Actualizado: 23/09/2022 21:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia, Ucrania, Putin

Blogueros extremistas rusos descontentos con Putin por los fracasos militares en Ucrania

El papel sorprendente que los bloggers militares prorrusos en la red social Telegram han jugado en la configuración de la narrativa de la guerra, un tema al que ya se ha referido Rafael del Pino en esta publicación

Comentarios Enviar Imprimir

Aunque el presidente ruso Vladimir Putin ha logrado eliminar a casi toda la oposición liberal y prodemocracia en su país, aún enfrenta el riesgo de descontento del extremo conservador y nacionalista del espectro político, según The New York Times.

Por el momento hay pocos indicios de que estos halcones se volverán contra Putin como resultado de la aparentemente exitosa contraofensiva de Ucrania, pero los analistas creen que su creciente disposición a criticar públicamente a los líderes militares apunta a un descontento latente dentro de la élite rusa, escribe Anton Troianovski en The New York Times.

El Kremlin, como de costumbre, ha tratado de minimizar los contratiempos. El Ministerio de Defensa describió la retirada como una decisión de “reagrupar” a sus tropas, aunque anteriormente el ministerio había señalado que se estaba moviendo para reforzar sus posiciones defensivas en la región.

Sin embargo, en internet los fracasos militares de Rusia han estado a la vista. Ello subraya el papel sorprendente que los bloggers militares prorrusos en la red social Telegram han jugado en la configuración de la narrativa de la guerra. Si bien el Kremlin controla las ondas de televisión en Rusia y ha bloqueado el acceso a Instagram y Facebook, Telegram sigue siendo de libre acceso y está lleno de publicaciones y videos de partidarios y opositores de la guerra por igual.

Los blogueros a favor de la guerra son ampliamente seguidos, algunos están integrados con las tropas rusas cerca de la línea del frente y reflejan y amplifican el mensaje falso de Putin de que Rusia está luchando contra los “nazis” y se refieren a los ucranianos de manera despectiva y deshumanizante. Pero también están divulgando información mucho más detallada, y según los analistas precisa, sobre el campo de batalla que lo que cuenta el Ministerio de Defensa ruso, el que se afirma que está subestimando al enemigo y ocultando malas noticias al público.

Uno de los blogueros, Yuri Podolyaka, que es ucraniano, pero se mudó a Crimea luego de su anexión en 2014, dijo el viernes a sus 2,3 millones de seguidores en Telegram que, si el ejército continuaba minimizando sus reveses en el campo de batalla, los rusos “dejarían de confiar en el Ministerio de Defensa y pronto el gobierno en su conjunto”.

Fueron los bloggers quienes primero hicieron sonar las alarmas públicamente sobre una posible contraofensiva ucraniana en el noreste del país.

El 30 de agosto, un portavoz del Kremlin realizó su conferencia telefónica habitual con periodistas y repitió su mantra: la invasión de Ucrania iba “de acuerdo con los planes”.

El mismo día, varios blogueros rusos informaron en las redes sociales que algo no estaba saliendo según lo planeado. Ucrania estaba reuniendo fuerzas para un contraataque cerca de la ciudad de Balakliya, señalaron, y Rusia no parecía estar en posición de defenderse.

“Hola, hola, ¿alguien en casa?” preguntó uno. “¿Estamos listos para defendernos de un ataque en esta dirección?”.

Días después, se hizo evidente que la respuesta era no. Las fuerzas ucranianas invadieron las tenues defensas de Rusia en Balakliya y otras ciudades cercanas en el noreste de Ucrania. Para este fin de semana, algunos analistas estimaron que el territorio recuperado por Ucrania ascendía a unas 1.000 millas cuadradas, un posible punto de inflexión en lo que se había convertido en una guerra de desgaste este verano.

“Es hora de castigar a los comandantes que permitieron este tipo de cosas”, dijo Maksim Fomin, un bloguero prorruso del este de Ucrania, en un video publicado el viernes, afirmando que las fuerzas rusas ni siquiera intentaron resistir cuando el ejército de Ucrania avanzó esta semana.

Algunos de los blogueros están integrados en unidades militares y trabajan para medios de comunicación estatales o proKremlin, preparando reportajes para la televisión y brindando más detalles en sus cuentas de Telegram. Otros parecen operar de manera más independiente, confiando en conexiones personales para acceder cerca de la línea del frente y agregando sus datos bancarios a sus publicaciones de Telegram para solicitar donaciones.

Dmitri Kuznets, que analiza la guerra para el medio de noticias en ruso Meduza y un excorresponsal de guerra ruso, dijo que los oficiales militares rusos parecían tolerar la presencia de blogueros de guerra a pesar de sus críticas ocasionales, en parte porque estaban de acuerdo con los puntos de vista imperialistas de línea dura de los blogueros. Y los blogueros juegan un papel crucial en la difusión del mensaje prorruso en las redes sociales, donde su audiencia incluye tanto a rusos como a ucranianos.

Aun así, entre algunos bloggers la ira por los errores del ejército ruso llegó a un punto álgido el sábado. Uno calificó la retirada de Rusia como una “catástrofe”, mientras que otros dijeron que había dejado a los residentes que colaboraron con las fuerzas rusas a merced de las tropas ucranianas, lo que podría socavar la credibilidad de las autoridades de ocupación en todo el territorio que Rusia aún tiene.

Y aunque el Kremlin todavía mantiene que la invasión es simplemente una “operación militar especial”, varios blogueros insistieron el sábado en que Rusia estaba, de hecho, librando una guerra en toda regla, no solo contra Ucrania, sino contra un Occidente unido que respalda a Kiev.

La furia aturdida refleja como algunos analistas consideran que muchos en la élite rusa ven la guerra: una campaña plagada de incompetencia, conducida a bajo precio, que solo puede ganarse si Putin moviliza a la nación en pie de guerra y declara un reclutamiento.

“Estoy seguro de que reflejan la opinión de sus fuentes y de las personas que conocen y con las que trabajan”, dijo Kuznets. “Creo que el grupo más numeroso entre esas personas considera que hay que luchar más y hacer una movilización”.

Tanto los analistas occidentales como los rusos dijeron que Putin necesitaría un reclutamiento para expandir drásticamente el tamaño de su fuerza invasora. Pero parece decidido a resistir tal medida, que podría hacer añicos la pasividad con la que gran parte del público ruso ha tratado la guerra. En agosto, el 48 por ciento de los rusos le dijo a la encuestadora independiente Levada que prestaba poca o ninguna atención a los acontecimientos en Ucrania.

Como resultado, dicen los analistas, Putin no enfrenta buenas opciones. La escalada de una guerra cuyo apoyo interno parece resultar superficial podría provocar disturbios internos, mientras que continuar las retiradas en el campo de batalla podría provocar una reacción violenta de los halcones que se han tragado la narrativa del Kremlin de que Rusia está luchando contra los “nazis” por su propia supervivencia.

Desde que Rusia se retiró en abril de su intento de capturar Kiev, la capital de Ucrania, los objetivos del Kremlin en la guerra no han sido claros, lo que desorienta a los partidarios de Putin, dijo Rob Lee, analista militar del Instituto de Investigación de Política Exterior.

“El esfuerzo de guerra de los ucranianos es obvio, es comprensible, mientras que, del lado ruso, siempre fue una cuestión de: ¿Qué está haciendo Rusia?”. dijo Lee en una entrevista telefónica con The New York Times. “Los objetivos no están claros, y cómo logran esos objetivos no está claro. Si estás peleando una guerra y no estás seguro de cuál es el objetivo final, te sentirás bastante frustrado por eso”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.