Actualizado: 25/07/2017 9:46
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Cuba, Disidencia, Oposición

Democratización de Cuba vs izquierda democrática

La izquierda democrática cubana ha roto con la hegemonía de la “izquierda castrista” en torno a la izquierda internacional

Comentarios Enviar Imprimir

La izquierda democrática cubana es necesaria e indispensable en el proceso de democratización de Cuba.

Hay que tener en cuenta que para el montaje del totalitarismo personalista, paralelamente a la destrucción de todo vestigio de propiedad privada y oposición partidista organizada, Fidel Castro destruyó también cualquier vestigio de izquierda contestataria.

Al inicio de la década del 60 del siglo XX creó las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI) con el objetivo de no permitir partidos de oposición. Como las ORI estaba muy controlada por dirigentes del Partido Socialista Popular (comunistas), con la justificativa de luchar contra el sectarismo de los viejos comunistas disolvió la institución y desarrolló una cacería de bruja contra los comunistas que no eran afines a su autoridad totalitaria de ordeno y mando, a la vez que intentaba someter a los restantes cuadros del viejo partido a su voluntad política, para lo cual creó el Partido Unido de la Revolución Socialista (PURS).

Posteriormente en 1968 desató un proceso judicial contra lo que calificó como micro-fracción, juzgando y condenando a varios años de cárcel a varios viejos comunistas entre ellos a Aníbal Escalante, antiguo dirigente del PSP y las ORI, por sus críticas a las políticas fidelistas.

Les recuerdo a los demócratas cubanos que dentro de esos condenados figuraba Ricardo Bofill, que posteriormente, en las prisiones cubanas, juntos a los hermanos Arcos Bernes y otros iniciaron la lucha por los derechos humanos, que fue el embrión de la disidencia\oposición actual que contra viento y marea ha desarrollado la lucha por la democracia de Cuba hasta el momento actual.

También a mediados de la década del 60 del citado siglo fue llevado a cumplir largas condenas al Castillo del Príncipe un núcleo de trotskistas contestatario del totalitarismo estalinista castrista.

Ya en los 90 se creó la Corriente Socialista Democrática que tenía entre sus principales figuras a Vladimiro Roca, hijo de Blas Roca, con una línea de crítica abierta al Gobierno que se declaraba socialista.

Hay que decir también que cualquier manifestación individual dentro de PCC que oliera a disidencia política, históricamente, fue reprimida por la seguridad del Estado y el aparato ideológico del partido, como ocurrió con miles de cuadros, después de las causas 1 y 2 contra los generales Ochoa y Abrantes, quienes fueron “jubilados”, cesanteados o pasados a cumplir “otras misiones”, por haber mostrado alguna inclinación pro-perestroika.

Hay que reconocer que existe una amplia izquierda democrática independiente diversa que está en pie de lucha por la democratización de Cuba ya sea mediante un discurso marxista, trotskista, anarquista\libertario\ambientalista o humanista que es mi caso, soy budista.

Por un lado, además de constituirse como izquierdas independientes estas diversas corrientes usan una narrativa accesible y entendible por la nomenclatura del partido\Gobierno\Estado cubano por su militancia y por sus periferias académicas, educacionales, intelectuales y artísticas a los cuales hay que llevar el pensamiento democratizador que Cuba necesita.

Por otro lado, la izquierda democrática cubana ha roto con la hegemonía de la “izquierda castrista” en torno a la izquierda internacional y particularmente de la izquierda latinoamericana.

La idea de algunos opositores de excluir a la izquierda democrática del proceso de democratización de Cuba, presentándola como una simple extensión o nueva versión del “socialismo” castrista, solo sirve a los interesados en la división del movimiento opositor y disidente y además de irresponsable y divisionista, es contraproducente.


Este artículo fue publicado en el Boletín SPD No. 222 (39/año 8). La Habana, 26/Agosto-2016.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.