Actualizado: 23/09/2022 21:11
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Carlos III, Isabel II, Gran Bretaña

Carlos III: un imperio monetario más allá del trono

Carlos III, quien accedió formalmente al trono británico el sábado, pasó medio siglo convirtiendo su patrimonio real en una cartera de miles de millones de dólares

Comentarios Enviar Imprimir

El nuevo rey británico Carlos III construyó su propio imperio mucho antes de heredar el de su madre.

Carlos, quien accedió formalmente al trono británico el sábado, pasó medio siglo convirtiendo su patrimonio real en una cartera de miles de millones de dólares y uno de los ingresos más lucrativos en el negocio de la familia real, informa The New York Times.

Mientras que su madre, la reina Isabel II, delegó en gran medida la responsabilidad de su cartera, Carlos estuvo mucho más involucrado en el desarrollo de la propiedad privada conocida como el Ducado de Cornualles. Durante la última década, reunió un gran equipo de gerentes profesionales que aumentaron el valor y las ganancias de su cartera en aproximadamente un 50 por ciento.

En la actualidad, el Ducado de Cornualles es propietario del emblemático campo de cricket conocido como The Oval, exuberantes tierras de cultivo en el sur de Inglaterra, alquila lugares para pasar las vacaciones junto al mar, oficinas en Londres y un depósito de supermercado suburbano. La cartera de bienes raíces de 130.000 acres es casi del tamaño de Chicago y genera millones de dólares al año en ingresos por alquiler.

Las posesiones del conglomerado están valoradas en aproximadamente $1.400 millones, en comparación con alrededor de $949 millones en la cartera privada de la difunta reina.

Ambas representan una pequeña fracción de la fortuna estimada de $28.000 millones de la familia real. Además de eso, la familia tiene una riqueza personal que sigue siendo un secreto muy bien guardado.

Como rey, Carlos se hará cargo de la cartera de su madre y heredará una parte de esa fortuna personal difícil o imposible de calcular.

Mientras que los ciudadanos británicos normalmente pagan alrededor del 40 por ciento del impuesto a la herencia, el rey Carlos obtiene esta herencia libre del pago de impuestos. Y pasará el control de su ducado a su hijo mayor, William, para que prosiga su desarrollo aún más, sin tener que pagar impuestos corporativos.

Laura Clancy, autora de Running the Family Firm: How the Monarchy Manages Its Image and Our Money (Dirigir la empresa familiar: cómo la monarquía administra su imagen y nuestro dinero), explica como el rey Carlos III transformó las cuentas reales que alguna vez estuvieron soñolientas.

“El ducado se ha estado comercializando constantemente durante las últimas décadas”, dijo Clancy. “Se maneja como un negocio comercial con un CEO y más de 150 empleados”. Lo que solía considerarse simplemente como un “montón de tierra de la nobleza terrateniente” ahora funciona como una corporación, agregó.

El Ducado de Cornualles se estableció en el siglo XIV como una forma de generar ingresos para el heredero al trono y básicamente financió los gastos privados y oficiales de Carlos. Generando decenas de millones de dólares al año, el ducado ha financiado sus gastos privados y oficiales, y ha financiado a William, el heredero al trono, y a Kate, la esposa de William.

Lo ha hecho sin pagar impuestos de sociedades como la mayoría de las empresas en Gran Bretaña están obligadas a hacerlo, y sin publicar detalles sobre dónde invierte su dinero el patrimonio.

“Cuando Charles asumió el cargo a los 21 años, el ducado no estaba en un buen estado financiero”, dijo Marlene Koenig, experta real y escritora, citando una mala gestión y falta de diversificación. Carlos asumió un papel más activo en la cartera en la década de 1980 y comenzó a contratar gerentes experimentados. “Fue en ese momento cuando el ducado se volvió financieramente activo y muy dinámico”, agregó.

En 2017, los documentos financieros filtrados conocidos como “Paradise Papers” revelaron que el patrimonio del ducado de Carlos había invertido millones en empresas extraterritoriales, incluida una empresa registrada en las Bermudas dirigida por uno de sus mejores amigos.

Un ejemplo del poder financiero del Ducado de Cornualles: la ganancia de $28 millones que obtuvo el año pasado eclipsó su salario oficial como príncipe, poco más de 41,1 millones de dólares.

El crecimiento de la riqueza personal del rey Carlos III durante la última década se ha producido en un momento en que Gran Bretaña enfrenta profundos recortes presupuestarios de austeridad. Los niveles de pobreza se han disparado y el uso de los bancos de alimentos casi se ha duplicado.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.