Actualizado: 16/08/2019 16:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Estonia

Hotel de Estonia muestra las instalaciones del KGB para espiar a extranjeros

El museo, que consta de dos habitaciones y pasillos, recrea el lugar de trabajo de los agentes del KGB, con estanterías con equipos electrónicos que permitían controlar en secreto a los huéspedes del hotel

Comentarios Enviar Imprimir

La capital estonia, Tallin, acoge desde hoy un museo del KGB en la planta 23 del hotel Viru, donde la Seguridad del Estado contaba en la época soviética con equipos para escuchar las conversaciones de los turistas extranjeros que se alojaban en ese establecimiento, uno de los mejores de la desaparecida URSS.

Los habitantes de Tallin y los huéspedes de la capital acostumbraban a visitar el restaurante de la planta 22 del Viru, con vistas sobre el distrito de Stari Gorod (Ciudad Antigua) y del mar, aunque prácticamente nadie sabía lo que ocurría un piso más arriba.

La directora ejecutiva del hotel, Anu Soosaar, precisó que la idea de abrir el museo se estuvo fraguando durante diez años, “ya que las habitaciones abandonadas del KGB en la planta 23 siempre despertaron un gran interés” entre los huéspedes del Viru.

“El año de (Tallin como) capital cultural de Europa constituye el momento más apropiado para explicar la historia del hotel Viru y del papel que desempeñaba el KGB y, al mismo tiempo, ofrece la oportunidad a nuestros huéspedes de sentir el espíritu de los tiempos de los que venimos”, dijo Soosaar a la agencia báltica Delfi.

El museo, que consta de dos habitaciones y pasillos, recrea el lugar de trabajo de los agentes del KGB, con estanterías con equipos electrónicos que permitían controlar en secreto a los huéspedes del hotel.

Sobre las mesas pueden verse magnetófonos, máquinas de escribir, teléfonos de tiempos soviéticos y diversa documentación.

Según explica el guía, los servicios secretos soviéticos controlaban 60 de las 400 habitaciones del hotel y contaban con conexión por radio con Moscú y Finlandia, de donde provenía el grueso de turistas extranjeros.

El museo celebra en el día de su inauguración una jornada de puertas abiertas para todos los habitantes de Tallin y huéspedes de la capital.

La planta 23 puede ser visitada únicamente en grupos de un máximo de 25 personas y en compañía de un guía.

Hasta finales de abril, el museo podrá visitarse sólo los sábados y domingos de 10.00 a 11.30 de la mañana y a partir de mayo y hasta finales de septiembre, permanecerá abierto los siete días de la semana de 10.00 a 18.00.

Los huéspedes del hotel podrán visitar el museo por 5 euros, mientras que el resto de visitantes deberán pagar 7 euros de entrada.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.