Actualizado: 20/10/2017 18:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela, Maduro, Raúl Castro

Designan a Alí Rodríguez embajador de Venezuela en Cuba

Maduro manda a la Isla a un hombre enfermo y crítico de su gestión

Comentarios Enviar Imprimir

El Parlamento de Venezuela aprobó el martes en sesión ordinaria, sin objeción de los diputados, la designación de Alí Rodríguez Araque como embajador de ese país en Cuba.

“Los diputados y diputadas de la bancada revolucionaria, aprobaron este martes durante la sesión ordinaria, la designación del ciudadano Alí Rodríguez Araque, como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la República Bolivariana de Venezuela ante el Gobierno de la República de Cuba”, refiere la nota de prensa del Parlamento venezolano.

El presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de la Asamblea Nacional, Yul Jabour, reconoció la reciente labor de Rodríguez como Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Rodríguez sustituye al actual embajador de Venezuela en Cuba Edgardo Antonio Ramírez.

Entre 2002 y 2004, el también abogado y exguerrillero fue presidente de la estatal Petróleos de Venezuela.

Durante el gobierno del fallecido mandatario Hugo Chávez, también ejerció las funciones de canciller, ministro de Energía y Petróleo, de Finanzas y Energía Eléctrica, y también ocupó la secretaría general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Rodríguez, un líder guerrillero comunista en la década del 60, encabezó la legación venezolana en La Habana en septiembre de 2006.

Hombre de salud delicada —padece cáncer y ha estado recibiendo tratamiento en Cuba— y cercano al gobernante cubano Raúl Castro, a mediados de 2013, tras cumplir su misión como secretario general en la Unasur había declarado que se marchaba a La Habana para “escribir dos libros, uno sobre el Estado venezolano y otro sobre el partido de la revolución venezolana”.

En ocasiones Rodríguez ha sido muy crítico de la gestión del actual mandatario venezolano Nicolás Maduro.

En mayo de 2013, Rodríguez dijo en una entrevista que los ataques verbales de Maduro a Henrique Capriles Radonski contribuyeron a encumbrar al líder opositor, lo que condujo al cerrado resultado de las presidenciales del 14 de abril.

“En la campaña creo que el candidato (oficialista) dedicó demasiado tiempo, en nueve (de los 10) días de la campaña, atacando a Capriles. Lo que hizo fue ranquearlo (colocarlo en una buena posición) cuando en un tiempo tan corto tenía que plantear todos los logros alcanzados” por el chavismo, dijo en entrevista conjunta con la AFP y la agencia cubana Prensa Latina.

Ese mismo año, cuando cumplió 76 años, Rodríguez le dio una entrevista a Informe21.com. Vale la pena recordar ahora algunas de sus respuestas:

¿Qué no se le ha olvidado, y no ha contado?

Algunas cosas se te olvidan, y no las recuerdas. Otras, sencillamente, así uno las recuerde, no debe decirlas todavía o, tal vez, nunca.

¿Cuál ha sido su momento de mayor alegría, el más significativo?

La victoria de Hugo Chávez, en 1998.

De allá a aquí, ¿cuál es el balance?

Siempre las realidades imponen limitaciones para la realización de los proyectos, y más aun, los de cambios. Estoy seguro de que Hugo Chávez muere, con todo lo que logró, insatisfecho con lo que hasta ese momento había realizado. A estas alturas, por supuesto que la pérdida de Hugo Chávez ha representado un bache muy grande para la cohesión de la sociedad venezolana y de toda Suramérica.

Es algo que uno percibe claramente, por ejemplo: el impulso integracionista de Suramérica no es el mismo, antes y después de Chávez. Ahora, después de la cumbre de Paramaribo (Surinam), parece que ya comenzamos a recuperar nuevos impulsos.

¿Retomando caminos?

Es perfectamente posible. Nicolás Maduro está haciendo un esfuerzo titánico por llenar, al menos de forma progresiva, ese enorme vacío. Pero eso solo se puede lograr de forma colectiva, porque ningún líder, hoy en Venezuela, puede llenar ese enorme vacío que dejó Hugo Chávez, ni del Gobierno ni de la oposición, ¡nadie! Y creo que ocurre algo parecido a escala latinoamericana.

¿A lo interno, cree que la dirección política del Psuv [Partido Socialista Unido de Venezuela], y más allá, el Gran Polo Patriótico, tienen noción y eficacia para afrontar las dificultades y exigencias de estos tiempos?

Creo que le falta mejorar mucho. Sobre todo en el arte de la conducción, tanto de las fuerzas propias como en general de las fuerzas de masas. Un partido revolucionario debe estar, permanentemente, elaborando políticas, difundiéndolas, como vanguardia encabezando las luchas populares, y eso todavía no lo hemos logrado.

El Psuv, como fuerza nuclear del Gobierno, ¿tiene niveles dinámicos de consulta para ilustración y facilitación de toma de decisiones?

Eso es lo que hay que resolver, porque en los niveles que debe funcionar eso no está funcionando, hasta donde yo sé.

¿Ha podido hablar de esto con el presidente Maduro?

Él ha estado muy ocupado, y yo también he estado viajando, pendiente de los asuntos de Unasur y de mi salud. Ya, pronto, podremos hablar. Nos hemos visto, pero no hemos tenido oportunidad de profundizar.

Los nexos de los gobiernos venezolano y cubano no depende fundamentalmente del embajador. Maduro y los hermanos Castro mantienen contactos personales frecuentes y hay todo un personal cubano de alto nivel en Venezuela encargado de esta relación. Todo indica que el presidente Maduro ha enviado a la Isla a un hombre enfermo, intelectual y crítico de su gestión, para sacarlo del país en momentos en que internamente su gestión es cuestionada cada vez con mayor intensidad.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.