofóbicos de lo que pensamos, aunque la discriminación se articula en la doble moral y el doble rasero. Aunque en la intimidad se tolere y comparta, públicamente el cubano se niega a aceptar verdaderamente este tipo de configuraciones y prácticas. Sin embargo, en Cuba hay menos crímenes contra los homosexuales que en México, Brasil y en el propio Estados Unidos.

En su estudio sobre prácticas travestis y transexuales, ¿cuál es el caso más interesante desde el punto de vista investigativo?

Varios, por sus valores humanos y su pensamiento. Sisi es una de mis informantes favoritas, me ayudó muchísimo a llegar a otros, sin su ayuda hubiera sido más difícil. Vive en un barrio marginal en Regla, y aunque tiene el VIH, tiene muchas ganas de vivir y se cuida mucho. Otro personaje —también de Regla— es Letal, un travesti superenigmático con mucho que decir y que toma el nombre de una chica Almodóvar. Letal es visitada por camioneros, tipos duros, ex presidiarios, negrones de Regla. Vivía sola con su abuela, del dinero de la seguridad social, haciendo arreglos de boda, buscándose la vida como costurera.

Pero una de las más fascinantes es Olivia, ahora insertada en el CENECEX, que al menos en aquel momento me confesó que ella es "algo que no está en condiciones de definir", porque se siente mujer, pero sabe que no lo es. Esto es muy interesante en términos teóricos, porque deja abierta muchas posibilidades a otras configuraciones que no siempre tienen que estar en el marco binario hombre-mujer hetero-homo; esto rompe con muchas etiquetas que usualmente las personas utilizan para conceptualizar su realidad y a los que le rodean. Deja abierta una posibilidad no normativa, la libre elección de una configuración y prácticas no determinadas, un cuerpo no domesticado ni disciplinado por ninguna ideología de género ni ninguna institución que tenga que garantizar su "normalidad".

brart

¿Cuál es la relación entre homosexualidad y prostitución en Cuba?

Muchos de los prejuicios tienen que ver con la conexión y la analogía con la prostitución, pero no es una ecuación. Travesti no es igual a prostituta, es algo más complejo en un contexto de pobreza, marginalidad, exclusión, de mercado laboral informal, gente que hace lo que puede y lo que le dejan también. El cuerpo para esta gente muchas veces es su único capital, no tienen nada más para sobrevivir. Si existe la prostitución de este tipo de sujetos, es también porque existe una demanda, la de los supuestos machangos, consumidores de ese tipo de servicios sexuales. Sobre esta analogía se ha establecido el prejuicio. Por ejemplo, son sometidos a acoso policial en lugares frecuentados por turistas. En el código penal está establecido el delito de peligrosidad y asedio al turismo. Nunca van a arrestar a nadie por ser travesti, porque legalmente es impropio, pero los arrestan por peligrosidad.

El mismo concepto se utiliza en otros casos…

Sí, es ambiguo, higiénico. Si hay un evento importante, por ejemplo, que congregue a muchas personas, se recoge a los llamados "peligrosos" y les aplican el artículo de peligrosidad.

Habla de marginalidad en los travestis y transexuales. ¿Cuál es la causa y cuál la consecuencia?

Prefiero el pensamiento sistémico y un modo más complejo de analizarlo. Analizar conceptos y categorías como marginalidad, clase social, estratos, sectores en Cuba, es muy complejo. Alguna gente tiene capital económico pero no cultural, se puede tener determinados ingresos y vivir como marginal. La estructura social es extremadamente compleja en Cuba. Los modos de sobrevivir de travestis y transexuales están analogados muchas veces con la marginalidad. El concepto marginal está adquiriendo una dimensión preocupante a nivel social. Y está siendo un reto para el analista, el investigador y el político. Son sectores vulnerables a la violencia porque están fuera de la institucionalidad, y en cualquier lugar eso significa estar fuera del sistema. No le importas a nadie, eres violentado por tu familia, tu pareja, por el discurso individual, familiar e institucional. Eso los ubica en una otredad y un abismo insalvables.

Si ahora mismo tuviera todo el poder para tomar decisiones en Cuba en relación con la aceptación e inclusión de homosexuales, travestis, transexuales, ¿qué decisiones tomaría?

En primer lugar, no me interesa ponerme en la piel de un funcionario con todo el poder. En Cuba los temas complicados de la nación están muy despolitizados y tergiversados, y si piensas diferente, es muy probable que te digan que estás al servicio del enemigo. Unos terrenos están hiperpolitizados y otros están despolitizados. El terreno de lo sexual es uno donde hay despolitización porque se necesita asimilar a estos sujetos y que las contradicciones que tienen no se agudicen.

El voto, por ejemplo, está carente de sentido, han logrado despolitizarlo. Al elegir al representante en la base, sabemos que nuestra decisión como votante no va a repercutir en el funcionario que al final toma las decisiones. Cuando el sujeto tenga la capacidad para interpelar y votar a quien toma las decisiones, entonces los cambios podrán acelerarse.

Subvertir dentro de la institucionalidad existente, una visión histórica discriminatoria, homofóbica, machista, racista, burguesa disfrazada de proletaria, es aún más difícil. Tendría que existir una Cuba menos vertical, más horizontal. Muchas cosas no van a cambiar por derecho divino; porque hay sectores que se resisten a los cambios y están muy distanciados de la realidad.

¿Pero qué haría si tuviera el poder?

Preocuparme por los problemas de la nación y obviar la hojarasca. La institucionalidad cubana se desgasta en control, en vigilancia, en montones de cosas que la debilitan y la alejan de la construcción de un país, de la eliminación de la pobreza y la desigualdad. Es demasiada la energía empleada, el recurso humano y económico puesto en función del control y mantenimiento de determinadas prácticas. Aceptar que un modelo está agotado va a ser muy difícil para la élite política; hay que buscar nuevas formulas. Yo siento ahora mismo una vuelta a los setenta. Un amigo antropólogo dice que el gobierno se debate entre la apertura y la apretura, y es una metáfora que ilustra muy bien esa contradicción. Esos constantes bandazos desgastan toda la estructura estatal. Es enajenante para la academia, hablo desde la academia —uno de los sectores más cómplices del silencio, la crítica inocua, vacía—. Tópicos recurrentes y medulares no se han discutido, ni siquiera se discuten dentro de la agenda académica.

En su libro propone la creación de una organización homosexual, pero en otros textos dices que los barrios gay, por ejemplo, son espacios de consumo para otros sectores sociales no gay.

Yo pensaba en una coalición que involucrara a sectores homoeróticos con sectores sensibilizados con determinadas libertades de pensamiento, no excluyente ni normativo de la sexualidad. El gueto globalizado excluye y pasa primero por el consumo: la sociabilidad consumista de sujeto blanco de clase media insertado en una red económica y social que pasa por el consumo (aunque no es una generalidad). Hablaba de coalición, no una institución a lo tradicional. Subvertir un esquema o un sistema social que opera a base de institucionalidad, proponer un tipo de coalición que rompiera los esquemas tradicionales de asociación, de operar. Estaba poniendo límites y poniendo a prueba hasta dónde sería posible una coalición fuera de la institucionalidad tradicional hegemónica.

El libro ganó varios premios, el Premio Casa, el Premio Catauro de la Fundación Fernando Ortiz

Paradójicamente, ganó el Premio Casa de las Américas, el más importante del país, pero una cosa es cuando el premio es otorgado y otra cuando empieza a circular y la gente empieza a leer en blanco y negro el pensamiento libre y despojado de la más mínima censura y autocensura. Los medios en Cuba son implacables, privilegian un tipo de discurso mucho más edulcorado y noble, se sabe bien qué puede decirse y qué no.

brart

Es graduado de historia y ha dicho que le interesa romper el esquema de la historia como pasado.

Siempre me ha interesado distanciarme de la tradición historiográfica de tener que esperar 50 años para ser supuestamente más objetivos. Es un acto de cobardía y profunda hipocresía. Hay gente con temas del XIX porque les interesan, pero he oído a historiadores connotados diciendo que llegan hasta el 59, para no estar en contradicción con el período revolucionario. Me gusta llevar la propia disciplina a otros terrenos y ponerla a dialogar con la sociología, la antropología. Por ejemplo, cuando Pedro Juan Gutiérrez o Padura, reconocidos escritores, músicos, teatristas hablan con mayor o menor seriedad, el criterio es que la literatura, con su velo artístico, los exime de reprimendas o censuras. Pero un texto académico es más incómodo. Por eso me gusta llevar mis textos hasta la incomodidad y no escribirlos para un solo lector, sino para un lector disímil y diverso, común y corriente, no sólo académico.

¿Qué ha hecho después de este libro del 2006?

Me he adentrado más en cuestiones antropológicas. Hace un año publiqué un texto sobre el graffiti sexual en los baños públicos, el texto dialoga con el realismo sucio. Estoy trabajando el graffiti como discurso libre, porque la editorial canoniza los discursos y el baño es un confesionario incontrolable. Acabo de publicar un texto sobre los camioneros y la música popular, esos carteles en los camiones del machango cubano; y ahora trabajo en uno sobre los llamados pingueros en La Habana, la marginalidad de esta gente que viene de provincias con mercado laboral deprimido a insertarse en redes sexuales, marginales y de servicios para el mercado nacional y foráneo.

En varios países se han pasado legislaciones extremadamente revolucionarias sobre temas de libertad sexual que han enfrentado reacciones muy intolerantes de varios sectores de la sociedad. ¿Cuál cree que sería la reacción del cubano ante ese tipo de leyes?

Esa una de las cosas más interesantes de las que está haciendo el CENECEX, más allá de acciones populistas como la famosa conga; las acciones jurídicas son mucho más serias e importantes. Ahora bien: puede decidirse algo de derecho pero no de hecho, puede decirse que está prohibido discriminar a los homosexuales, pero a nivel individual la gente va a seguir reproduciendo una serie de prácticas que le son intrínsecas como sujetos, se puede decir que todos los ciudadanos son jurídicamente iguales ante la ley y no está siendo así. En Cuba no se discrimina oficialmente por raza o género, pero todos sabemos que otra cosa pasa en realidad.

¿Qué pasaría si se legisla a favor de las uniones civiles de parejas del mismo sexo?

Depende de cómo se implemente. Creo que con la fuerza y el consenso de esa institución, muy ligada a los sectores de poder, a las altas esferas, va a tener un primer impacto positivo. No pienso que nadie se resista como abogado o juez. Hay experiencia de este tipo en Cuba. Cuando el Estado ha demandado de los jueces el consenso, ellos han respondido muy rápidamente para ejecutar determinadas leyes o acciones, ya sean justas o injustas.

Entonces podría decirse que la relación cercana del CENESEX con el poder podría ser una ventaja…

Es decisivo. Tiene muchas ventajas de antemano, como los medios, los recursos, el apoyo gubernamental. Lo que no me cansaré de decir es que su agenda no tiene que ser la única ni la más viable, y que necesita de un diálogo real con otras voces. No me gustan los binarismos y el contexto cubano se debate en esos binarismos que son peligrosos y dejan fuera otras opciones, incluso para el destino de la nación.

¿En qué momento están las ciencias sociales en Cuba actualmente?

Estamos posiblemente en el peor momento del campo cultural. El año pasado, en un programa de TV, un ejecutivo de las más altas esferas dijo que es el mejor momento de la cultura cubana, y no hay nada más risible. Lo mismo sucede con las ciencias sociales. La crisis social repercute en la agenda de las ciencias sociales, primero porque no hay recursos para la investigación, porque las publicaciones están sesgadas por la política, porque la política de educación superior no privilegia resultados, sino el rendimiento político ideológico. Los investigadores no tienen acceso a journals, llegan a los debates con diez años de atraso, el debate de la postmodernidad ya se había acabado en Europa y no había empezado en Cuba. Nosotros discutimos cosas que en otros lugares fueron resueltas hace veinte años.

¿Es resultado del sistema político, de la condición de país subdesarrollado…?

Es un entramado. Repercuten el atraso tecnológico, de recursos humanos, bibliográfico, teórico. En Cuba hay un concepto como el de "masificación de la cultura" que no es ni tan diverso ni tan masivo como pretenden hacernos ver nuestros funcionarios. Está encaminado al consumo de determinado tipo de cultura, de acuerdo a la agenda política e ideológica. Hay muchos libros, música, cine, que no circula en Cuba y no necesariamente por problemas de copyright, como se encargan de decir muchas veces. Actualmente se imprimen millones de ejemplares de libros, pero hay que ver qué tipos de libros se publican y circulan.

Cualquiera otra cosa que quieras agregar…

El libro está dedicado a mi hijo, para que crezca pensando en otro tipo de sujeto con el que va a convivir y a quien no tiene que discriminar, que crezca pensando géneros diversos y dispersos; a mi generación escindida entre el cruce de orillas y la apatía, amordazada por el propio sistema con medidas absurdas.

La academia, los medios, los sujetos… siguen siendo muy obedientes y disciplinados. En el silencio está la marca de la mordaza y la censura. Existen disposiciones aberrantes, una de ellas es el permiso de salida. Mucha gente no habla por miedo a perder el privilegio de salir, o porque su derecho a entrar puede ser coartado por esa ley. Como dice el proverbio: lo que se sabe, no se pregunta. Todas esas disposiciones no escritas condenan, disciplinan y amordazan al sujeto. Mi libro va en contra de eso. Eso me ha animado a tratar de cambiar desde el pedacito de mi espacio como sujeto y académico, a llevar un tema hasta las últimas consecuencias, sin censura ni autocensura.

Si el libro no hubiera tenido un premio Casa, no se hubiera publicado en Cuba. Puedo hablar desde el retraso de una morosa imprenta hispánica, hasta tener poca divulgación y repercusión en círculos intelectuales cubanos. El mismo proyecto del CENESEX que se pretende ecuménico e inclusivo, y que ofrece participación y espacios a otras voces, nunca me ha llamado para compartir ideas o dialogar sobre determinado fenómeno. No es que me interese, pero es excluyente y está ocupado por un gueto médico-psicológico y político que monopoliza el tema, dentro y fuera de Cuba.

Por otra parte, uno enfrenta una estrategia de invisibilización cuando dice cosas que se salen de lo permisible, cuando se sale de la frontera de la llamada crítica desde adentro. Me pregunto quién se erige como garante para establecer esas fronteras. El libro ha tenido realmente poca difusión, pero sé que no trabajaba para el presente sino para el futuro, y está ahí, no lo pueden negar. Ya irá sorteando esas barreras y mordazas que le intentan poner dentro de Cuba.

© cubaencuentro

52 Comentarios


52 by Yinet Santos (Usuario no autenticado) 19/09/2009 15:20

Ella es visitada por camioneros,ex-presidiarios, tipos duros y los "negrones de Regla"....ja, ja. Y luego nos llenamos la boca en hablar de exclusión. Si hasta el lenguaje los delata.

51 by Armando Calderón (Usuario no autenticado) 20/08/2009 14:00

A Jorge 66 No jorge, el que está perdido eres tú, mira relee lo que has escrito, a ver si tu mismo te entiendes, y luego lo estampas otra vez, para ver que es lo que te choca de la entrevista. la relación sexo-poder, no puede abarcar todos los ámbitos de la sexualidad, porque de entrada,- y eso lo ilustra Abel en cinco palabras- la sexualidad tiene una suprema relación sexo-ego. No es que el poder no intervenga, sino que es insuficiente para abarcar toda relación sociosexual ( si cabría decirlo). Además que es eso de : "Las sociedades occidentales y otras se estructuraron contra lo homoerotico porque les era prescindible" , realmente puedes desglosarme esto ?, porque no entiendo nada.

50 by Luisa Pujol Sacarrias (Usuario no autenticado) 12/08/2009 15:00

Hoy Rebelion publica un articulo en respuesta a esta entrevista. Los lectores podran leer y sacar sus propias conclusiones. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=89957 diversidad y tolerancia

49 by Juanito Colibri (Usuario no autenticado) 10/08/2009 21:00

Concierto por la Democracia y en honor y gloria para Celia Cruz: Gorki Aguila, Willy Chirino, Albita Rodriguez. Libertad para los presos politicos! Libertad para Cuba! Eusebio Peñalver, el Hombre Negro que Más Años Estuvo en Prisiones Políticas. Opositor al regimen de Fidel Kaxtro. Dr. Oscar Elias Biscet, Dr. Darsi Ferrer, Antunez, Panfilo y otros muchos cubanos de todos los colores que tanto han sufrido y sufren por causa de la tirania que destruye Cuba. Colores, preferencias sexuales, religiosidades, ideas politicas, ansias de libertad y otras muchas clasificaciones y parametrizaciones que dividen y permiten seguir sometiendo al pueblo a la dictadura y la tirania.

48 by Zacarías Monterrey (Usuario no autenticado) 10/08/2009 17:40

Para Abel: Oye amigo soy tu socio que Dios nos bendiga....!. Gracias por exigirte y exigirle a nuestra generación. Doy una pista soy de tus amigos de la Beca de Bahía, de nuestras tertulias, jajajajajaja A la Historiadora es cierto lo que dices totalmente de acuerdo. A Cochinillo Ilustrado también. Es muy cierto que el libro no es un cierre definitivo sobre la historia de la Nación y Sexualidad. Esta relación problemática necesita integrarse a otras categorías que evidentemente trascendería los marcos del Premio Casa. Además amiga y amigos bien sabemos todo que la dictadura se acostumbra a personalizarlo todo sobre los estudios, que sólo es posible tocarlo por unas determinadas personas. De modo que si existen jóvenes cubanos haciendo estas cosas es importante. Gracias sus comentarios polémicos, y seguimos en contacto......

47 by Joaquín Peña (Usuario no autenticado) 10/08/2009 17:40

Supongo que eso de que los “discursos de la diversidad” sean cortinas de humo en manos del régimen signifique que la ‘Revolución’ se está haciendo posmoderna, que instrumentaliza ese tipo de filosofía del mismo modo que antes lo hizo con las ideas martianas y con la teoría marxista. Quizá la naturaleza del régimen sea apta para este tipo de contorsiones y por eso puede lucir la máscara que mejor cuadre. Lo interesante es que el castrismo ha empezado a ‘dialogar’ con la misma jerga empleada por muchos de sus adversarios ilustrados. En corto o mediano plazo la conversión del régimen a esta nueva fe podría forzar a una diferenciación y a un desarrollo de nuestros modos de entender la realidad cubana.

46 by Jorge 66 (Usuario no autenticado) 10/08/2009 8:40

Esto de la homosexualidad y su relacion con la sociedad es bastante complejo. Abel se revela como un sociologo pero no pone todas las partes, se ve mas orientado al estudio de lo homoerotico desprendido de esas otras partes, noto cierto academicismo. Es valiente en sus afirmaciones, pero me parece que cae en trampas polticas, es usado. No se trata de defender o atacar el vicio. Las sociedades occidentales y otras se estructuraron contra lo homoerotico porque les era prescindible.Lo homo es sinonimo de corrupcion, cambio, destruccion.La esencia de la socieddad es la familia heterosexual,es la relacion hombre mujer, si se suplanta todo va al carajo, o es que no se dan cuenta. El extremismo fue lo peor aunque, poniendo el caso cubano, ya con Batista e incluso con el regimen actual, a pesar de las impunidades de los 70, siempre hubieron homosexuales en zonas de influencia y poder, entonces...? Dentro de la sociedad civil cubana, homosexual era el pasivo, el activo era hombre a todas. Mas bien nuestra socieddad adolecio de machismo mas que de homofobia.Esta estructurada por esa via. Si se quiere estudiar nuestra sexulidad hay que ver la relacion del amo con su negra esclava, sexo poder, sexo reproductivo y no reproductivo (anal) como la poblacion se relaciona con esto, el negro con la blanca y el blanco con la mulata, cuales son sus reacciones. Lo demas es poltica senores. Sexo y Poder, de eso se trata en este cambio de mentalidad social. Estan jugando a la democracia. El colmo lo vi en la propia tv cubana en 2000 y pico, una sexologa aconsejando a los padres que dieran libertades a sus hijos para escoger sus preferencias sexuales, se imaginan? el colmo de la idiotez!Nadie le pregunto por sus propios hijos. Idiotez cubana por cierto, que quiere imitar a las sociedades occidentales. Se les quiere achacar a ciertas culturas una culpa que no existe, estan confundidos! estan trabados por las influencias del cambio de mentalidad y ponen codigos: homofobia, se les auna con el problema racial y de genero. Ser mujer o negro no es lo mismo que ser homosexual.No voy a explicarlo. A proposito, porque no reconocer ademas, a la pedofilia, al incesto, etc? No tengo dudas de que cuando los homosexuales y trasvestis lleguen al poder, este derecho a la libre sexualidad sera una realidad, la sociedad sera mas justa, no creen?

45 by La historiadora (Usuario no autenticado) 10/08/2009 8:40

Zacarias Monterrey, coincido contigo en tus planteamientos y me gusta que se haya podido dar un dialogo sin descalificaciones. A a lista de academicos que mencionaas hay que agragarle unos cuantos que hacen buenisimos trabajos desde Cuba. Yo nunca dije que pienso que lo los demas (sobre todo en Cuba) no estan haciendo nada interesante, seria una estupidez. Como lo dije desde mi primer comentario, creo que de unos 15 años a la fecha, hay algunos grupos de cientificos sociales en la isla que estan haciendo cosas bastante buenas, aboradado la realidad desde otros angulos que se alejan del tradicional. Que no coincida con algunas cosas con Abel, no quiere decir que no admire el trabajo que se hace en Cuba. Por ejemplo, a mi me encanto lo que Abel hizo sobre la sexualidad y el ejercito libertador. Por desgracia, aqui en los comentarios se pierden muchas cosas. Y creo que un libro con este enfoque, no existe en cuba, asi que deja tu fichero como esta. Saludos desde otras profundidades.

44 by Eduardo (Usuario no autenticado) 10/08/2009 8:40

Excelente reflexiones la de este Jovèn, sobre todo por que no utiliza la doble moral y plantea las cosas como son, de forma valiente. Todo tiene su precio en nuestra isla, donde gobiernan como su finca los sàtrapas de los Castros, el precio a pagar en este caso es la no difusiòn de su obra, independientemente de reconocimiento de su talento, por que el talento con probidad para esta gente en un GRAVE peligro, nada ellos necesitan personas adyectas, lamebotas, como los recièn defenestrados. Y en la intelectualidad, necesitan personas como Barnet y Abel, que comprometen su bolìgrafo, dandole la espalda a las realidades nuestars de cada dìa. Ojalà , como dice la canciòn de otro gran poeta, pero lamentablemente con gran falta de valor y responsabilidad, se abran las grandes alamedas para que transiten los nuevos hombres pero con LIBERTAD

43 by El Mirón Cubano de Matanzas (Usuario no autenticado) 09/08/2009 21:40

En Cuba la discriminación heredada, no es la que está acabando con la sociedad, si no la falta de decencia, de amor y respeto propio - está muy interesante eso de que los tipos duros tengan configuraciones complejas, pero al pobrecito de Abel Sierra, la configuración no le funciona para explicar esas configuraciones en esta entrevista. Si se tiene que cuidar, o si es otro ¨logro¨ más de la Robolución, no se sabe, lo que sí se sabe es que todavía nos cuentan cuentos. No estoy en contra de la noticia, esto se tiene que saber, pero también se debe valorar tal y cual es. ¿O quién es el que se pone los pantalones aquí? ¿Vamo a ve? je je je je je.

42 by Paula (Usuario no autenticado) 09/08/2009 14:00

La realidad de los homosexuales cubanos, en este documental aquí: http://www.canaldocumental.tv/

41 by Mary Trini (Usuario no autenticado) 09/08/2009 14:00

Problamente estos tres nada mas se leyeron la primera hoja de la entrevista. Tiene tres saben?

40 by Mary Trini (Usuario no autenticado) 09/08/2009 14:00

Lo que pasa es que estos tres mueren de envidia ante este muchacho inteligente que ya esta dando mucho que hablar dentro y fuera de Cuba. Les envidian su valentia, que tenga unos timbales como Maceo como ninguno de ellos. Es triste ver la clase de peronas que ha generado el regimen. Egositas, apaticos envidiosos, chivatos. Como atacar a este muchacho que esta hablando de frente y que esta haciendo cosas para que cambie su Cuba. El libro es maravilloso, para mi, lo mejor que se ha escrito en temas de ensayos en Cuba en los ultimos tiempos. Donde esta la obra de estos mequetrefes? No la hay, se dedican a voicotear el pensamiento libre y sincero. Vayan a las cloacas ratas. Abel rezo por ti y sigo esperando tus textos. Cuidate mucho mi nino, tu sabes quien te habla.

39 by maurilio Onasis (Usuario no autenticado) 09/08/2009 12:40

todo mi respeto para Abel.Aun no he leido el libro,pero la entrevista es suficiente, para valorar a este cubano.El mensaje de la entrevista es un premio de coherencia y valor. Me alienta que desde dentro de aquella Isla llegue este pensamiento, revela que no todo esta perdido... gracias Abel.

38 by un cubano (Usuario no autenticado) 09/08/2009 12:40

Desde mi punto de vista pienso que resulta un poco difícil escribir dando un enfoque de injusticia sobre la homosexualidad y otras variantes no bien vista socialmente si el escritor en cuestión no lo es. Tanto los dos libros de Abel como la entrevista de complemento, me parecen mas una oportunidad esnobista de darse a conocer con un tema que por lo vedado del gobierno llega a resultar interesante o al menos leíble ayudándolo a alcanzar cierto nivel de fama en el ámbito académico-cultural, que un cierto nivel de confraternidad y solidaridad con estas personas de diferentes orientaciones sexuales, que es lo que intenta tratar de hacer ver; remítase a releer los primeros renglones de la respuesta a la última pregunta que le hace Iris sobre “Cualquier otra cosa que quiera agregar…”: Dice Abel que “_el libro está dedicado a mi hijo, para que crezca pensando en otro tipo de sujeto con el que va a convivir y a quien no tiene que discriminar…” que acto fallido Abel para justificar tus escritos en defensa sobre estas personas; porque nos das por hecho que tu hijo puede crecer siendo una de estas personas de orientación sexual discriminadas históricamente a nivel mundial; para ti y tu familia no lo aceptas y lo reprimes internamente verdad; no cabe duda de tu oportunismo en relación con el tema que intentas tratar, pobre de los entrevistados que confiaron en ti

37 by Joaquín Peña (Usuario no autenticado) 09/08/2009 12:40

No sé por qué Iris Cepero identifica la heterosexualidad con la homofobia (“La tesis de Del otro lado del espejo es que la nación cubana ha sido construida desde lo hetero, lo homofóbico”), lo cual es poco serio de todo punto de vista. Tampoco entiendo que pregunte si construirse “desde lo hetero” es una “particularidad del caso cubano”. Hasta la fecha no ha habido ni aldea, ni cultura, ni imperio, ni Estado nacional que no se haya ‘construido’ a base de relaciones heterosexuales, sin cuyo concurso no existiría ninguna forma de sociedad, y mucho menos ningún homosexual.

36 by Caronte (Usuario no autenticado) 09/08/2009 10:20

No, de camioneros no. Los camioneros son bujarrones de acuerdo a este tipo y por tanto no pueden procrear. Menos crear sociedad, humanidad, como su contraparte los mariquitas. Y las lesbianas solo es Lesbos, en la mitologia. Es imposible la creacion, la formacion y aun la explicacion de cualquier tipo de sociedad a partir del "homoerotismo". Heterosexualismo, mezclas y oficios, entonces si. Pero sin saltos "lineales" tan bruscos en el tiempo y tan a convenciencia, por favor. Y adonde fue a investigar... al ultrarino pueblo mio de Regla, pueblo de machos y de blanquitos guapos. Somos machos, heteros, procreadores y en mi caso mujeriego y ligon, so de camioneros ya sabes que no. Dejese de "historietas"...

35 by cochinillo ilustrado (Usuario no autenticado) 09/08/2009 10:20

Zacarías, desde luego que el libro hace algunas críticas, pero las permitidas en Cuba, no como la de la entrevista, que va un paso más allá. ¿Cómo es que es ahora que Sierra se viene a dar cuenta de los límites del proyecto de Mariela Castro, cuando el proyecto de ella siempre ha sido el mismo, desde que empezó? En el libro se hace énfasis en que la homofobia es parte de la herencia judeocristiana, occidental, etc., y no en el hecho de que sólo determinados regímenes como los comunistas y fascistas, crean mecanismos de represión como las UMAP. Ese escamoteo, en un libro así -al que, por cierto, no hay que pedirle que esté escrieto, lo cierto es que no lo está- es imperdonable. Pero incluso la partes que no tienen que ver con la revolución son bastante flojas; por ejemplo, el epígrafe dedicado a Ortiz, que poco dice sobre la homofobia positivista. Si el libro se propone ser, no una simple colección de ensayos multidisciplinarios, sino un estudio sobre la sexualidad y la nación cubana, tiene que cubrir esos huecos, aun cuando no lo haga de manera lineal. Por eso digo que aunque de agradecer, es insuficiente.

34 by La historiadora (Usuario no autenticado) 08/08/2009 23:00

Ricky Martin, entiendo que el libro no tiene que ser lineal, ni apegarse a las periodizaciones clasicas, pero de ahi a hacer saltos apruptos o cortes en la periodizaciones muy drasticos y no justificados es otra cosa. Si tener una postura critica hacia el libro de Abel me hace ver como comunista o de que trato de que otras personas no lo lean, creo que nos falta rato para aprender a dialogar sin descalificar al otro, aprender a tomar posturas criticas, no es descalificar, ni mucho menos. Quisiera saltarme el comentario de caronte, pero no puedo. La nacion se tiene que explicar desde la sociedad, desde el revolucionario, desde el bodeguero, desde la puta y desde el camionero, como tu.

33 by Caronte (Usuario no autenticado) 08/08/2009 22:40

Las omisiones a la UMAP __gracias por la correccion, Sra_ y en general a la problematica de los patos en Cuba respecto al gobierno, es intencional, y calculado: si no lo hacia asi, no habia imprenta tampoco premio. No creo en un libro que le achaque la homofobia a toda una sociedad, a una por cierto machista, en vez de al verdadero culpable y atropellador de los derechos de los homosexuales, el gobierno nazi de Cuba. La institucionalizacion de la represion al "homoerotico __vaya termino! A lo Orlando Luis Pardo...__ como politica del tal gobierno es protagonista y no personaje secundario u olvidado del tema. Lo del homosexual mas victima en USA que en Cuba, es un disparate y uno tal vez ideologico. No me interesa, ademas, un libro mal escrito como dicen por ahi... Y no, no soy mercenario ni del PCC. Soy exiliado y me vendo solo al mejor postor: mi conciencia, mi criterio propio. Lo de troll si que se los dejo a su imaginacion... Saludos a todos, incluso al "academico", a sus ensalsadores y a los que me quieren callar, censurar. A la historiadora, al cochinillo, a Cespedes y demas partidarios de opinion, dobles saludos.

32 by Zacarías Monterrey (Usuario no autenticado) 08/08/2009 22:40

Un saludo………………. A la historiadora 24, y a Cochinillo Ilustrado, gracias por sus comentarios pero déjenme aclararle algo. Es cierto muchas cosas de las que dicen en sus comentarios. Es cierto que el tema no es nuevo, pero creo que se está hablando del libro en cuestión que sí es nuevo. Al menos las editoriales cubanas no suelen publicar libros con estos enfoques(perspectiva foucaultiana, diversidad sexual, teorías de género ect..). Es cierto que desde dentro de la Isla hay un grupo de historiadores entre ellos Marial Iglesias que tienen un trabajo muy serio. Pero que no olviden que Marial trabaja el 98. Abel Sierra y quien les habla somos parte de una generación que tuvo como profesores a Marial Iglesias, Emilio Ichikawa, Paul Ravelo, Alexis Jardines, Jorge Luis Acanda entre otros. Ninguno de ellos incluyendo a Marial han dado entrevistas de este tipo, ni dentro ni fuera. Por ejemplo, si usted lee: El Pensamiento Agónico de E.Ichikawa se da cuenta de lo que digo. Yo me quito el sombrero sobre el trabajo de mis profesores y respeto sus ideas. También le digo que existe un grupo de cientistas sociales desde la Diáspora que trabajan estos temas y muchos más, así como trabajos de estudiantes de Universidades Americanas, canadienses y europeas. Por ejemplo, cuando estudiante conocí una profesora norteamericana que desde la “perspectiva feminista” viajó a la Habana a intentar buscar información sobre su tesis “la participación femenina en la guerra de Angola”, como sabrá un tema invisibilizado tanto por la diáspora como por la academia cubana. Somos parte de una generación que participamos en las propuestas sugerentes de: Haroldo Dilla, Pedro Monreal, Julio Carranza entre otros. Creo que Isabella te respondió muy bien en su comentario. Para ti y para los que piensan que los demás no piensan, les digo que la realidad cubana está siendo abordada desde muchas disciplinas y enfoques teóricos(oficialistas, no oficialistas e independientes….). Bueno ahora les ofrezco datos sobre el libro de Sierra Madero, para usted y aquellos que son los “exégetas de la nueva ciencia cubana”. Por ejemplo, al referirse a las reformas de carácter formal del Código Penal Cubano sobre la figara del homosexual delictivo, y luego la de 1998, Sierra Madero dice lo siguiente: “ Mas, estas medidas no han sido suficientes, al punto que dentro del aparato jurídico-legal, sus funcionarios, al margen de las leyes han interpretado el travestismo como “un estado peligroso”, una figura delictiva sancionada por el Código Penal cubano, que tiene una función profiláctica e higienista, porque concede a las autoridades determinadas facultades sobre los sujetos considerados como vagos y antisociales, que pongan en peligro el orden social” (Sierra Madero, 2006:190) Historiadora y Cochinillo Ilustrado, creo que más claro ni el agua. Repito les agradezco sus comentarios polémicos. Pero si usted y Cochinillo publicaron algún libro en Cuba con este enfoque, por favor díganme la ficha para acercarlos a mi biblioteca. Un saludo desde la profundidades de Centro Habana

31 by Mr michigan (Usuario no autenticado) 08/08/2009 19:20

creo que Santiago Martín no puede estar más lejos de la verdad cuando dice que Abel Sierra "escribe extraordinariamente bien". Leí el libro hace poco y pienso que está bastante mal escrito. Pero insisto: ese no es el problema fundamental, sino las omisiones, que solo se explican por el afán de ganar un premio como el Casa de las Américas.

30 by Ricky Martin (Usuario no autenticado) 08/08/2009 19:20

Carlos Manuel de Cespedes, Exiliado y Caronte: Trabajan juntos enla misma oficina? Como se reparten el trabajo? Lo que estan haciendo es muy obvio, incluso ataca a aquellos que hablan bien de la entrevista. Caronte, eres muy ignorante para el puesto que te han dado. UMAP, con P, ok? Y ademas, eres tonto o que? El tipo es historiador y antropologo. Hace falta que te manden la informacion actualizada. Historiadora, donde estudiaste tu, en el pedagogico o en la escuela del partido? Si no sabes de transdisciplinariedad,por que usas esa palabra? Justamente por eso el libro no es lineal como te ensennaron en la escuela. El libro es mucho mejor que la entrevista, lo que pasa es que muy poca gente lo ha leido y ustedes por supuesto, estan tratando que nadie mas lo lea.

29 by Maria la O (Usuario no autenticado) 08/08/2009 19:20

Los trolls comunistas que se hann insertado aqui no han leido a Abel de primera mano, seguramente es lo que le han dicho desde "arriba" para desacreditarlo. Conozco a Abel desde hace tiempo y no es de perreticas.Lleva escribiendo desde hace tiempo. La historiadora no sabe nada de "Historia", Del otro lado... es un libro de ensayos transdisciplinares y nada tienen que ver con las periodizaciones que los historiadores estan nacostumbrados a hacer. A Caronte no voy a tomarme el trabajo de responder. Es un troll consabido y cubaencuentro deberia sacarlo de aqui y no darle voto. Lo mismo hace en el blog de Santiesteban y todos los blogs. Caronte eres un esbirro y un mercenario.

28 by Carlos Manuel de Cespedes (Usuario no autenticado) 08/08/2009 17:20

El tema ya es conocido, y tratado, de la misma forma por otros investigadores cubanos en Cuba y en el extrajero. Por eso, y por otros motivos, el trabajo de Sierra no es una revelacion ni mucho menos como dice el "cochinillo ilustrado". La senora Josiana Arroyo (puertoriquenia que trabaja en la universidad de Tejas y que dice haberle impresionado tanto el librito) es amiguita de Abel (que si venia a cada rato a los Estados Unidos representando a los acedemicos de Cuba -esto es, hasta que Bush le corto las alas). Esa senora, Arroyo, ademas, firmo una cartica hace unos anios contra el "imperialismo", el "bloqueo" y todas esas pendejadas que se les ocurren a los politicos cubanos. Asi que no me extrana tanta simpatia y tanto derroche de baba.

27 by Exiliado (Usuario no autenticado) 08/08/2009 17:20

Por algo ese libro ganó un premio tan oficialista como el Casa de las Américas y tuvo el respaldo de Barnet y el centro Fernando Ortiz. Si el libro hubiera cuestionado la homofobia castrista frontalmente, no como un asunto del pasado o del "quinquenio gris", sino como un elemento permanente de la ideología de ese régimen seguro no ganaba el premio. De todas formas es bueno saber que Sierra está haciéndose más crítico.

26 by Santiago Martin (Usuario no autenticado) 08/08/2009 17:20

Creo que esta es la mejor entrevista que he leido en Encuentro en la red, por la calidad del entrevistado, y las preguntas tan bien formuladoas e inteligentes. Mis respetos para Abel Sierra, que escribe extraordinariamente bien, como pocos. Me ha impresionado su lucidez y su valentia.

25 by Caronte (Usuario no autenticado) 08/08/2009 17:20

La nacion cubana no se puede explicar a traves de la sociedad. Que disparate es ese? Las entrevistas a mariquitas, lesbianas, bisexuales y travestis son el palo periodistico o editorial que ese tipo se invento para lograr el su boom. Imaginense ustedes un libro sobre uno de los temas prohibidos en Cuba, a gente tan marginada, de pronto en los estanquillos... Y todavia se llama academico a si mismo cuando no tiene ni formacion para hablar de ese tema. Hay que tener autoridad para ello. Hay que ser sexologo, antropologo, psicologo, tener una minima formacion sobre el tema para meterse a tratarlo. Con entrevisticas a los citados no se logra la pretendida profundidad que el mismo le atribuye a su trasnochado libro. Y todavia dice que en USA hay mas crimen contra los homosexuales que en Cuba, con lo mal que los trata el gobierno de alla, antes y ahora. Cuando en USA se han hecho redadas contra los mariquitas? Cuando se les ha reprimido por el gobierno? De donde es la UMAC? Este tipo lo que quiere es quitarle protagonismo a Mariela Castro y a lo mejor ella misma fue quien mando a darle la medalla casa de las america a su libro... Apuesto a que es un esnobico mas el "academico" este, uno en busca de temas controversiales por el solo hecho de lograr un palo periodistico o editorial, temas para los cuales no esta ni preparado. Un narcicista mas de las editoriales, en fin.

24 by La historiadora (Usuario no autenticado) 08/08/2009 9:20

Aqui hay que dividir entre la entrevista y el libro, porque varias personas se han referido al libro, pero lo ciero es que solo0 el cochinillo ilustrado y yo hamos dado datos concretos del libro. La entrevista puede ser muy buena, pero el libro es otra cosa, como dice el cochinillo ilustrado, promete, pero no da todo. El libro cojea bastante. Si de verdad el libro hubiera desenmascarado el CENESEX, nunca le hubieran dado el premio Casa de las Americas. Si en el periodo republicano, Abel Sierra pasa de rapidito, en el periodo revolucionario hace omiosiones que son cuestionables, como las que le apunto el cochinillo. Entonces el libro cojea mucho, porque si empieza bastante bien en esa construccion de la nacion a partir de la sexualidad, a medida de que se desarrolla la narrativa historica, el objetivo del autor no se sostiene, mucho menos con las entrevistas a travestis y jineteras. En fin, que le falto saber lidear con lo que es el trabajo multidisciplinario, con la historia, la antropologia y la sociologia. Isabellina, yo no estoy en cuba y como academica me las ingenio para ver que se esta haciendo en cuba. Hay muchas bibliotecas que tienen lo ultimo que se publico alla, asi que no hay pretexto. Si nos atenemos a internet, estamos fritos.

23 by Caronte (Usuario no autenticado) 08/08/2009 9:20

A mi tambien me parece una rabieta por no habersele reconocido los supuestos meritos a su "gran" obra, el disparate de explicar a la sociedad cubana a traves de la sexualidad, preferentemente de la de los mariquitas, las lesbianas y los trasvestis. Una autentica perreta por su libro no haber logrado lo que este otro cubanologo trasnochado esperaba. Una perreta publica mas, a lo Luis Orlando Pardo. Mi impresion es la de otro esnobico tratando de pegar con algo nuevo, en este caso un tema con una hipotesis de lo mas extrafalario ambos y en el del otro un estilo de escribir que nadie soporta por pedante y pesado. Por otra parte, es verdad que pasa de largo a los temas de la UMAC. El tipo parece hasta encabrona'o por poderle haber quitado el protagonismo a Mariela Castro. Otro triste caso de protagonismo a toda costa mas, es la impresion que me llevo de la entrevista.

22 by cochinillo ilustrado (Usuario no autenticado) 08/08/2009 7:00

Bueno, la entrevista está bien, dice las cosas como son, pero el libro es otra cosa. Promete mucho para entregar poco. Está bien lejos de ser una historia de la sexualidad en Cuba. Como comentó alguien antes, pasa de carrera sobre el período republicano, pero lo peor es que al llegar a la revolución resulta decepcionante. Las entrevistas con travestis y transexuales tienen interés, pero se echa de menos un análisis de la homofobia de los sesenta, las UMAP, la psiquiatría revolucionaria, etc. ¿Por qué Abel Sierra pasó esto por alto? La entreviasta huele a rabieta por no haber sido suficientemente promocionado su libro, cuando la verdad es que el libro no transgrede las normas de lo que se puede decir hoy en Cuba.

21 by admiradora (Usuario no autenticado) 08/08/2009 7:00

Buena entrevista, buenos criterios, buenos resultados, buena foto y.... buenísimo él.

20 by Isabella (Usuario no autenticado) 08/08/2009 6:40

Zacarías, ¡eres el nuevo Neo! Veo que J. Arroyo (No. 15 y 16) consiguió la versión del libro en PDF. Gracias a las informaciones que nos suministraste haré la gestión para que alguien me lo mande, pero tu idea es genial y ayudaría a mucha gente a conocer esta realidad desde un punto de vista menos oficial y más objetivo. Nada como golpear al sistema donde más le duele: difundiendo la información que no desean que se conozca. Por mi parte, le he recomendado la lectura de este texto a todos mis amigos.

19 by Pedro Carton (Usuario no autenticado) 07/08/2009 19:20

Muy buena entrevista, si los libros tienen la coherencia de la entrevista, se hace imprescindible leerlos.Gracias Cepero y Sierra

18 by Javier Menendez (Usuario no autenticado) 07/08/2009 19:00

Y donde estaba este chico, tan inteligente y del que por lo visto muyp oca gente conocia. Un reflejo mas de como la dictadura calla las mentes inteligentes. Me han impresionado sus respuestas, la claridad de sus ideas y la forma tan clara y directa en que habla. Gracias a cuba encuentro por esta entrevista.

17 by Tomás Moro (Usuario no autenticado) 07/08/2009 19:00

Muchas gracias, Zacarías.

16 by J. Arroyo (Usuario no autenticado) 07/08/2009 19:00

Muchas felicidades a Iris Cepero, a Abel y a cubaencuentro por publicar esta excelente entrevista. Abel Sierra lleva muchos años de trabajo como historiador en Cuba, y su generación de investigadores están produciendo trabajos de calidad similar. Críticos, serios y con propuestas políticas necesarias en la Cuba de hoy.Si bien es cierto que muchas veces no son los que llegan a los congresos académicos oficiales, cuando lo hacen, nos ofrecen una luz al final del túnel. Su libro, "Del otro lado del espejo" ya es lectura obligada en mis seminarios. Un abrazo Abel!

15 by Jossianna Arroyo (Usuario no autenticado) 07/08/2009 19:00

Excelente entrevista, felicidades a Iris y a Abel por su trabajo que muestra que sí existe un trabajo de investigación serio, crítico y maduro en nuevas generaciones de investigadores cubanos.Su crítica del CENESEX y de sus proyectos es acertadísima. Si los discursos como el género, la raza o la sexualidad continuan estableciéndose sobre las patologías científicas, morales o victimizantes de los discursos anteriores, no entramos al diálogo político que nos importa. Su libro "Del otro lado del espejo" que tenía solo en PDF, ya me llegó por medio de amigos así que ya es lectura obligada en mis seminarios. Un abrazo Abel.

14 by Zacarías Monterrey (Usuario no autenticado) 07/08/2009 16:20

Hola amigos de encuentro: Yo soy amigo de Abel Sierra, soy parte de esa generación que el dice amordazada y silenciada. Yo tengo acá su libro ahora mismo a mi lado, no sabía de la entrevista, aunque si sabía que estaba por LONDRES. Su libro se llama exactamente doy la ficha: Sierra Madero, Abel. (2006). Del otro lado del Espejo: La sexualidad en la construcción cubana. Edita Fondo Editorial Casa de las Américas, pags.291. Premio Casa de las Américas. Categoría Ensayo Histórico Social. Jurado/: Alberto Acosta(Ecuador); Claudia Briones (Argentina); Gisela Cánepa(Perú); Rossana Reguillo (México); Eduardo Torres Cuevas (Cuba). La primera Edición 3000 ejemplares. Por ejemplo Carlos Monsivais dice del Libro: “Es uno de esos libros indispensables de la nueva etapa latinoamericana de búsqueda de los prejuicios que tanto impiden la libertades esenciales, y que en los espacios del comportamiento sexual y el cultivo de lo singular tanto han postergado el conocimiento de las grandes ventajas de la diversidad . ¡Ah, que tú no escapes….!” Intentaré a partir de Septiembre escanearlo y ver como lo hago llegar a los foristas de encuentro. Si alguien me sugiere alguna forma, pues estoy en Cuba y todo lo que hago es HACKEANDO A LA DICTADURA, burlando sus espacios de represión….!. De todas maneras cuando lo tenga escaneado completamente ya se los haré saber, pero repito a partir de Septiembre. Espero haber satisfecho algo….! Un saludo……………….

13 by Isabella (Usuario no autenticado) 07/08/2009 16:00

Para el número 10, no es que lo diga, la práctica indica que lo soy. Lo remito a la entrevista sobre la cual comentamos. El autor tiene toda la razón cuando habla de la desinformación con la que tienen que lidiar los académicos cubanos. En mi caso particular, no resido en la isla y hace tiempo que no voy, de modo que lo que se produce localmente -sobre todo si son trabajos de este corte- me llega con bastante retraso. ¿Por qué ocurre eso? Lo que se sabe no se pregunta. Por desgracia, no son académicos como Abel Sierra o intelectuales como Yoani Sánchez los que representan a Cuba en eventos como el que tuvo lugar recientemente en Queen's university. De eso es de lo que se trata, de dejarle espacio a esta pluralidad de pensamiento, porque sin diálogo no hay reflexión que estimule el cambio. No he leído al autor, repito, por eso no puedo profundizar en mi criterio, solo emití una hipótesis y una opinión personal ante el hallazgo. Agradezco sus recomendaciones de lectura. Saludos.

12 by Ralf (Usuario no autenticado) 07/08/2009 16:00

Esta entrevista deberian de leerla los "izquierdosos" de otros paises que ven en Mariela y el cenesex un signo de apertura.

11 by root (Usuario no autenticado) 07/08/2009 16:00

Y que? El unico "libro" que los cubanos leen mensualmente es la "libreta de racionamiento", fuera de esi solo se preocupan por menear las caderas con los vulgares de "gente de zona". Este muchacho, el pobre, se esta jamando un cable que ni los esclavos cuando los traian de africa. Aploma y buscate una beca de doctorado en la UNAM, lo demas, lamentablemente, es basura.

10 by La historiadora (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:40

Isabella, tu que dices que eres acadenmica, te recomiendo que te actualices con algunos autores cubanos que estan haciendo trabjo multidisciplinario en cuba. sobre todo hay una escuela de historiadores que lo estan haciendo desde hace mas de 10 años, asi que el trabajo de abel, aunque es bueno, no es la grannn novedad, como lo es Marial Iglesias, por ejemplo. Revisando su libro, este tiene unos saltos en lineas temporales, que son graves, sobre todo tratandose de un historiador. Es tanta la prisa de abel sierra por llegar al periodo revolucionario, que hace un revision apresurada del periodo republicano. si bien la tematica que aborda, la construccion de la nacion a partir de la sexualidad, es sumamente novedosa, es tanta la prisa del autor, que se queda a medias, asi que no todo lo que brilla es oro.

9 by www.lalocadelblog.blogspot.com (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:40

Esta entrevista desenmascara claramente al CENESEX y sus proyectos manipulatorios.Gracias cubaencuentro!!!

8 by el estudiante (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:40

Estoy acostumbrado a leer entrevista aqui en esta pagina.. pero una como esta nunca habia salido.. Estos son los verdaderos escritores que se adentran en el corazon de los problemas, que llegan a los sentimientos mas profundos y son capases de tocar con sus escritos las partes mas sencibles del ser humano,, gracia por escribir un libro con coraje y desviarte totalmente del populismo de Mariela Castro que no es solo ... mas que un instrumento del gobierno para que se diga en el mundo entero ummm cuba esta cambiando... Estos son las cosas como tu libro un llamado a la refleccion de un pais homofobico y rasista

7 by Lorenzo Armenteros. (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:40

El libro es estupendo. Lo "conseguí" en Cuba, donde se debería vender en La Casa de las Amérericas. Traten de hacerlo y verán los resultados. Tiene que ver con lo mismo que él dice en la entreavista.

6 by Mary Trini (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:40

Muy buena entrevista, es larga pero es una delicia. Que lucidez, que valiente!!!!!. La segunda y la tercera parte me gustaron mas que la primera, sobre todo cuando habla del voto, de la marginalidad y de la cademia cubana. Mis felicitaciones para ambos y para cubaencuentro.

5 by vladimir D. l. t. (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:40

abelito mi hermano que gusto saber de ti, que te cuides mucho amigo, te escribe, VLADIMIR el de filosfia, compartimos muchas cosas amigo en la universidad. Dios te bendiga. y muchas felicidades.

4 by Gustavo Grillo (Usuario no autenticado) 07/08/2009 13:20

De acuerdo con los restantes comentarios. Esto es un ejemplo del tipo de entrevistas o artículos que Cubaencuentro debe publicar mayoritariamente.

3 by Tomás Moro (Usuario no autenticado) 07/08/2009 11:00

Totalmente de acuerdo con Isabella. Necesitamos más entrevistas (y artículos) que trasciendan esquemas. Se agradece cuando las hay, como en esta ocasión. Una pregunta para Iris Cepero: ¿Dónde podemos conseguir los dos libros de Sierra?

2 by Tony el adicto a la libertad (Usuario no autenticado) 07/08/2009 11:00

Muy buena entrevista gente como esas es lo que Cuba necesita MIS FELICITACIONES

1 by Isabella (Usuario no autenticado) 07/08/2009 8:40

¡Excelente entrevista! Mis felicitaciones a Iris Cepero y a Abel Sierra, a quien descubro hoy. ¡Qué pensamiento tan lúcido el de este autor! Por lo que cuenta, su obra tiene un enfoque completamente multidisciplinario, cosa novedosa en las ciencias sociales cubanas. ¿Será que estamos asistiendo al nacimiento de una nueva academia en Cuba? Algo tan necesario, sobre todo porque da pena ver a los mismos académicos de siempre repitiendo discursos oficialistas, gastados y obsoletos, tanto dentro como fuera de la isla. Resulta vergonzoso pues de manera general en las universidades se gesta el alto pensamiento de las naciones, se forman a las personas que luego podrán aportar cambios sociales gracias al conocimiento que generarán en sus respectivos campos de especialización. Claro que nada de eso ocurre en Cuba, al menos en el área de este señor. Buscaré el libro porque me ha dejado muy intrigada. Intelectuales como Abel Sierra son los que precisamos para edificar la Cuba del mañana. Aunque no le interese el ejercicio del poder, si yo pudiera lo nombraría ideólogo de un nuevo gobierno. Me ha encantado la forma en que llama cada cosa por su nombre y, sobre todo, como critica sin ambages los puntos flojos del proyecto del CENESEX, así como la línea político-ideológica del gobierno cubano actual. A Cubaencuentro, muy a pesar de todas las crisis que hoy atraviesan el portal y la revista: mil gracias por subir la parada publicando entrevistas como esta, tan necesarias. No olviden que muchas veces en las situaciones de gran depresión es donde se generan ideas y soluciones brillantes. Saludos y mucha suerte.

Subir


En esta sección

Entrevista a Matías Montes Huidobro

Arístides Falcón , Miami | 19/04/2019

Comentarios


Dime qué lees y te diré quién eres

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 22/03/2019


Dime qué lees y te diré quién eres

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 22/02/2019


Dime lo que lees y te diré quién eres

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 18/01/2019


El viaje y viraje cubano de Patricio Fernández

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 28/12/2018

Comentarios


Dime lo que lees y te diré quién eres

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 30/11/2018


No voy al teatro a ver diatribas

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 16/11/2018



Inventar una imagen del presente

Carlos Espinosa Domínguez , Aranjuez | 09/11/2018


Ernesto Fundora y «Lezama Lima: Soltar la lengua»

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 26/09/2018

Comentarios


Entrevista con el autor de «La polis literaria»

Carlos Olivares Baró , Ciudad de México | 04/07/2018

Comentarios


Subir