Actualizado: 26/11/2021 14:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Israel

Encuestas: Sharon ganaría las próximas elecciones

Los sondeos indican que los israelíes apoyan al actual primer ministro en su decisión de retirarse de Gaza, así como acciones similares en el futuro.

Enviar Imprimir

El nuevo partido de Ariel Sharon podría ganar las elecciones del 28 de marzo y vencer al Likud, su anterior formación política, según encuestas reseñadas por AP.

El triunfo le permitiría formar una coalición con el moderado Partido Laborista, de acuerdo con los resultados de los sondeos, dados a conocer este viernes en Jerusalén.

Una encuesta de la empresa Teleseker, publicada por el diario Maariv, dijo que el Partido de la Avanzada, de Sharon, captará 34 de los 120 escaños del Parlamento, cuatro más que los señalados por una investigación publicada el martes. Los moderados laboristas tendrían 26 y Likud, si es encabezado por Benjamin Netanyahu, recibiría solamente 13.

La encuesta realizada sobre una muestra de 443 adultos tiene un margen de error de 4,3%.

Un sondeo de Dahar, para el diario Yediot Ahronot, le da a Sharon 33 asientos, 26 a los laboristas y 13 a Likud. Una tercera investigación publicada por el periódico The Jerusalem Post, le da a Sharon 32 escaños, entre 25 y 26 para los laboristas y 12 ó 13 para Likud, si está a la cabeza Netanyahu.

La decisión de Ariel Sharon de abandonar el Likud sacudió el aparato político de Israel, dejando a muchos de sus principales rivales, entre ellos el ex primer ministro Benjamín Netanyahu, a la cabeza de un fracturado movimiento de línea dura.

Las encuestas de opinión indican que el público en general apoya a Sharon y su decisión de retirar a las fuerzas israelíes de la Franja de Gaza en septiembre, así como acciones similares en el futuro.

Los miembros del Likud se opusieron a la retirada, lo que finalmente llevó a Sharon a dejar el partido, convencido de que en un tercer mandato no se le permitiría continuar con el plan de paz apoyado por la comunidad internacional o realizar más retiradas.

Las encuestas de opinión y la baja asistencia el jueves a la primera reunión de la Comisión Central del Likud desde la salida de Sharon, apenas 500 de los 3.000 miembros registrados, señalarían que el partido que dominó la vida política israelí ha pagado un alto precio por no cambiar su posición.