Actualizado: 20/09/2019 11:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Indignados, 15-M, España

Decenas de miles de “indignados” toman Madrid

Una marea humana confluyó el domingo cerca del Congreso de los Diputados, en Madrid, en una jornada de protesta del movimiento 15-M

Comentarios Enviar Imprimir

Una marea humana de ciudadanos “indignados” pero pacíficos confluyó el domingo cerca del Congreso de los Diputados en una jornada de protesta del movimiento 15-M contra el denominado Pacto del Euro y contra la gestión de la crisis económica de políticos y financieros.

“Vuestra crisis no la pagamos” o “no es una crisis, es una estafa” eran algunos de los eslóganes más gritados por las decenas de miles de personas que se unieron a alguna de las seis “columnas” que marcharon sobre el centro de la capital desde los barrios periféricos. La más madrugadora salió a las 6 de la mañana desde la localidad de Leganés para recorrer andando los 13 km hasta la Plaza de Neptuno, punto de confluencia junto al Parlamento nacional, que finalizó sin incidentes.

Un fuerte dispositivo policial bloqueó el acceso a la Carrera de San Jerónimo, la calle del Congreso, a las aproximadamente entre 35.000- 45.000 personas que en un ambiente festivo respondieron a la primera de las decenas de manifestaciones del 19-J organizadas por toda España.

“Vamos a tratar de parar el Pacto del Euro y todos los recortes sociales que nos están imponiendo las clases políticos y los poderes financieros”, dijo Jon Aguirre, portavoz del colectivo ¡Democracia Real Ya! que se gestó en la acampada del 15-M en la Puerta del Sol.

El 19-J, la primera movilización general del movimiento “indignados” una semana después de levantarse el campamento de Sol, es una protesta con proyección europea que busca frenar un pacto de los líderes de la eurozona para impulsar la competitividad en todo el bloque de 27 países, y que en España ha provocado reformas para dar a las empresas más poder para despedir y contratar trabajadores.

“Estoy aquí porque esto es una estafa. Yo tengo la suerte de tener trabajo pero hay mucha gente que no tiene acceso a un trabajo y no tienen posibilidad. Y encima estos políticos quieren aplicarnos más recortes, nosotros no tenemos la culpa, es el sistema”, dijo Juanjo Montiel, informático de 26 años, que acude con otros cuatro amigos ciegos con dos perros guías.

En España las medidas de austeridad para bajar los salarios de los funcionarios, alargar la edad de jubilación a los 67 años o suprimir prestaciones sociales están ahogando a muchos ciudadanos en un país que soporta el mayor índice de parados de la UE, un 20 %.

En un ambiente festivo y entre pitos, cencerros y silbatos los manifestantes de la capital coreaban cánticos contra políticos y financieros, como “vuestra crisis no la pagamos”, “si los de abajo se mueven, los de arriba se caen”; o también algunos más personalizadas como “el hijo de Botín, a currar al Burger King” o “queremos un pisito como el principito”.

El movimiento 15-M, que congrega a varios colectivos de “indignados”, comenzó antes de las elecciones municipales y autonómicas del 15-M para expresar su frustración y malestar por lo que percibían como un fracaso del sistema democrático.

Desde entonces, los manifestantes del movimiento han tomado plazas de las ciudades por todo el país, acampando pacíficamente para exigir cambios en el sistema y protagonizando actos de protesta contra los políticos corruptos e incluso contra la Familia Real.

“Estoy aquí porque tengo dos hijos. Los políticos tenían que estar aquí y ver esto para que se dieran cuenta de cómo nos sentimos. Esto (la movilización) tiene que ir a algún sitio, no puede quedar en nada”, dijo Paloma Cirujano, una enfermera de 30 años, con un bebé de tres meses en brazos, llorando emocionada al ver tanta gente en el Paseo de la Castellana.

El Gobierno de España, la cuarta mayor economía de Europa, ha trabajado duro para convencer a los inversores y mercados de que el país no seguirá los pasos de Grecia, Portugal e Irlanda, que han tenido que pedir un plan de rescate financiero a la UE y al FMI. Pero la aprobación de medidas de austeridad han hecho sentirse ignorados a muchos ciudadanos.

“Estoy aquí por lo mismo que todo el mundo. Indignados con un montón de cosas que están ocurriendo en nuestro país (…) Todo lo que no podemos expresar en otros espacios”, dijo Javier Mirón, educador social de 33 años, refiriéndose al paro, a la cantidad de años que hay que trabajar para tener una pensión y a la pérdida de derechos laborales.

“Y los políticos que hemos votado no nos representan en esas cosas”, dijo Javier, que ha seguido el movimiento desde sus inicios el 15 de mayo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.