Actualizado: 20/10/2021 13:39
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Medio Oriente

Hamas acusa a Estados Unidos de intentar provocar una guerra civil palestina

Washington anunció una ayuda de 86 millones de dólares para las fuerzas de seguridad fieles al presidente Mahmoud Abbas, jefe de Al Fatah.

Enviar Imprimir

El movimiento extremista Hamas acusó este miércoles a Estados Unidos de tratar de provocar una guerra civil al entregar millones de dólares para fortalecer a su rival, el partido Al Fatah, mientras ambos grupos palestinos liberaban a sus rehenes y la frágil tregua persistía por segundo día consecutivo en Gaza, informó la AFP.

"Ayer en la noche comenzamos a aplicar el acuerdo entre Al Fatah y Hamas y hubo canje de rehenes de ambos lados", dijo a la AFP el portavoz de Hamas, Ismail Radwan.

"Decenas de rehenes fueron liberados por ambos lados", confirmó el portavoz de Al Fatah en la Franja de Gaza, Tawfic Abu Jussa.

"El ambiente es mejor", pero "la fuerza ejecutiva (controlada por el gobierno del Hamas) sigue desplegada en las calles, lo que provoca tensiones y no ayuda al restablecimiento de la confianza" entre los dos movimientos, agregó.

El canje tuvo lugar en el segundo día del alto al fuego, anunciado el martes en la noche, después de la muerte desde el jueves de al menos 35 palestinos, en la peor ola de combates en la Franja de Gaza desde la victoria del Hamas sobre Al Fatah en las elecciones de enero.

El acuerdo, ampliamente respetado a pesar de la muerte de un activista de Hamas el martes, establece la retirada de los hombres armados de las calles, la liberación de activistas secuestrados, el fin de las campañas hostiles entre los dos movimientos y la entrega a las autoridades de los elementos "sospechosos de estar implicados en homicidios".

Al tiempo que la calma comenzaba a imponerse en Gaza, Hamas acusó al gobierno estadounidense de tratar de provocar una guerra civil en los territorios palestinos al anunciar una ayuda de más de 86 millones de dólares para las fuerzas de seguridad fieles al presidente Mahmoud Abbas, jefe de Al Fatah.

"Cada vez que la administración estadounidense ve que llegamos o estamos llegando a un acuerdo (entre Hamas y Al Fatah), envía a Condoleezza Rice para perturbar el ambiente o anuncia una ayuda financiera", dijo Ismail Radwan.

El presidente estadounidense, George W. Bush, ordenó otorgar unos 86,4 millones de dólares de ayuda para las fuerzas de seguridad bajo control directo del presidente Abbas, indicó la Casa Blanca.

Ghazi Hamad, portavoz del gobierno de Hamas (acrónimo en árabe del Movimiento de Resistencia Islámica), denunció por su parte "una injerencia estadounidense flagrante en los asuntos palestinos para mantener la división y las luchas internas".

En cambio, el gobierno palestino saludó en un comunicado las conclusiones de una comisión parlamentaria británica criticando el boicot internacional contra el gabinete de Hamas.

Saludando una "acción valiente" de la Cámara de los Comunes británica, el gobierno palestino llamó a Occidente a revisar su política de "boicot y de aislamiento".

La comisión parlamentaria británica afirmó en conclusiones publicadas este miércoles que la decisión de boicotear al gobierno palestino era "de poca confianza" y podría conducir a un aumento de la violencia.