Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Libia

Aviones de la OTAN atacan depósitos de armas del Gobierno libio

El conflicto libio permanece estancado y la guerra se centra cada vez más en la ciudad portuaria de Misrata, la última ciudad en el oeste controlada por los rebeldes

Comentarios Enviar Imprimir

Aviones de la OTAN atacaron el lunes depósitos de armas del Gobierno libio en la ciudad sudeste de Zintan, en una señal de que el conflicto en la región de las montañas del oeste se está profundizando en medio de la campaña de los rebeldes para derrocar a Muamar el Gadafi.

“Los ataques aéreos ocurrieron a eso de las 11 hora local (09:00 GMT). Vimos grandes columnas de humo y escuchamos explosiones”, dijo un portavoz rebelde en Zintan, que se identificó como Abdulrahman. No hubo comentarios inmediatos de la OTAN ni de Trípoli.

Dos meses después del inicio del conflicto, ligado a otros levantamientos en el mundo árabe, los rebeldes controlan Bengasi y localidades en el este, mientras que el Gobierno está afianzado en la capital y en otras grandes ciudades.

Trípoli dice que la mayoría de los libios apoya a Gadafi, que los rebeldes son delincuentes armados y milicianos de Al Qaeda y que la intervención de la OTAN es un acto de agresión colonial de potencias extranjeras que quieren robar el petróleo del país.

Los rebeldes se enfrentan a un Gobierno con una capacidad militar superior y más recursos, pero lograron superar un obstáculo financiero el lunes al vender petróleo por un valor de 100 millones de dólares pagados a través de un banco qatarí en dólares estadounidenses, dijo un miembro de su grupo de apoyo de petróleo y gas.

Los rebeldes necesitan urgentemente el dinero para comprar comida y medicamentos. Esto llevó a los países occidentales y árabes a prometer la semana pasada una fuente de efectivo que podría llegar a miles de millones de dólares.

En otro impulso a las finanzas rebeldes, las autoridades egipcias han puesto al primo de Gadafi Ahmed Gadafi al-Dam bajo arresto domiciliario en la ciudad de Nasr, y tiene previsto confiscar sus fondos y propiedades y deportarle a Bengasi, según la página rebelde Brnieq, que citó una fuente fiable.
El conflicto libio permanece estancado y la guerra se centra cada vez más en la ciudad portuaria de Misrata, la última ciudad en el oeste controlada por rebeldes que se aferran a ella frente al asedio gubernamental y semanas de intensos combates que continuaron el lunes.

“Hay combates ahora en el este, oeste y sur de Misrata. Esto incluye las áreas de al-Guiran, Buruya y Zeriq”, indicó un portavoz rebelde llamado Reda desde Misrata.

“También hay combates cerca del aeropuerto. Los revolucionarios controlan el lado oeste, mientras que las brigadas siguen controlando el lado sudeste del aeropuerto. La OTAN atacó hoy las zonas de Tamina y Chantine, al este de la ciudad”, explicó Reda a Reuters por teléfono.

Otro portavoz rebelde en la ciudad, Abdelsalam, confirmó estos comentarios y señaló que los rebeldes seguían intentando extinguir incendios en un depósito de combustible, bombardeado el viernes por el Gobierno. El ataque provocó desabastecimiento de combustible, señaló.

Un barco fletado por el Comité Internacional de la Cruz Roja llegó el lunes a Misrata con suministros médicos, piezas para reparar sistemas eléctricos y de agua corriente y comida para bebés, según la organización.

La ferocidad de los enfrentamientos en aquella región quedó en evidencia en una pequeña clínica en la ciudad de Dehiba, en la frontera con Túnez, donde rebeldes heridos en Zintan buscan tratamiento.

La mayoría sufrieron heridas de bala en combates cuerpo a cuerpo cuando intentaban contener a las fuerzas del Gobierno al este de Zintan. Once personas murieron el sábado y sus nombres fueron anunciados en un campo de refugiados en Dehiba donde viven sus familias.

“Son héroes, son muyaidines”, dijo Jamal Maghroub, cuyo sobrino fue uno de los muertos.

La región, donde vive la minoría étnica bereber, fue una de las primeras en levantarse contra Gadafi, que está en el poder desde 1969. La lucha se ha intensificado desde que los rebeldes tomaron el cruce de frontera en Dehiba el mes pasado, abriendo una carretera importante para los necesitados suministros.

Pero su control sobre las montañas es precario y no hay señales de que puedan contrarrestar la superioridad militar de las fuerzas leales a Gadafi.

El grupo Human Rights Watch, basado en Nueva York, ha acusado a las fuerzas del Gobierno de cometer “repetidos ataques indiscriminados” en áreas residenciales en las localidades de Nalut, Takut y Zintan.

La guerra ha dejado miles de muertos y ha causado situaciones apremiantes, sobre todo para los inmigrantes africanos que tuvieron que escapar.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.