Actualizado: 15/12/2017 17:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Deuda, Crisis

Cámara baja de EEUU aprueba pacto bipartidista

El plan bipartidista pasará ahora al Senado, que votará hoy martes sobre el pacto alcanzado el domingo por sus dirigentes y anunciado por el presidente Barack Obama

Comentarios Enviar Imprimir

La Cámara de Representantes de EEUU aprobó el lunes por la noche el aumento del tope de la deuda nacional con 269 votos a favor frente a 161 en contra, bajo un pacto que no resuelve el déficit, amenaza fracturar a los partidos políticos y todavía no ha devuelto la confianza a las agencias calificadoras de crédito.

A unas horas para que Estados Unidos entre en cesación de pagos por primera vez en su historia, el plan bipartidista pasará ahora al Senado, que votará hoy martes sobre el pacto alcanzado el domingo por sus dirigentes y anunciado por el presidente Barack Obama.

La aprobación alentó a los inversionistas en los mercados de Asia y Europa pero las agencias evaluadoras de crédito Standard & Poors y Moody’s todavía no han indicado si sacarán a Estados Unidos de su lista de deudores con crédito bajo vigilancia.

Según el Departamento del Tesoro, Estados Unidos ha llegado al límite del endeudamiento autorizado por el Congreso: 14,29 billones de dólares. Sin permiso para endeudarse más, el Gobierno se vería obligado a suspender pagos a partir de este martes. Tras semanas de disputas, el jefe de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de Nevada, y el jefe de la minoría republicana Mitch McConnell, de Kentucky, forjaron un pacto que, según aseguran, reducirá en unos 2,1 billones de dólares el déficit fiscal a lo largo de la próxima década.

Pero el pacto no ha satisfecho las demandas ni a los legisladores republicanos alineados en el movimiento derechista Tea Party ni a los legisladores demócratas que forman parte de los bloques de minorías o están más vinculados a los sindicatos.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, de Ohio, sostuvo durante el domingo y el lunes diversos encuentros con legisladores republicanos para garantizarse el apoyo de la Cámara baja.

Por su parte, la jefa de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, lamentó que la propuesta “realiza grandes cortes en los que los más ricos no aportan ni un centavo” aunque expresó su intención de votar a favor.

No obstante, dijo a los legisladores demócratas que votasen según su conciencia, a lo que éstos respondieron con un voto dividido, con 95 votos a favor y 95 en contra.

La representante republicana Michelle Bachmann, adalid del Tea Party y aspirante a la candidatura de su partido a la presidencia del país, suspendió su gira política y retornó a Washington para rechazar el pacto porque ella, al igual que decenas de legisladores, se opone a cualquier subida del endeudamiento.

El representante demócrata Emanuel Cleaver, de Missouri, que dirige el bloque de legisladores negros, calificó el pacto como “un sandwich satánico”, porque no incluye la eliminación de exenciones impositivas para los más ricos y sí amenaza los programas sociales.

El pacto ofrece al presidente Obama lo que era su mayor prioridad: la continuidad de pagos y un aumento de la deuda que permitirá que el Gobierno de EEUU siga funcionando hasta principios de 2013, después de las elecciones presidenciales.

Asimismo, el acuerdo permite que los republicanos centristas digan a sus votantes que impidieron los aumentos de impuestos y lograron una reducción de gastos, y permite que los demócratas centristas digan a los suyos que no habrá cortes drásticos en el Seguro Social y los programas de subsidios para gastos médicos.

Tal como está redactado, la mitad de los ahorros fiscales provendrán de cortes en el gasto militar, algo que vendrá ayudado por el fin de las campañas militares estadounidenses en Afganistán e Irak.

Lo que los republicanos, y en especial el Tea Party, no lograron fue la aprobación de una enmienda constitucional que limite los gastos del Gobierno y fuerce a un presupuesto equilibrado.

La decepción mayor de los demócratas está en la ausencia de aumentos de impuestos, y en lo que perciben como claudicación de Obama ante una minoría de miembros de la Cámara de Representantes impertérritos ante las consecuencias de una cesación de pagos.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.

El vicepresidente estadounidense Joe Biden habla ante la prensa tras el voto del acuerdo sobre la deuda para elevar el techo de endeudamiento este lunes 1 de agosto de 2011, en la sede del capitolio en Washington (EEUU)Foto

El vicepresidente estadounidense Joe Biden habla ante la prensa tras el voto del acuerdo sobre la deuda para elevar el techo de endeudamiento este lunes 1 de agosto de 2011, en la sede del capitolio en Washington (EEUU). EFE

Relacionados