Actualizado: 25/10/2021 18:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela, Argentina

Chávez viaja a Argentina y Bolivia para contrarrestar la gira de Bush

Dirigentes de la oposición argentina lanzaron duras críticas al gobierno de Néstor Kirchner por su relación con el mandatario venezolano.

Enviar Imprimir

El mandatario venezolano Hugo Chávez viajará este fin de semana a Argentina y Bolivia en una gira con marcado tinte político, en la cual participará en Buenos Aires en un acto convocado por grupos que apoyan su "revolución bolivariana", informó la AFP.

La visita de Chávez coincidirá con la cuarta gira del presidente de Estados Unidos, George W. Bush, por América Latina.

"Están preparando algo grande en Buenos Aires, desde aquí saludo a las Madres (de la Plaza) de Mayo y al presidente Néstor Kichner; están preparando un acto grandísimo, allí estaremos", dijo Chávez el martes en su programa radial Aló, Presidente.

El gobernante venezolano estará en Argentina el viernes y en Bolivia el sábado.

Para el politólogo venezolano Carlos Romero, la coincidencia de las giras de Chávez y Bush origina suspicacias pues, "para bien o para mal (…) se han convertido en polos opuestos sobre cómo debe desarrollarse América Latina".

"Ese debate no es bien recibido por los demás presidentes, que prefieren mantenerse en una zona gris sin tener que optar por uno u otro", señaló Romero a la AFP.

"El evento previsto el viernes en Buenos Aires afecta al presidente Néstor Kirchner, porque en Argentina hay un debate interno sobre los alcances de la alianza con Chávez y, además, algunos de los convocantes son organizaciones radicales que tienen diferencias con el gobierno argentino", afirmó.

Para Romero, el fuerte tinte político de esta gira, justo cuando Bush se encuentra en la región, "pone contra la pared a los demás presidentes latinoamericanos, que no quieren caer en esa polarización".

Uno de ellos sería el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien desde ya ha aclarado que con Bush quiere conversar sobre los biocombustibles que produce su país y sobre comercio, pero no sobre Venezuela.

"Yo respeto la soberanía de cada país. Creo que no hay espacio para que discutamos problemas de otros países", dijo Lula.

Sin embargo, el tema de los biocombustibles es delicado de cara a la relación con Venezuela, importante productor de hidrocarburos que vende a Estados Unidos 1,5 millones de barriles diarios de petróleo, la mitad de sus exportaciones.

Funcionarios estadounidenses han sugerido que los combustibles alternativos, como el etanol que produce Brasil, podrían ayudar a Estados Unidos a "independizarse" de las exportaciones petroleras de países como Venezuela e Irán.

Opositores argentinos critican la relación de Kirchner con Chávez

Dirigentes de la oposición argentina lanzaron duras críticas al gobierno de Néstor Kirchner por su relación con Chávez.

"Estamos profundamente preocupados por lo que sucedió en los últimos años con la injerencia de Chávez en la política interna de Argentina y su esfuerzo sistemático por cambiar la orientación de las políticas del Mercosur", dijo a la AFP Alejandro Rodríguez, dirigente ligado al presidenciable Roberto Lavagna.

Rodríguez, asesor del ex ministro de Economía y aspirante presidencial de centroderecha, cuestionó además que el acto de Chávez el viernes en Buenos Aires cuente "con el visto bueno de áreas del gobierno, como la Secretaría General de la Presidencia".

Portavoces del gobierno aseguran que el mitin no fue gestado desde la Casa Rosada y que el gobierno no ha dado ningún apoyo organizativo.

El diputado Pablo Tonelli, vicepresidente de Recrear (derecha), el partido del también aspirante a la presidencia Ricardo López Murphy, insistió en la "injerencia" del gobierno venezolano.

"Se trata del embajador de Venezuela haciendo política como si se tratara de un dirigente de un partido de Argentina, repartiendo plata, financiando organizaciones políticas. Es un espanto", enfatizó Tonelli.

"Nos parecen un horror las relaciones de Kirchner con Chávez y los negocios que se hacen con Venezuela, como la colocación de bonos y compras no demasiado claras de combustibles y otras cosas. Pero con el acto hemos llegado a algo nunca visto", opinó el dirigente.

Para la socialcristiana Elisa Carrió —que analiza su candidatura a la presidencia o a la alcaldía de Buenos Aires— el mitin del viernes "es una expresión más del populismo fascista de Kirchner y Chávez".

Carrió, de Afirmación para una República Igualitaria (ARI) aclaró que, no obstante, las críticas a Chávez no invalidan "el rechazo al liderazgo fascista que ejerce Bush en el mundo".

Pero "un fascismo no se combate con otro fascismo", dijo Carrió.