Hazte amigo de Cubaencuentro y colabora

  • Registrarse
  • Iniciar sesión

Actualizado: 18/09/2014 1:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Opinión

Gross, Represión, Disidencia

Perros hueveros

Mientras el Gobierno cubano dice querer “negociar” con Washington, se niega a conversar con quienes pacíficamente se les oponen dentro y fuera de la Isla, y prohíbe a su ciudadanía el libre acceso a Internet

Comentarios Enviar Imprimir

Según un viejo proverbio chino —el principio de la sabiduría es llamar las cosas por su nombre—, me complace que el artículo Alan Gross: por una solución negociada, publicado por el Sr López Levy en El Nuevo Herald el pasado 8 de noviembre, “abogue por la liberación inmediata de Alan Gross aunque lo haga desde su visión y perspectiva. Además me alegro verle coincidir con el ex representante Rivera en que “Es indignante que la Administración Obama podría estar negociando con un régimen terrorista para liberar a un rehén estadounidense”. Independientemente de si el ex representante Rivera es culpable o no de las faltas reales o ficticias de las que se le acusa. Bravo por López-Civilidad, admiro su bipartidismo.

En lo que comenzamos a no coincidir es cuando dice que “nada de esto tiene que ver con Gross o con Cuba”. Al contrario.

La importancia de mantener a raya a los Estados patrocinadores del terrorismo es porque estos proporcionan un apoyo crítico indispensable para estos facinerosos. Sin ellos, los terroristas tendrían más dificultades para obtener fondos, armas, los materiales necesarios para su tarea, santuarios donde esconderse, entrenarse o curarse, así como plataformas desde las cuales llevar a cabo sus operaciones. Como bien dice López-Calleja, “el Departamento de Estado no ha registrado una sola acción terrorista patrocinada por Cuba en dos décadas”.

Los aparatos de inteligencia cubana cuentan con una experiencia de más de 50 años en estas lides y han aprendido a borrar sus huellas. Por eso, según López-Levy, “el Departamento de Estado no ha registrado una sola acción terrorista patrocinada por Cuba en dos décadas”. Ha sido sobradamente documentada la participación de Cuba a través de su Instituto de Amistad con los Pueblos, los No Alineados, sus diplomáticos, y agentes encubiertos y de influencia entrenando y financiando cuanto grupo terrorista ha tocado a su puerta.

Dada la proyección internacionalista de los Castro, y siguiendo los preceptos del asesino Ernesto “Che” Guevara, quien cuando se refería a la táctica para conseguir la hegemonía mundial del comunismo enunció: “Hay que llevar la guerra hasta donde el enemigo la lleve: a su casa, a sus lugares de diversión, hacerla total. Hay que impedirle tener un minuto de tranquilidad, un minuto de sosiego fuera de los cuarteles, y aun dentro de los mismos; atacarlo dondequiera que se encuentre, hacerlo sentir una fiera acosada por cada lugar que transite. Crear dos, tres, muchos Vietnam”. Y explicó perfectamente el método: “El odio como factor de lucha; el odio intransigente al enemigo, que impulsa más allá de las limitaciones naturales del ser humano y lo convierte en una efectiva, violenta, selectiva y fría máquina de matar”. Esto se tradujo en el apoyo de Cuba a grupos terroristas en América como el instaurado por el mismo Guevara en Bolivia, en Argentina a los Montoneros, en Chile al Frente Patriótico Manuel Rodríguez, en Colombia a las FARC y ELN, en El Salvador al Frente Farabundo Martí, en Guatemala a la Unidad Revolucionaria Nacional de Guatemala, en Honduras a Unificación Democrática, en México al Ejército Zapatista, en Nicaragua al Frente Sandinista, en Perú a Sendero Luminoso y al Túpac Amaru, en Uruguay a los Tupamaros y en Venezuela a FALN. A pesar del horror que esto significa, en Cuba hasta hoy se obliga a los niños a jurar todas las mañanas “Seremos como el Che”.

Connie Mack, en mayo de 2012, y basándose en informaciones que se le son accesibles, declaró que “a pesar de que Cuba es una isla pequeña, tiene un alcance global y pretende socavar los intereses estadounidenses y nuestra seguridad a través del terrorismo, la inteligencia y la guerra irregular”. También añadió Mack que China ha desarrollado una relación especial con Cuba, con vista a conseguir información confidencial. China se ha encargado de la reinstauración de la antigua base de espionaje de Lourdes. Agrega Mack que mientras el pueblo norteamericano lloraba sus víctimas, los agentes de la inteligencia cubana inventaban pistas falsas con el fin de desviar la investigación de EEUU de los ataques terroristas del 9/11. No me extraña.

Enumeremos hechos: Captura de la Red Avispa en 1998, el FBI arresta a Kendall Myers, un funcionario del Departamento de Estado jubilado junto en junio de 2009. Ana Belén Montes, es condenada en 2002 por espionaje y el envío de información clasificada al régimen cubano. En 2006, encarcelamiento del matrimonio Álvarez, profesores de FIU, quienes venían colaborando de una u otra forma con el Gobierno cubano desde 1974. Nunca seremos capaces de cuantificar el nivel de daño que esta gentuza ha perpetrado en contra de nuestros hombres y mujeres que velan en el extranjero por la salvaguardia de nuestra libertad.

La solidaridad de Cuba nunca ha faltado a los terroristas como Sadam Hussein, Moamar El Gadafi, Idi Amín, Bashir Al Assad, Yasser Arafat, y otros. Cuba ha sido refugio y campo de entrenamiento de la mayoría de las organizaciones terroristas islámicas, entre ellas Hamas, Hezbollah y la Yihad Islámica, así como a la ETA vasca y el Sinn Fein-IRA irlandés. Nadie ignora sus estrechos vínculos con Irán.

Vuelve a equivocarse López-Calleja cuando niega que Alan Gross sea un rehén del régimen castrista. Gross había realizado el mismo tipo de gestiones en otros países sin consecuencias para su salud o su libertad. Mientras el Gobierno cubano hace lo indecible por “negociar” con los norteamericanos, se niega conversar con quienes pacíficamente se les oponen dentro y fuera de la Isla, prohíbe a su ciudadanía el libre acceso a Internet y llega al punto de bloquear la posibilidad de que sus víctimas comuniquen sus abusos al exterior. Al mismo tiempo Cuba bloquea Háblalo sin miedo, un sistema utilizado por los cubanos para grabar mensajes de voz de hasta tres minutos que luego son enviados automáticamente a activistas, periodistas y blogueros suscritos al sistema.

Cuba retiene a Gross injustamente para obligar a Estados Unidos a hacer concesiones, ya sea para impulsar su campaña propagandística a favor de la liberación de los cinco asesinos de la red avispa o para que les saquen de la lista de los países que apañan terroristas, con el objetivo de lograr los viajes masivos de norteamericanos a la Isla. Estos dos cometidos son las metas a alcanzar, tanto por el Gobierno cubano como por quienes simpatizan con el mismo en el exterior.

Que yo sepa, en Cuba sigue gobernando la misma familia y sus acólitos apuntalada por las mismas fuerzas represivas, en torno al mismo partido único. Nada ha cambiado en ese aspecto, ni en muchos otros. Tampoco ha cambiado es el carácter represivo del estado cubano. En estos días para conmemorar la Declaración Universal de Los Derechos Humanos, el régimen ha iniciado una campaña de arrestos, amenazas y abusos contra los opositores pacíficos reafirmando un refrán que dicen los guajiros de mi tierra: “Al perro huevero… aunque le quemen el hocico…”


El artículo de Arturo López-Levy puede leerse en este enlace en El Nuevo Herald.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (http://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.