Actualizado: 24/01/2022 15:55
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Elecciones, Trump

Campaña de Clinton y Partido Demócrata financiaron la investigación sobre Trump y Rusia

Que detrás del célebre dossier sobre Trump y Rusia haya dinero demócrata ayuda a los republicanos en sus alegaciones, pero no desactiva la investigación de la sombra de Moscú en la Casa Blanca

Comentarios Enviar Imprimir

El Partido Demócrata y la campaña de su excandidata presidencial Hillary Clinton financiaron la investigación que se filtró después de los pasados comicios a la Casa Blanca sobre los posibles vínculos entre el ahora presidente, Donald Trump, y el Kremlin, según reportó el martes The Washington Post, informa la agencia Efe.

El rotativo capitalino, que cita fuentes conocedoras del asunto bajo condición de anonimato, publicó que el Partido Demócrata y la campaña de Clinton contrataron a través del abogado Marc E. Elias los servicios de la firma Fusion GPS de Washington para dicha investigación.

Fusion GPS, a su vez, subcontrató al exespía británico del MI6 Christopher Steele, socio de la empresa de inteligencia Orbis Business Intelligence, quien elaboró el dossier —no verificado— en cuestión.

Los demócratas contrataron a Fusion GPS en abril de 2016, aunque la investigación sobre Trump y Rusia había empezado meses antes financiada por un donante republicano cuya identidad se desconoce y que después se retiró cuando el magnate ganó las primarias.

La campaña de Clinton y el Partido Demócrata financiaron la investigación de Fusion GPS al menos hasta octubre del año pasado, días antes de las elecciones que ganó Trump contra todo pronóstico.

El despacho de abogados Perkins Coie, para el que trabaja Elias, recibió $5,6 millones de la campaña de Clinton y $3,6 millones del Partido Demócrata, de acuerdo con el Post, aunque se desconoce la cantidad real que destinaron a la investigación.

El dossier elaborado por Steele se filtró finalmente en enero, poco antes de que Trump jurase el cargo como nuevo presidente.

Su contenido revela un supuesto complot ruso para obtener información comprometedora de Trump, aunque incluye imprecisiones verificadas por medios estadounidense e historias de fuentes anónimas que es imposible corroborar.

Estas fuentes anónimas hablan de episodios sórdidos como el encuentro de Trump con prostitutas en la habitación de un hotel de Moscú pinchada con cámaras y micrófonos de los servicios de inteligencia rusos o suculentas ofertas de negocios en Moscú o San Petersburgo para influir en el ahora presidente.

Pero el dossier incendiario del exespía británico no fue lo que despertó las sospechas sobre Moscú, aclara el diario español El País.

Las primeras sospechas de la CIA se habían filtrado en octubre. En enero, dos meses después de la victoria de Trump, se publicó el informe definitivo del FBI, la CIA, la Agencia Nacional de Seguridad. Este considera probado que el presidente ruso, Vladímir Putin, orquestó toda una campaña de ciberataques y de información falsa para favorecer la llega de Trump a la Casa Blanca, algo siempre negado por Rusia.

Lo que investiga ahora el fiscal especial Robert Mueller es si, además, el círculo de Trump colaboró o actuó de forma coordinada con el Kremlin. En esa dirección apuntaba el polémico informe del exespía británico.

Las agencias de inteligencia advirtieron a Trump el 7 de enero, cuando le presentaron su informe final sobre las injerencias rusas, de que Moscú podía tener información comprometedora. El día 10 se difundió el ya famoso dossier.

Fuentes conocedoras del asunto señalan que los demócratas pagaron investigaciones sobre su rival republicano porque les preocupaba la poca transparencia de los negocios de Trump, sus intereses económicos y sus finanzas. Tanto la campaña de Clinton como el Comité Nacional Demócrata ha declinado hacer comentarios, al igual que Marc E. Elias o la firma Fusion GPS.

Trump y muchos republicanos llevan meses tratando de desacreditar esa investigación. Que detrás de él haya dinero demócrata les ayuda, pero no desactiva la investigación de la sombra de Moscú en la Casa Blanca. Las reuniones y vínculos pocos claros entre personas del círculo del presidente y distintos funcionarios rusos han sembrado las sospechas, así como el despido fulminante de, jefe del FBI James Comey el pasado mayo, cuando Trump había mostrado su disgusto por cómo estaba llevando a cabo las investigaciones.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.