Actualizado: 19/06/2021 19:09
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Blinken, Senado, Cuba

Confirman a Blinken como secretario de Estado

Durante el gobierno de Obama, el nuevo canciller estadounidense participó en el proceso de acercamiento con La Habana llevado a cabo por Washington

Comentarios Enviar Imprimir

Los dos principales senadores que se destacan por su fuerte oposición al gobierno cubano no mostraron rechazo a la designación de Anthony John Blinken como secretario de Estado.

Los senadores Bob Menéndez (demócrata por New Jersey) y Marco Rubio (republicano por Florida) votaron a favor de Blinken, mientras el republicano Rick Scott (también por Florida) se opuso.

De los otros votos favorables a Blinken, entre los senadores republicanos, destacaron los del líder de la minoría Mitch McConnell (Kentucky) y Lindsey Graham (Carolina del Sur).

Blinken, de 58 años, obtuvo la aprobación bipartidista en el Senado con una votación de 78-22.

Asesor del presidente Joe Biden desde hace mucho tiempo, Blinken es un firme defensor de recurrir a alianzas internacionales para promover los intereses de Estados Unidos.

Su currículum incluye haber sido asesor adjunto de Seguridad Nacional y subsecretario de Estado durante la administración de Obama.

Blinken se convierte en el principal diplomático de EEUU en momentos en que la nación enfrenta retos en múltiples frentes, que incluyen una pandemia que ha matado a 2,1 millones de personas en todo el mundo y devastado las economías de diversos países, entre ellos EEUU; una China en ascenso y cada vez más agresiva; un Medio Oriente desgarrado por las tensiones entre Irán y sus vecinos; y un agotamiento creciente entre los estadounidenses con la guerra en Afganistán.

Se ha comprometido a hacer de la “humildad y confianza” las piedras angulares gemelas de su enfoque del trabajo, un reflejo de la visión del equipo de Biden sobre cómo Estados Unidos debería comportarse en un mundo donde Washington, DC, no es el único centro de poder.

La audiencia de confirmación en el Senado transcurrió sin dificultades, con los legisladores republicanos expresando su satisfacción por la frecuencia con la que Blinken estuvo de acuerdo con ellos, a diferencia de los dos últimos procesos, por momentos tormentosos, en que se discutió y aprobó a los dos cancilleres del gobierno de Donald Trump.

Por ejemplo, Blinken dijo que el expresidente Donald Trump tenía razón al adoptar una postura más dura sobre China, aunque no estaba de acuerdo con algunas de las tácticas utilizadas por la administración anterior.

También indicó que apoyaría el mantenimiento de algunas sanciones relacionadas con el terrorismo contra el gobierno liderado por islamistas en Irán, a pesar del objetivo de la administración Biden de volver a unirse al acuerdo nuclear con Irán, al que Trump renunció en 2018.

Aún así, algunos republicanos votaron en contra de Blinken. Entre ellos el senador Rand Paul (Kentucky), quien se quejó antes de la votación del martes sobre el apoyo pasado de Blinken a las intervenciones militares estadounidenses en lugares como Libia. Argumentó que Blinken no ha aprendido las lecciones del caos que ha seguido a tales intervenciones.

“Mi oposición al Sr. Blinken a ser secretario de Estado no se debe tanto a que me oponga a la administración. Es porque me opongo al consenso bipartidista para la guerra”, dijo Paul.

Blinken también recibió muchos elogios antes de la votación del Senado. Menéndez, el principal demócrata del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, dijo que Blinken era “reflexivo” y “capaz de lidiar con los problemas más complejos y desafiantes que enfrenta nuestro país, y comprometido con la participación del Congreso”.

Blinken ha enfatizado durante mucho tiempo la importancia de que Estados Unidos trabaje con aliados internacionales para promover sus intereses, incluso en el enfrentamiento con China. Ha criticado ferozmente a Trump y a los asesores del expresidente por perseguir enfoques más unilaterales hacia la diplomacia.

Al mismo tiempo, Blinken ha argumentado que Estados Unidos debería estar abierto a cooperar con adversarios como China y Rusia, especialmente en desafíos transnacionales como la pandemia de coronavirus y el cambio climático.

En 2015, cuando era subsecretario de Estado bajo la Administración Obama, Blinken dijo en una entrevista para el diario español El País que el embargo contra el régimen cubano tenía buena intención pero que no resultaba eficaz.

En aquel entonces El País preguntó a Blinken, en vista de la exhortación de la Administración Obama al Congreso para que levante las sanciones, si el embargo había sido un error.

“El embargo tenía buena intención. Reflejaba el hecho de que el gobierno cubano en la época denegaba derechos básicos a sus ciudadanos y representaba una amenaza de seguridad con su alianza con la URSS. Pero no ha sido eficaz en lograr sus objetivos. Lo lógico es intentar algo diferente”, señaló entonces.

Aseguró que “abrir la relación es la mejor manera de alcanzar los objetivos que tenían aquellos que apoyaban el embargo”.

A su juicio, la apertura permitiría al pueblo cubano, en especial a la “clase media”, tener más contacto con el mundo y a Estados Unidos extender sus contactos en la sociedad cubana.

“Las medidas que estamos tomando reforzarán a la clase media de Cuba. Este es el mejor instrumento para obtener lo que todos queremos: una Cuba libre, próspera y democrática”, concluyó diciendo Blinken a El País.

Un mes antes de iniciarse el deshielo, en noviembre de 2014, Blinken aseguró durante una audiencia en el Senado que Obama no adoptaría medidas ejecutivas para suavizar el embargo a Cuba, a no ser que el gobierno cubano demostrara avances “significativos” hacia reformas democráticas y económicas.

Blinken respondió así a una pregunta del senador Rubio, que le pidió pronunciarse sobre los “rumores” que reinaban en esa época de que Obama podría emitir medidas ejecutivas para flexibilizar el embargo económico sobre la isla, vigente desde 1962.

“A no ser que Cuba sea capaz de demostrar que está dando pasos significativos, no sé cómo podríamos avanzar” en ese sentido, dijo y precisó que se refería a pasos “no solo económicos, sino democráticos”.

El asesor adjunto de Seguridad Nacional de Obama afirmó, no obstante, que el mandatario tenía “ideas sobre cómo ayudar a impulsar a Cuba” por una senda democrática y que “si tiene una oportunidad para avanzar en ello, es posible que la aproveche”.

“Pero eso depende de Cuba y de las medidas que tome”, dijo, entonces, el consejero de la Casa Blanca.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.