Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Elecciones, Trump

Contando los días

Funcionario de la Administración Trump: “Nos ha perdido. Ha perdido su propia administración… muchos de nosotros nos sentimos traicionados”

Comentarios Enviar Imprimir

El presidente Donald Trump ha perdido el apoyo de muchos que eran leales en su administración, después de un intento de asalto al Capitolio de Estados Unidos que contribuyó a provocar con sus palabras, y su Casa Blanca está en un estado de “paralización extrema mientras transcurren sus días finales en ella, dijeron funcionarios actuales y anteriores de la presidencia, informa la agencia Reuters.

Si bien los demócratas planean iniciar un juicio político contra Trump hoy lunes, muchos miembros del personal de la Casa Blanca están molestos y avergonzados por el giro de los acontecimientos y están ansiosos por “pasar la página”. Dijeron que han enfrentado críticas de sus compañeros y están preocupados por el daño a su reputación y perspectivas laborales.

Algunos que sopesaron renunciar en los últimos días han decidido quedarse para ayudar a garantizar una transferencia de poder sin problemas y, como parte de las dependencias que reportan a la Casa Blanca, para protegerse contra movimientos precipitados del presidente o del círculo íntimo restante.

“Nos ha perdido. Ha perdido su propia administración. Como dije, muchos de nosotros nos sentimos traicionados”, dijo un alto funcionario de la administración que trabaja en una dependencia fuera de la Casa Blanca. “En términos de tomar cualquier dirección en la política o cualquier tipo de cambio de última hora, creo que todos nos resistiremos”.

En todas las dependencias del gobierno, los funcionarios están contando los días hasta que finalice el mandato de Trump el 20 de enero.

“Todo lo que he escuchado es que es un colapso total. Pero el presidente no se echa atrás. Van a duplicar esto”, dijo un exfuncionario de la Casa Blanca.

Trump en un video el jueves calificó el ataque al Congreso como “atroz” y prometió una transferencia de poder sin problemas a la próxima administración. Aunque no admitió que perdió la elección, ni abandonó su afirmación infundada de que fue fraudulenta, ni mencionó al presidente electo Joe Biden por su nombre.

Trump y su círculo íntimo están tratando de desviar la atención del asedio del Capitolio y volver a sus principales políticas en los últimos días de su presidencia.

Esta semana, Trump planea visitar la frontera entre Estados Unidos y México en un viaje a Texas, para promocionar sus políticas de inmigración y visitar una sección del muro fronterizo que había construido para evitar que los migrantes crucen al país. También llevará a cabo nuevas ceremonias de la Medalla de la Libertad en la Casa Blanca.

En un último impulso político, Trump y sus aliados están luchando contra la decisión de Twitter del viernes de prohibir la cuenta personal del presidente por incitar a la violencia.

“Hay una muy buena posibilidad de que podamos ver alguna acción adicional con respecto a la gran tecnología en un futuro cercano, así como un recordatorio de varias de las políticas heredadas iniciadas por el presidente Trump que se destacarán”, dijo Jason Miller, asesor principal sobre la campaña 2020 de Trump.

Algunos en la Casa Blanca ven cualquier movimiento destinado a resaltar sus logros percibidos como sordos.

“A nadie le importa. En absoluto”, dijo un funcionario actual de la Casa Blanca. “Todos están… derrotados y, sinceramente, solo quieren que pasen las próximas dos semanas”.

El estado de ánimo se ha agriado aún más por el colapso de las relaciones entre Trump y el vicepresidente Mike Pence.

Trump arremetió contra Pence por no encontrar una manera de evitar que el Congreso certificara los resultados de las elecciones, un poder que el vicepresidente no tiene. Tampoco se acercó a Pence para verificar su seguridad durante los disturbios en el Congreso, cuando Pence fue evacuado junto con los legisladores.

Los dos hombres ahora no hablan, un final sorprendente a sus cuatro años en la Casa Blanca, donde Pence había sido un lugarteniente leal a través de múltiples crisis.

Pence se despidió de su personal en una emotiva reunión el viernes antes de que muchos de ellos se fueran esta semana.

Citó un versículo de la Biblia que su jefe de personal, Marc Short, le envió mediante un mensaje de texto el jueves por la mañana después de que Pence certificara formalmente la victoria de Biden.

“Hemos peleado la buena batalla, hemos mantenido la fe y hemos terminado la contienda”, dijo Short.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.