Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Bolivia

Evo Morales suspende la construcción de carretera

La vía iba a dividir un parque natural. El mandatario boliviano también calificó de imperdonable la violenta represión policial contra los que se oponen al proyecto

Comentarios Enviar Imprimir

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha anunciado que suspende la construcción de la carretera que iba a dividir un parque natural y calificó de “imperdonable” la violenta represión policial del domingo contra la marcha indígena que se oponía a ese proyecto.

En una breve declaración al término de una jornada de protestas generalizadas, dijo que “queda suspendido el proyecto de carretera en el Parque del Territorio Indígena Isiboro Sécure” (Tipnis) mientras los departamentos Cochabamba y Beni, por los que debía pasar la obra, decidan sobre su continuidad.

Hasta ahora, el mandatario había reiterado que la carretera iba a construirse “sí o sí”, lo que desató una escalada de protestas y una marcha indígena por la Amazonía que el domingo cumplió 41 días en rechazo a esa obra financiada por Brasil.

La columna, de unos 1.500 indígenas, fue disuelta el domingo con violencia por medio millar de policías que golpearon y amordazaron a dirigentes de las etnias y mujeres y trasladaron por la fuerza a varios de ellos en autobuses y camionetas a pueblos vecinos.

El mandatario lamentó los excesos de la operación, que calificó de “imperdonable”, y anunció que una comisión de alto nivel formada por organismos internacionales y el Defensor del Pueblo investigará con profundidad lo sucedido.

“Lamentamos, repudiamos, los excesos realizados el día de ayer a la marcha. No comparto, no compartimos, una violencia, un exceso, un abuso hacia los hermanos indígenas que estaban en la marcha”, dijo el mandatario tras la oleada de protestas, incluida la dimisión de su ministra de Defensa, Cecilia Chacón.

Al tiempo, pidió ayuda para aclarar si durante la represión murieron un niño y dos ancianos, como denunciaron los indígenas, la Iglesia Católica y los medios, aunque los cuerpos —dijo— no han aparecido hasta ahora.

Aseguró que él, personalmente, nunca dispuso una intervención violenta como la producida, y que las autoridades encargadas del tema no han reportado víctimas, pero reconoció que “los hechos de ayer dejan mucho que desear”. Los policías atacaron con gases y porras el campamento de carpas de los indígenas cerca del pueblo de Yucumo, a más de 300 kilómetros de La Paz.

El subcomandante de la Policía, general Oscar Muñoz, aseguró que lo hicieron porque fueron amenazados por nativos armados con flechas, pero el Defensor del Pueblo, Rolando Villena, dijo que los agentes actuaron cuando los indígenas estaban a punto de cenar y exigió a Morales el “cese inmediato de la violencia”, lo mismo que la oficina de la ONU en La Paz.

Por su parte, el ministro del Interior, Sacha Llorenti, ha dicho que no hay informes sobre las supuestas muertes.

“No existe ningún reporte, por lo menos de parte de la Policía, de personas desaparecidas ni de que habría menores fallecidos, como lo han informado medios”, ha explicado Llorenti en una conferencia de prensa.

Los enfrentamientos se produjeron cerca del municipio de Yucumo, en la provincia de Ballivián, en el departamento de Beni (norte). Los agentes lanzaron gases lacrimógenos y los indígenas respondieron lanzando flechas, provocando una batalla campal.

La red de emisoras Erbol y algunas organizaciones sociales como la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) denunciaron la muerte de un bebé de tres meses por inhalar los químicos, así como la desaparición de 37 personas.

El Gobierno ha justificado en repetidas ocasiones las acciones de la Policía alegando que los manifestantes habrían atentado contra los agentes utilizando sus arcos y sus flechas. Además, denuncia que el pasado sábado retuvieron a la fuerza al ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno, David Choquehuanca, que intentaba reanudar las negociaciones con los manifestantes.

“En caso de que se hubiera cometido algún abuso al margen de los que establece la autoridad competente, entonces, por supuesto, esos abusos, tendrán que ser individualizados, procesados de acuerdo a nuestros ordenamiento jurídico”, ha aclarado Llorenti.

Morales, un indígena que llegó al poder en 2006 prometiendo defender los derechos de los más pobres, ha tenido que enfrentar en las últimas semanas las manifestaciones de los nativos que han criticado las concesiones que ha otorgado su Gobierno a empresas extranjeras en supuesto detrimento de las comunidades en las que nació y se formó.

Unos 1.500 nativos del TIPNIS comenzaron hace 43 días una marcha hacia La Paz en protesta por la construcción del segundo tramo de la carretera de Villa Tunari-San Ignacio de Moxos (Beni) que, según ellos, podría tener efectos medioambientales negativos.

Ante esta situación, Morales se vio obligado a convocar un referéndum en los departamentos de Beni y Cochabamba sobre la construcción de esta vía. Además, se comprometió con las comunidades del TIPNIS a impulsar una ley contra los asentamientos ilegales en este territorio que permita expulsar a los colonos, tal y como han exigido los indígenas.

Los indígenas rechazan la carretera porque atravesará la reserva natural del Tipnis y temen que esa reserva ecológica sea depredada e invadida por los productores de coca, planta base para fabricar cocaína.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.