Actualizado: 05/04/2020 0:00
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Libia, Revueltas, ONU

Gadafi continúa bombardeos mientras la ONU no llega a un consenso

Francia presionaba a los cancilleres del Grupo de los Ocho reunidos en París, al igual que a miembros del Consejo de Seguridad en Nueva York, para imponer la zona de exclusión aérea

Comentarios Enviar Imprimir

Las tropas de Muamar el Gadafi bombardeaban a los rebeldes libios el lunes dentro de una contraofensiva que ha desplazado a los insurgentes 100 kilómetros en una semana, lo que ha dejado rezagados los esfuerzos diplomáticos para establecer una zona de exclusión aérea en Libia.

Ahora existe una posibilidad real de que cuando las potencias mundiales se pongan de acuerdo en una respuesta al conflicto, las fuerzas de Gadafi podrían haber ganado.

En Nueva York, no emergió un consenso en una reunión de los 15 miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

“Hay que responder cuestiones fundamentales, no solo qué tenemos que hacer, sino cómo tiene que hacerse”, dijo el embajador ruso Vitaly Churkin.

“Si hay una zona de exclusión aérea, quién va a aplicarla (…) sin esos detalles o respuestas a esas preguntas, es muy difícil tomar una decisión responsable”, agregó.

Mientras, la artillería y los tanques del Gobierno libio retomaron la pequeña población de Zuwarah, a 120 kilómetros al oeste de Trípoli, tras un intenso bombardeo, dijo el residente Tarek Abdallah por teléfono.

Quizá de forma más significativa, las fuerzas del Gobierno reducían la zona del este de Libia aún en control de las fuerzas revolucionarias

El domingo recuperaron la ciudad de Brega, donde hay una importante terminal petrolera, y el lunes volaron más allá de las líneas rebeldes para bombardear Ajdabiyah, la única población de un tamaño considerable entre Brega y el bastión rebelde: Bengasi.

Ajdabiyah tiene carreteras en dirección a Bengasi y Tobruk, lo que podría permitir a las tropas de Gadafi a rodear la segunda ciudad del país y sus 300.000 habitantes.

Soliman Bouchuiguir, presidente de la Liga Libia de Derechos Humanos, dijo en Ginebra que si las fuerzas de Gadafi fuertemente armadas avanzan hasta poder atacar Bengasi: “Habrá un baño real de sangre, una masacre como la que vimos en Ruanda”.

Francia presionaba a los ministros de Exteriores del Grupo de los Ocho reunidos en París, al igual que a miembros del Consejo de Seguridad en Nueva York, para la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Libia.

El embajador libanes Nawaf Salam, el único representante árabe en el consejo, dijo que Líbano quería que se actuara lo más pronto posible.

“Pensamos que no solo es una petición legítima, sino una petición necesaria”, dijo. “Deben tomarse medidas para detener la violencia, poner fin a la (…) situación en Libia, proteger a los civiles”.

“La comunidad internacional está dando largas”, dijo Saad Djebbar, un abogado de Londres y experto en asuntos libios

Las noticias del sufrimiento humano y las atrocidades podrían persuadir a más potencias de que la ayuda es necesaria y también impulsaría al Consejo de Seguridad a la acción. Pero aunque Human Rights Watch denunció una serie de arrestos arbitrarios y desapariciones en Trípoli, aún falta encontrar evidencias más contundentes.

El vice alto comisario de la ONU para los Derechos Humanos dijo que Kyung-wha Kang había dicho en Ginebra que el Gobierno de Gadafi había “elegido atacar a civiles con una fuerza masiva e indiscriminada”

“Todos aquí están confundidos sobre cuántas víctimas la comunidad internacional juzga como suficientes para que ayuden. Tal vez deberíamos a empezar a cometer suicidios para alcanzar el número requerido”, dijo el portavoz rebelde Esam Gheriani.

“Es vergonzoso (…) Esperamos que hoy se produzca algún avance como una resolución” del Consejo de Seguridad, agregó en Bengasi.

Si el Consejo apoya la zona de restricción aérea, su cumplimiento recaerá principalmente en Estados Unidos, que se ha mostrado cauto sobre una intervención militar directa.

El secretario de prensa del Pentágono, Geoff Morrell, dijo a la cadena de televisión MSNBC que la zona de exclusión era una opción que se estaba considerando, pero añadió: “Es una decisión, una decisión finalmente política, que aún no se ha adoptado”.

Rusia y China son incluso menos entusiastas, aunque según diplomáticos dijeron que tendrían dificultades a la hora de imponer un veto cuando la Liga Árabe ha solicitado la zona de restricción. Algunos enviados dijeron que Moscú y Pekín podrían abstenerse al respecto.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, prohibió el lunes a Gadafi y su familia viajar a Rusia y efectuar transacciones financieras en el país.

El ministro de Exteriores ruso, Serge Lavrov, dijo a periodistas que Rusia consideraría cualquier propuesta que procediera del Consejo de Seguridad.

Lavrov dijo que líderes de la Liga Árabe habían indicado que podría imponerse una zona “con algunas restricciones, principalmente con el respeto completo a la soberanía de Libia y sin el uso de arsenales para destruir las instalaciones de defensa aérea”.

Turquía, miembro de la OTAN, fue más categórico.

“La intervención militar de la OTAN en Libia o cualquier otro país sería totalmente contraproducente”, dijo el primer ministro, Tayyip Erdogan, en un foro internacional en Estambul.

Mientras la disputa diplomática continúa, los tanques y aviones de Gadafi han mostrado ser netamente superiores a las fuerzas rebeldes, especialmente en el terreno desértico entre grandes ciudades.

La única ciudad importante retenida por insurgentes fuera del este es Misrata, la tercera población de Libia, ubicada a unos 200 kilómetros de la capital.

Rebeldes y residentes dicen que el asalto a la ciudad se ha detenido por un motín en las filas de las fuerzas del Gobierno que están asediando la zona.

“Vienen desde el este y también desde el oeste y el sur. Están a un kilómetro del centro de la ciudad”, dijo el residente Tarek Abdalá por teléfono.

“La lucha ha parado ahora. A primera hora del lunes escuchamos cinco descargas tras fuertes combates por la noche y ahora se ha detenido”, dijo Mohamed, residente de Misrata, a Reuters por teléfono.

“No sabemos por qué ha parado. Quizá se han cansado o quizá un grupo ganó al otro. Las cosas no están claras”.

El Gobierno niega tajantemente la información y es imposible verificarlo, pero las tropas de Gadafi parecen haber pospuesto los ataques a Misrata los últimos tres días.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.