Actualizado: 01/06/2020 20:01
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Previsiones electorales

¿Adónde irá el continente?

Los próximos comicios podrían acentuar un giro a la izquierda.

Enviar Imprimir

Los comicios de la semana pasada en Honduras han marcado el principio de una docena de elecciones presidenciales que podrían acentuar el giro a la izquierda de la caravana política latinoamericana. En todo caso, son la prueba más difícil para la democracia en la región desde el fin de las dictaduras militares.

Cuatro quintas partes del electorado irán a las urnas en poco más de un año. A la contienda hondureña seguirán otras en Chile (diciembre 11, 2005), Bolivia (diciembre 18), Haití (enero 8, 2006), Costa Rica (febrero 5), Perú (abril 9), Colombia (mayo 28), Ecuador (previstas para mayo), México (julio 2), Brasil (octubre 1), Nicaragua (noviembre 5) y Venezuela (diciembre 4).

El ciclo electoral cobra mayor relieve tras informar la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) que la pobreza cunde entre 213 millones de personas (40,6 por ciento de la población).

Este malestar generalizado será refractado por el prisma electoral de cada país. En Honduras, por ejemplo, las causas de la violencia rampante (un asesinato cada tres horas) vienen de la pobreza, que atenaza al 70 por ciento de la población, pero su referente principal son las pandillas juveniles (maras).

El candidato del Partido Nacional (gobernante), Porfirio Lobo, centró su campaña en reimplantar la pena de muerte para frenarlas y restablecer la tranquilidad ciudadana. A esto se opuso Manuel Zelaya (Partido Liberal) y la disyuntiva terminó arrastrando a los demás candidatos por encima de las cuestiones de fondo.

El director de la CIA, Porter Goss, considera que las próximas elecciones presidenciales en América Latina son también "fuente potencial de inestabilidad", tras el fallido golpe de Estado en Venezuela (2001) y las protestas que han depuesto a mandatarios constitucionales en Argentina, Haití, Ecuador y Bolivia. El populismo radical del presidente venezolano Hugo Chávez se expande sobre todo hacia Bolivia, donde al parecer tendrá lugar la contienda electoral más aguda.

Las encuestas dan el 33 por ciento de intención de voto al líder indígena Evo Morales, quien cuenta con el apoyo de Chávez y Castro para derrotar al ingeniero Jorge Quiroga, educado en Estados Unidos. Si ninguno logra la mayoría absoluta, el Congreso deberá escoger al presidente. Si no gana de entrada en las urnas, Morales podría reclamar la victoria o alegar fraude para desencadenar de nuevo convulsiones sociales.

La circunstancia más novedosa es el toque femenino en Chile y Perú, donde las candidatas Michele Bachelet y Lourdes Flores, respectivamente, encabezan los sondeos. Lo demás es costumbre. Desde los ex presidentes que, como Quiroga en Bolivia, intentan regresar al poder: Alan García y Valentín Paniagua (Perú), Oscar Arias (Costa Rica) y Daniel Ortega (Nicaragua), hasta los actuales mandatarios que pretenden repetir.

Álvaro Uribe logró cambiar el orden constitucional colombiano y tiene ya la reelección en el bolsillo. Su incómodo vecino Hugo Chávez parece atornillado a la silla presidencial en Miraflores y Lula es otro que parece ratificarse, gracias a la bonanza económica de Brasil, que no se altera por los escándalos de corrupción.