Actualizado: 12/07/2024 0:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Política

Esperando lo obvio

¿El 24 de febrero se rompe el corojo? ¿Qué depara el gran circo político nacional?

Comentarios Enviar Imprimir

Y en el gran circo, los payasos fueron los primeros. Raúl Castro abrió su colegio electoral, ni que ya eso no estuviera planeado, y Carlos Lage votó por Fidel. El voto de este último fue secreto, también, no por el contenido, sino porque nadie sabe dónde lo hizo. Apenas supimos de su acto por un mensaje escrito.

Nada de nuevas noticias, las fanfarrias eran las esperadas… El 96%... la inmensa mayoría dio un "sí por la patria, por la revolución y Fidel"… La Mesa Redonda fue contundente, los aplausos de Arleen, Randy, Renato y Lázaro inundaron los estudios. Es tan repetitivo el discurso que ya no hace gracia ni con cosquillas.

Los "pioneros" volvieron a levantarse, casi en ayuna, para decir "votó" y ganar un bocadito de jamón y un TuKola; extraña y soñada ambición para sus días. El conteo de votos fue público… y dicen que no hubo fraude.

Diversos medios de prensa llamaron a las elecciones cubanas "un proceso sin oponentes" y enfocaron la atención sobre un hecho curioso (sólo para foráneos): en las urnas, en la mayoría de ellas, estaba la foto de uno de los candidatos: Castro.

¿Y cómo dicen que están prohibidas las campañas electorales en Cuba y que nadie invierte un centavo en ellas", se preguntaron algunos. ¿De dónde salieron las fotos de un Fidel más joven, robusto, sereno, casi angelical, repartidas con anticipación por toda la Isla?

Las imprentas hicieron posible otro nuevo domingo de descaro nacional. Ahora, los altivos cubanos esperarán con ansiedad la posibilidad de que el dictador pueda llegar vivo al 24 de febrero, para volverlo a nombrar "presidente" de un país abierto… más abierto que nunca a las amenazas de Chávez de una federación de naciones, a los créditos chinos y brasileños, a lo que sucederá si Hillary Clinton o John McCain, o quien sea, ganan las presidenciales en EE UU. Sin embargo, cerrado a los que puedan pensar algunos cubanos sobre un futuro mejor, o a una nación con todos.

Para muchos, el gran interés se centra en el día 24 del próximo mes, cuando "los elegidos" "decidan" si es Fidel o Raúl el presidente de todo. Algunos ven diferencias entre ellos, pero la realidad que se vive en la Isla apenas denota cambios o transformaciones sustanciales tras el artificioso traspaso.

Lo penoso es que exista una ley electoral que haga esperar lo obvio. Nadie dice si en febrero habrá más pan, carne o huevos. Lo seguro, lo que sin dudas acontecerá, es la llegada de nuevas Yutong al Palacio de las Convenciones, que volverá a colmarse con los que hacen del circo político nacional, el gran espectáculo de la supervivencia, el gran zoo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.