Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Presidencia, EEUU, Cuba, Elecciones

El fin de una ilusión

El senador Marco Rubio sale de la lid por la presidencia de Estados Unidos y se diluyen las esperanzas para dar marcha atrás a la política de Obama hacia Cuba

Comentarios Enviar Imprimir

Con la salida del senador Marco Rubio de la contienda presidencial republicana desaparece la mayor amenaza a poner fin a los esfuerzos del presidente Barack Obama de acabar con más de medio siglo de relaciones hostiles entre Estados Unidos y Cuba.

Rubio fue el más prominente opositor a esta política entre los aspirantes republicanos. Al perder Florida y detener su campaña, se reducen drásticamente las esperanzas de los exiliados cubanos en Miami que quieren revertir los pasos tomados unilateralmente por el Gobierno de Obama para debilitar el embargo estadounidense al Gobierno cubano e incrementar el comercio con la Isla.

El senador Ted Cruz, de padre cubano, ha prometido también dar marcha atrás a la política de Obama, pero su relación con el tema cubano es menos sólida que la de Rubio, quien creció en un ambiente donde la “causa” domina la vida cotidiana de una parte de la comunidad. Durante buena parte de su vida Rubio ha vivido rodeado de exiliados de la llamada “línea dura”, políticos partidarios de un endurecimiento de la relación con el Gobierno cubano y los cubanoamericanos más críticos hacia el régimen de La Habana.

Cruz está más “apartado” del tema, afirma el abogado Pedro A. Freyre, experto en vínculos comerciales y de negocios con Cuba, según un artículo de la cadena periodística McClatchy.

“Me gustaría una relación de cambio entre Cuba y Estados Unidos”, dijo entonces Rubio. “Pero requerirá que Cuba cambie también, al menos su gobierno. Hoy en día, no es así”, agregó el senador, que acusó a la actual administración estadounidense de cimentar el terreno para extender el régimen comunista al apuntalar al Gobierno de Raúl Castro con millones de dólares.

“No se ha producido una sola apertura democrática, no ha habido cambio alguno en los derechos humanos”, dijo el senador por Florida en el debate del pasado jueves.

“Lo único que ha cambiado como resultado de esta apertura [del presidente Obama] es que el Gobierno de Cuba tiene más recursos para fortalecer su aparato represivo y mantenerse en el poder indefinidamente”, agregó Rubio.

También Rubio enumeró precisamente lo que a le gustaría que hiciera Cuba a cambio de una relación con Estados Unidos.

“Cuba debe tener elecciones libres. Debe dejar de encarcelar a la gente por hablar libremente. Cuba debe permitir la libertad de prensa. Debe echar a los rusos de Lourdes y echar la estación de escucha china en Bejucal. Cuba debe dejar de ayudar a Corea del Norte a evadir las sanciones de la ONU. Y Cuba debe devolver a los prófugos de la justicia estadounidense, entre estos la asesina del policía de Nueva Jersey, enviarla de regreso a Estados Unidos y a la cárcel a donde pertenece. ¿Y sabes qué? Entonces podemos tener una relación con Cuba”.

La base de escucha de Lourdes fue cerrada en 2002. Han existido rumores de la reapertura de esa base, se ha hablado de un pre-acuerdo al respecto, pero de momento no hay confirmación de una reapertura de dicha instalación, ni de Rusia, ni de Cuba, ni de Estados Unidos. La filtración de supuestas intenciones e informes, colocados en determinadas publicaciones rusas parece seguir un viejo juego practicado durante la Guerra Fría.

Por su parte el senador Cruz dijo en dicho debate que, a cambio de ninguna concesión por parte de Cuba, Estados Unidos iba a gastar millones de dólares en beneficio del gobierno de la Isla.

“En esto es donde tengo una discrepancia fundamental”, agregó Cruz, “No debemos permitir que millones de dólares fluyan a naciones que nos odian”.

La posición del magnate Donald Trump se limitó a repetir una vez más que él hubiera hecho un mejor acuerdo con Cuba que Obama, a lo que agregó que el acuerdo abre la posibilidad, por parte de La Habana, para una demanda multimillonaria, por lo que ordenaría una suspensión temporal de la embajada hasta lograr un mejor acuerdo. Como es usual en Trump, no dijo en que se fundamentaba para hablar de esa supuesta amenaza ni de dónde había sacado la cifra.

Trump reiteró que no apoyaba totalmente la política de Obama a Cuba, aunque aceptó que no estaba totalmente opuesto a una nueva relación con Cuba.

“Bueno, no estoy muy de acuerdo con el presidente Obama”, dijo Trump. “Creo que estoy en algún lugar en el medio. Lo que quiero es un trato mucho mejor del que se hizo, porque en este momento, como de costumbre en nuestro país, no hacemos un buen trato. No tenemos personas adecuadas en la negociación, tenemos personas que no tienen ni idea de lo que hacen”.

Agregó también su oposición al embargo, algo que ya había expresado en otras ocasiones.

“Cincuenta años es demasiado”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.