Actualizado: 18/10/2017 20:02
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Debate, EEUU, Elecciones

Intercambio de insultos

Por momentos el segundo debate presidencial estadounidense pareció no una discusión entre políticos sino una pelea propia de un reality show

Comentarios Enviar Imprimir

En Citizen Kane, la célebre película de Orson Welles, el magnate empresario y protagonista de la cinta pierde las elecciones a gobernador porque su rival da a conocer una infidelidad de Kane, quien días antes había publicado en su periódico una foto de su contrario vestido de presidiario.

La política estadounidense se ha encargado de superar con creces la ficción del cine. El segundo debate entre los candidatos Donald Trump y Hillary Clinton fue un gran intercambio de insultos. Unos coinciden en que la vencedora fue Hillary, aunque otros consideran que ninguno quedó como un claro ganador. Otros consideran que Trump “ganó”, simplemente porque no perdió.

Para algunos lectores de medios como Univisión la gran ganadora fue Clinton. Al igual, una encuesta publicada por CNN en Español. A su vez, Los Angeles Times dio a la exsecretaria de Estado como vencedora. Pero otros medios hispanos como SinEmbargo.mx dijo que ninguno había dominado la contienda. Por su parte, CNN señala que en términos del discurso que pronunciaron ambos candidatos hubo un empate.

Para la especialista Cathleen Decker, Trump llegó al debate en una gran desventaja aturdido por el lanzamiento del polémico video. “Así que tenía un gran agujero para salir de él y no lo hizo. Estaba irritable, interrumpiendo repetidamente a los moderadores”.

Y agrega que Clinton, “por el contrario, estaba bien informada sobre cuestiones de política y manipuló bien las críticas sobre sus mensajes de correo electrónico”, dice la experta a Los Angeles Times.

Para Doyle McManus este debate se enfocó en la controversia sobre alardes de comportamiento de abuso sexual hacia las mujeres de Trump, “Clinton hizo un mejor trabajo de trazar sus políticas, demuestra que ella puede hacer las cosas. Trump, está empeñado en ataques incesantes, rara vez explicó sus propias políticas o cómo iba a ser más eficaz”, dijo.

Ataques

La demócrata fue la primera en comenzar con el polémico intercambio, al recordarle a Trump las veces que había atacado a las mujeres. El magnate inmobiliario se defendió criticando las infidelidades del esposo de Hillary, Bill Clinton.

El candidato republicano a la Casa Blanca, reconoció haber eludido impuestos tras declarar $916 millones en pérdidas en 1995, pero le echó a Hillary la culpa de ello por no haber cambiado las leyes y agregó que otros millonarios han hecho lo mismo. “Yo solo era una senadora en un gobierno con un presidente republicano”, respondió la demócrata.

En la última parte del encuentro, celebrado en San Luis, Missouri, los candidatos fueron instados a reconocer algo positivo de su oponente.

Clinton fue la primera en responder: “Respeto a sus hijos. Son increíblemente capaces y leales, y creo que eso dice mucho sobre Donald y es algo que respeto”.

“Bueno, creo que la declaración sobre mis hijos a sido un muy buen cumplido. No sé si lo ha dicho como un cumplido”, dijo el magnate neoyorquino antes de responder a la pregunta.

“Voy a decir esto sobre Hillary: ella no abandona, no se rinde. Es una luchadora. No estoy de acuerdo con muchas de las cosas por las que lucha, pero lucha duro, no se rinde y no abandona, y considero que es un rasgo muy bueno”.

Tras estos cumplidos, que dieron un aparente final feliz a un tenso intercambio durante algo más hora y media, los moderadores dieron por terminado el debate y los dos candidatos se despidieron con un apretón de manos, algo que habían evitado al inicio del cara a cara.

Bill Clinton y cuatro mujeres

La tónica del evento fue establecida, en buena medida, antes de su inicio. A menos de una hora antes del encuentro, Trump apareció en una conferencia de prensa con Kathleen Willey, una exvoluntaria en la Casa Blanca que alegó que en 1993 el entonces presidente Bill Clinton la atacó sexualmente. Junto a ella estaban Juanita Broaddrick y Paula Jones, quienes también que acusaron a Bill Clinton de violarlas o hacer insinuaciones sexuales indeseadas. Una cuarta mujer, Kathy Shelton, tenía 12 años cuando Hillary Clinton, como abogada, defendió al individuo que la violó.

Trump además invitó a las cuatro mujeres dentro del auditorio donde se celebró el debate, y donde también estaba presente Bill Clinton.

Jennifer Palmieri, la vocera de la campaña de Clinton, emitió un comunicado después de que Trump apareciera con las cuatro mujeres.

“No nos sorprende ver a Donald Trump continuar su carrera destructiva”, dijo Palmieri. “Hillary Clinton entiende que la oportunidad en esta reunión es hablar a los votantes que están en el auditorio sobre los temas que son de interés para ellos, y este truco no cambia esto. Si Donald Trump no ve eso, es su pérdida. Como siempre, ella está preparada para lidiar con cualquier cosa que Donald Trump lance contra ella”.

Algunos momentos fundamentales

Trump trató de minimizar el espectacular escándalo a raíz de la divulgación de declaraciones suyas, grabadas en 2005, en que se jactaba de usar su condición de celebridad para atacar sexualmente a mujeres. “Con seguridad no estoy orgulloso de eso. Pero fue una conversación de vestuario”, dijo Trump, quien el sábado divulgó un video con un pedido de disculpas por las frases. En cambio, Clinton no aceptó las disculpas y afirmó que las grabaciones muestran que “éste es Donald Trump”, para añadir que el candidato conservador “no está capacitado” para ser presidente.

“Me siento atraído por las mujeres bellas automáticamente, y empiezo a besarlas”, se oye a Trump decir en la grabación. “Es como un imán. Las beso. Ni siquiera espero. Y cuando eres una estrella, te dejan hacerlo. Puedes hacer cualquier cosa. Lo que quieras. Agarrarlas en la [entrepiernas]. Lo que sea”.

Cuando el moderador Anderson Cooper de la cadena CNN le preguntó a Trump sobre la grabación, este respondió que aunque se sentía arrepentido de haber dicho eso, en realidad no era relevante, porque había sido solo “charlas de vestuario” que no involucró ninguna acción de su parte.

“Entonces, ¿usted no tocó o besó a estas mujeres sin su consentimiento”? preguntó Cooper.

“No, no lo hice”, contestó Trump, a lo que un poco después agregó: lo que hizo Bill Clinton fue peor.

“Si tú ves a Bill Clinton, fue mucho peor, lo mío fueron palabras, lo de él fue acción”, apuntó Trump. “Esto es lo que él ha hecho con las tres mujeres. No ha habido nadie en la historia de la política en esta nación que ha sido tan abusivo con las mujeres, así que tú puedes decir lo que quieras, pero Bill Clinton fue abusivo con las mujeres”.

Y luego, agregó Trump, su esposa, en lugar de expresar tristeza o apoyo a estas mujeres, las atacó ferozmente, cuestionando su veracidad.

Trump prometió que en caso de ser elegido presidente determinará la apertura de una investigación especial sobre el interminable escándalo con los correos electrónicos de Clinton cuando era secretaria de Estado. “Daré instrucciones el secretario de Justicia que nombre un fiscal especial para que investigue tu situación, porque nunca ha habido tanta mentira y tanta cosa oculta”, dijo. Clinton respondió que “afortunadamente” Trump no era el presidente, a lo que el millonario candidato acotó secamente: “estarías en la cárcel”.

De acuerdo con Clinton, Rusia está buscando influenciar el resultado de las elecciones para favorecer a Trump. A un mes de las elecciones presidenciales de noviembre, autoridades estadounidenses acusaron formalmente a Rusia ser responsable por una serie de invasiones de sistemas informáticos del partido Demócrata, acusación que Rusia clasificó como “falsas”.

Clinton, sin embargo, parece no tener dudas. “Nunca hemos tenido en la historia de nuestro país una situación en que un adversario, una potencia extranjera, esté trabajando tan duro para influenciar en el resultado de una elección. Créanme, ellos no están haciendo eso para que yo sea electa. Están haciendo eso para influenciar la elección para Donald Trump”, afirmó.

Por su parte, el aspirante republicano respondió que “no conoce Rusia, ni Moscú, ni a Putin” y no tiene negocios en ese país, pero valoró que sería “estupendo” que tuvieran “buenas relaciones” para “combatir de manera conjunta al Estado Islámico”.

Trump detalló que “no hay más que ver cómo Rusia trata la situación allí, cómo junto con Irán y el Gobierno sirio está luchando y acabando con el EI” y opinó que su país también debe combatir y destruir a los yihadistas “antes de que sea demasiado tarde”.

Por momentos dio la impresión de que Trump, más que buscar el voto de los electores indecisos, estaba en empeñado en reafirmarse en su base de votantes desde las primarias. La explicación de este hecho vendría dada por la creciente confrontación que el millonario está sintiendo por parte de prominentes figuras del Partido Republicano.

Apenas hubo propuestas políticas, acaso porque el republicano no las tiene y la demócrata no es capaz de resumirlas en dos minutos, que era el tiempo que tenía cada candidato para responder. No hubo ejemplos de personas concretas que se hayan visto beneficiadas o perjudicadas con las políticas que se estaban defendiendo. Muchos consideran que no fue más que un debate aburrido, en que los candidatos solo lograron reafirmar que “son como son”.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.