Actualizado: 03/07/2020 15:57
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Amenazan con derrocar un gobierno que no sea el de Evo Morales

El senador Román Loayza dijo que el Movimiento Al Socialismo mantiene conversaciones con 'generales y coroneles' y llegará al poder aunque sea por la fuerza.

Enviar Imprimir

Un importante dirigente del Movimiento Al Socialismo (MAS), al que pertenece el candidato presidencial Evo Morales, advirtió este miércoles que promoverá el derrocamiento de su principal adversario, Jorge Quiroga, si llega al gobierno mediante las elecciones del próximo 18 de diciembre, informó la AP.

En rueda de prensa, el senador Román Loayza, advirtió que Morales será presidente "por las buenas o por las malas" y basó sus advertencias en que los movimientos sociales en que se cimienta el MAS ya depusieron a Gonzalo Sánchez de Lozada (2003) y a Carlos Mesa (2005).

Señaló que Bolivia no está dispuesta a aceptar un gobierno "neoliberal" como el que supuestamente encabezaría el ex presidente Quiroga (2001-2002), y que el MAS mantiene conversaciones con "generales y coroneles" del ejército y con policías para ingresar al poder incluso por la fuerza.

Ante la pregunta de si se refería a promover una acción al margen de la Constitución, Loayza respondió: "Estamos coordinando de esa manera entre las organizaciones vivas y estos compañeros militares, porque anteriormente en las movilizaciones ellos querían hacer golpe militar con los coroneles, con los generales. Ahora, ya no vamos a permitir eso, sino, vamos a entrar (al poder) de mutuo acuerdo".

Ultimas encuestas de la red televisiva Bolivisión, conocidas esta semana, señalan que Morales tiene una tendencia de voto del 30,1%, Quiroga cuenta con un 27,5% y el respaldo al acaudalado empresario Samuel Doria Medina suma un 12,9%.

Las declaraciones de Loayza, quien es además un importante dirigente campesino, merecieron la aclaración del diputado del MAS Gustavo Torrico, quien dijo que el partido "está en el juego democrático" y nunca promovería un golpe de Estado.

Pero Loayza insistió en que si Quiroga asume la presidencia el 22 de enero, una acción de fuerza con la participación de militares y policías "posiblemente sin echar sangre" lo expulsará del gobierno antes de cumplir los seis meses de su eventual gestión.

"Las otras movilizaciones pasadas de mayo y junio han sido pacíficas", dijo Loayza en referencia a las protestas que obligaron a renunciar a Mesa.

"Ahora, un movimiento viene contra los neoliberales, contra los partidos tradicionales, ya no pacífico, sino a enfrentar, por eso Evo Morales va a ser presidente de a buenas o de a malas, lo digo con toda sinceridad", agregó.

Loayza indicó que lo ideal sería que Morales obtuviera el 50% más uno de los votos en las elecciones para ser ungido en las urnas, pero que ante la improbabilidad de que así sea, a su juicio, Quiroga llegará a la presidencia con el apoyo de Doria Medina.

La Constitución boliviana señala que en caso de que ningún candidato obtenga la mayoría absoluta, el Congreso debe elegir presidente de la nación entre los dos más votados en las urnas.

"Por lo tanto, decimos las organizaciones vivas que Quiroga no va a aguantar ni seis meses, y para entonces ya vamos a tener un ganador (Evo Morales), y ese ganador tiene que sentarse a la silla presidencial, para eso ya tenemos conversado con algunos militares y con algunos de la policía. Posiblemente sin echar sangre, vamos a entrar al palacio", insistió Loayza.