Actualizado: 27/01/2020 13:43
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Peres, Israel, Castro

Fallece Simon Peres

Un momento sorprendente en la vida del exmandatario de Israel y Premio Nobel fue cuando le envió una carta de agradecimiento al que para entonces ya era exgobernante de Cuba, Fidel Castro

Comentarios Enviar Imprimir

El expresidente de Israel Simon Peres falleció el miércoles a los 93 años de edad en el centro médico Shiva, a las afueras de Tel Aviv. Aún se desconocen todos los detalles sobre la organización de su funeral. El exmandatario y Premio Nobel había empeorado su estado de salud, hecho que había provocado su hospitalización hacía dos semanas. Según habían indicado previamente fuentes cercanas a su entorno a AFP, “se debatía entre la vida y la muerte”.

Peres se encontraba hospitalizado en ese centro médico desde el 13 de septiembre, cuando sufrió un accidente cerebrovascular, y en las últimas horas su situación había empeorado considerablemente, según el servicio de noticias Ynet.

Desde hace dos semanas, y pese a que se temió por su vida en las primeras 24 horas de su ingreso, el veterano político israelí había permanecido en situación estable dentro de la gravedad.

El empeoramiento de su salud sorprendió tras dos semanas en las que se había informado de una leve mejoría y los médicos valoraban si permitir que respirara por sí mismo sin ayuda mecánica.

Considerado uno de los políticos israelíes de mayor talla mundial por impulsar los acuerdos de Oslo firmados con Palestina, que le valió el Nobel de la Paz junto a los líderes palestino Yaser Arafat e israelí Isaac Rabin, en Israel culminó su carrera política de 70 años al frente de la Presidencia, que abandonó en 2014, y tras ostentar numerosos cargos.

Su contribución más reconocida internacionalmente fue como artífice junto al hoy presidente palestino, Mahmud Abás, del acercamiento entre palestinos e israelíes, que culminó en 1993 con el reconocimiento israelí de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y viceversa.

De acuerdo con analistas políticos locales, con su fallecimiento concluye la generación de aquellos políticos arquitectos del Estado de Israel, fundado en 1948.

Peres y Castro

En relación con Cuba, uno de los momentos singulares de la carrera política de Peres fue cuando, siendo presidente de Israel, le envió una carta de agradecimiento al ya para esa fecha exgobernante Fidel Castro, en septiembre de 2010, luego que Castro declarara en una entrevista que Israel tenía derecho a existir como Estado judío y criticara al entonces presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, por negar la existencia del Holocausto.

Las declaraciones del exgobernante cubano resultaron sorprendentes entonces, ya que este ha sido muy crítico con Israel en el pasado y a menudo había expresado su apoyo por el pueblo palestino.

En dicha entrevista, Castro respondió a la pregunta de si Israel tenía derecho a existir, planteada por el periodista Jeffrey Goldberg de la revista estadounidense The Atlantic, “Sí, sin duda”.

A continuación, Goldberg le preguntó a Castro si su hermano Raúl, el actual presidente cubano, restablecería relaciones con Israel, y el líder de 84 años respondió que “esas cosas llevan su tiempo”.

La reanudación de relaciones entre Cuba e Israel continúa pendiente.

En la entrevista aparecida en The Atlantic, Castro urgió a Ahmadineyad que dejara de difamar a los judíos, y dedicó buena parte de su conversación de cinco horas a la cuestión del antisemitismo.

En la carta a Castro, Peres expresó: “Su comentario me emocionó mucho”.

Peres no fue la única importante figura política de Israel que respondió entonces con un comentario favorable a Castro.

Por su parte, el entonces primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que las palabras de Castro mostraban un “profundo conocimiento de la historia del pueblo judío y del Estado judío”.

Carta de Peres

A continuación la carta que Peres envió a Castro:

24 de Septiembre 2010

Estimado Sr. Presidente Fidel Castro,

He leído los comentarios que Ud. hizo durante la entrevista otorgada al periodista Jeffrey Goldberg y me han conmovido profundamente. Debo admitir que vuestras palabras me resultaron inesperadas y de una original y especial profundidad intelectual.

Yo sé que bajo las montañas de las controversias ideológicas existe —debe existir— un alma humana, sin la cual no tiene sentido la vida o al menos, sería muy difícil entenderla.

Ud. ha descrito el sufrimiento del pueblo judío en su marcha por el desierto, de la esclavitud hacia la Tierra Prometida, el Holocausto que exterminó un tercio de nuestro pueblo y el sufrimiento que fue parte de nuestra historia y lo ha hecho en una forma muy conmovedora.

Es un camino muy difícil, es un dolor que no se puede borrar. Aun así, jamás no hemos perdido la esperanza humana, la esperanza de igualdad que no permite dividir a los hombres en esclavos y dueños, la esperanza de una fe donde no es permitido inclinarse frente a falsos dioses y la esperanza de paz entre las personas y entre los pueblos. Desde entonces ansiamos, como en los días del recibimiento de la Torah, que los Diez Mandamientos nos guíen en nuestro camino, hacia nosotros mismos y hacia el prójimo. Cuba es una isla rodeada de mar. Israel es una isla política, rodeada de amenazas. Ud. trato de navegar hacia grandes mares, para poder mostrar que pequeñez geográfica no necesariamente significa pequeñez humana.

Nosotros tratamos de probar que pequeñez política no debería ser pequeñez de valores. Y es por eso que nosotros queremos ver en nuestros vecinos a nuestros amigos. Y cuanto más bien y mejor ellos estén, mejor será para nosotros. Sus palabras han sido una especie de puente sorprendente entre la dura realidad y un nuevo horizonte.

Y es por eso que le quiero agradecer sinceramente.

Ha demostrado que lejanos pueden también ser cercanos.

Lo saluda atentamente,

Shimon Peres
Presidente del Estado de Israel


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.