Actualizado: 27/01/2022 17:36
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Elecciones, Asalto

El ataque del 6 de enero sigue dividiendo a republicanos y demócratas

Las divisiones partidistas relacionadas tanto con el asalto del 6 de enero como con las elecciones presidenciales de 2020 impregnan casi todos los temas planteados en una nueva encuesta

Comentarios Enviar Imprimir

Un año después del ataque contra el Capitolio de Estados Unidos, los republicanos y demócratas están profundamente divididos sobre lo que sucedió ese día y el grado en que el expresidente Donald Trump tiene la responsabilidad del asalto, al tiempo que se manifiestan orgullosos del funcionamiento de la democracia en la nación, informa The Washigton Post en un análisis de un sondeo de Washington Post-University of Maryland.

Las divisiones partidistas relacionadas tanto con el asalto del 6 de enero como con las elecciones presidenciales de 2020 impregnan casi todos los temas planteados en la encuesta, desde cuánta violencia ocurrió en el Capitolio ese día hasta la severidad de las sentencias dictadas a los manifestantes convictos y si el presidente Biden fue legítimamente elegido. Solo en una pregunta sobre los agentes del orden lesionados existe un amplio acuerdo bipartidista.

Violencia

El porcentaje de estadounidenses que dicen que la acción violenta contra el gobierno está justificada a veces es del 34 %, lo que es considerablemente más alto que en encuestas anteriores de The Post u otras organizaciones noticiosas importantes que se remontan a más de dos décadas. Una vez más, la opinión es partidista: la nueva encuesta encuentra que el 40 % de los republicanos, el 41 % de los independientes y el 23 % de los demócratas dicen que la violencia a veces está justificada.

El 6 de enero, el día en que el Congreso ratificaría la votación del colegio electoral de 2020, Trump afirmó en un mitin cerca de la Casa Blanca que las elecciones habían sido manipuladas e instó a sus seguidores a “luchar fieramente” para detener lo que dijo que era un robo. Muchos de sus seguidores caminaron hasta el Capitolio desde el mitin y participaron en la violencia.

En general, el 60 % de los estadounidenses dice que Trump tiene “una gran o una buena parte” de responsabilidad por la insurrección, pero el 72 % de los republicanos y el 83 % de quienes votaron por Trump dicen que él tiene “sólo alguna parte” de la responsabilidad o “ninguna en absoluto”.

Los ataques de Trump a la legitimidad de las elecciones han generado esfuerzos continuos en algunos estados para revisar los resultados. Ninguna investigación de este tipo ha arrojado algo que sugiera que los resultados certificados fueran inexactos. Eso no ha debilitado la creencia persistente de la mayoría de sus partidarios de que las elecciones fueron de alguna manera manipuladas.

Fraude

En general, la encuesta Post-UMD encuentra que el 68 % de los estadounidenses dice que no hay pruebas sólidas de fraude generalizado, pero el 30 % dice que sí.

La gran mayoría de demócratas (88 %) e independientes (74 %) dicen que no hay evidencia de tales irregularidades, pero el 62 % de los republicanos dice que sí.

Ello es casi idéntico al porcentaje de republicanos que estuvieron de acuerdo con las afirmaciones de Trump de fraude electoral una semana después del ataque al Capitolio, según una encuesta de Washington Post-ABC News en aquel momento.

Aproximadamente 7 de cada 10 estadounidenses dicen que la elección de Biden como presidente fue legítima, pero eso deja a casi 3 de cada 10 que dicen que no lo fue, incluido el 58 % de los republicanos y el 27 % de los independientes. El 58 % de los republicanos que dicen que Biden no fue legítimamente elegido como presidente está algo por debajo del 70 % en una encuesta de Post-ABC realizada en enero poco después del ataque al Capitolio.

Entre los que dicen que votaron por Trump en 2020, en la actualidad el 69 % dice que Biden no fue elegido legítimamente, mientras que el 97 % de los votantes de Biden dice que el presidente actual fue elegido legítimamente.

El rechazo de los republicanos a la victoria de Biden no es un fenómeno nuevo. En una encuesta Post-UMD de otoño de 2017, el 67 % de los demócratas y el 69 % de los votantes de Hillary Clinton dijeron que Trump no había sido elegido presidente de una forma legítima.

La encuesta actual fue realizada del 17 al 19 de diciembre por The Post y el Centro para la Democracia y la Participación Cívica de la Universidad de Maryland.

Democracia

Las divisiones partidistas también desaparecen en gran medida en una cuestión sobre el orgullo por la democracia en sí, y el 54 % dice estar “muy” o “algo” orgulloso de la forma en que la democracia está funcionando en Estados Unidos. Eso incluye al 60 % de los demócratas, el 58 % de los republicanos y el 51 % de los independientes.

Pero ese hallazgo, aunque se encuentra en territorio positivo, destaca lo que ha sido un declive dramático y constante de dos décadas, en cómo se sienten los estadounidenses acerca de su democracia.

En el otoño de 2002, un año después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, el 90 % de los adultos expresaron orgullo por el funcionamiento de la democracia estadounidense. Doce años después, había caído al 74 % y, en el otoño de 2017, había vuelto a caer al 63 %.

En particular, en 2002, el 49 % de los adultos dijeron estar “muy orgullosos” de la forma en que la democracia estaba funcionando en este país. En la nueva encuesta, ese número se había desplomado al 11 %, ya que ambas partes encontraron motivos de consternación.

Hace dos décadas, los republicanos y los demócratas eran uniformes en su orgullo por la democracia, con más de 9 de cada 10 en cada partido expresando opiniones positivas. Esa tendencia continuó a lo largo de la siguiente década o más, aunque el orgullo general por la democracia disminuyó tanto entre los grupos como entre los independientes.

En 2017, se abrió una división partidista, con los republicanos más positivos que los demócratas tras la elección de Trump. Hoy, a medida que el porcentaje que expresa orgullo ha caído aún más, los republicanos y los demócratas están más unidos en sus puntos de vista; aproximadamente 4 de cada 10 de cada uno dicen que no están orgullosos.

La mayoría de los grupos demográficos de la encuesta expresaron su orgullo por la democracia. Pero dos grupos algo superpuestos destacan por su pesimismo. Entre los independientes que dicen que no se inclinan por ninguno de los partidos, el 58 % dice que no están orgullosos del funcionamiento actual de la democracia estadounidense. De manera similar, entre las personas de 18 a 29 años, el 54 % tiene una percepción negativa de la democracia tal como existe en este país hoy.

Hay poca diferencia en las percepciones según las fuentes de noticias por cable que vean. Quienes ven Fox News y quienes miran CNN tienen puntos de vista casi idénticos sobre cómo se sienten acerca de la democracia en la actualidad. En ambos casos, casi 6 de cada 10 dicen que se sienten orgullosos del funcionamiento de la democracia, mientras que entre los que miran MSNBC, poco más de 6 de cada 10 son positivos.

Votación

El año pasado fue testigo de un intenso debate sobre las reglas y regulaciones que rigen las elecciones. En algunos estados controlados por los republicanos se han aprobado nuevas leyes que restringirían la votación, y algunas disposiciones se consideran más duras para los afroamericanos, los hispanos y los ancianos. Los demócratas a nivel nacional han defendido la legislación federal diseñada para ampliar los derechos de voto, pero no han podido aprobar sus proyectos de ley en el Senado.

De cara al futuro, más de 1 de cada 3 estadounidenses dicen que no confían en que sus votos se cuenten en las elecciones de 2022, incluidos casi 6 de cada 10 republicanos y menos de 2 de cada 10 demócratas. De manera similar, aproximadamente 1 de cada 3 adultos en general dice que no está seguro de que todos los ciudadanos elegibles tengan la oportunidad de votar, con los demócratas, en este caso, más pesimistas que los republicanos.

La mayoría de demócratas y republicanos dudan que el otro partido acepte los resultados electorales en los estados que controlan, aunque los demócratas son más escépticos de los republicanos que a la inversa.

Entre los republicanos, el 56 % dice que no confía en que los funcionarios estatales en los estados controlados por los demócratas acepten los resultados de las elecciones si su partido pierde, mientras que el 43 % confía en esto.

Entre los demócratas, el 67 % no está seguro de que los funcionarios de los estados controlados por los republicanos aceptarán un resultado perdedor, mientras que el 32 % está seguro.

Entre los independientes, el 71 % confía en que los funcionarios de los estados liderados por los demócratas aceptarán un resultado perdedor, en comparación con el 51 % que dice confiar en tales resultados en los estados controlados por los republicanos.

La encuesta se realizó entre 1.101 adultos estadounidenses. Fueron entrevistados a través del AmeriSpeak Panel, el panel de encuestas fundamentado en probabilidades de la organización de investigación no partidista NORC en la Universidad de Chicago. Las entrevistas se realizaron por internet y teléfono. Los resultados generales tienen un margen de error en la muestra de más o menos cuatro puntos porcentuales.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.