Actualizado: 23/05/2018 8:28
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Nieta, China, Mao

La nieta de Mao y su matrimonio millonario

En 2013 los chinos descubrieron que una nieta de Mao, Kong Dongmei, y su marido, Chen Dongsheng, formaban parte de una lista de las personas más ricas del país

Comentarios Enviar Imprimir

Su retrato preside la entrada de la Ciudad Prohibida, frente a la plaza Tiananmen, en Pekín. Bajo él, se retratan cada día sin cesar los grupos de turistas llegados de todos los rincones del país. Todavía en China hay quienes recuerdan o mencionan con nostalgia la época de Mao, cuando imperaba la escasez y el futuro era siempre una esperanza lejana, pero donde al menos se disfrutaba del triste consuelo de repetir que no existían ricos en el país. Al menos ricos como se conocía o se hablaba que existían Occidente. Privilegiados no, eso todos los chinos sabían que andaban por todas partes, pero ricos, esos de mucho dinero en el bolsillo o en cuentas bancarias, con propiedades y negocios aquí y allá, incluso en el extranjero, de esos no había en China, para consuelo de tontos.

Luego vino Deng Xiaoping y todo cambió. Enriquecerse ya no era malo ni prohibido. Y los chinos descubrieron no solo que algunos eran más iguales que otros —eso ya lo sabían— sino que la riqueza reinaba incluso entre los descendientes del Gran Timonel.

En 2013 los chinos descubrieron que una nieta de Mao, Kong Dongmei, entonces de algo más de 40 años, y su marido, Chen Dongsheng, formaban parte de una lista de las personas más ricas del país.

La pareja ocupaba la posición 242 de la clasificación de la revista financiera china Nueva Fortuna, con una riqueza estimada en 5.000 millones de yuanes (620 millones de euros) en esa fecha.

Kong es nieta de Mao y su tercera esposa, He Zizhen. En 2001 abrió una librería en Pekín, con publicaciones sobre Mao y promoción de la cultura roja, después de haber estudiado en la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos.

En 2011 se casó con Chen, que controla una compañía de seguros y una casa de subastas, entre otros negocios, tras haber mantenido la relación sin estar casados durante 15 años, según la revista. La pareja además había violado la política de hijo único. Nueva Fortuna afirmaba que el matrimonio tenía dos hijas y un hijo

Para aquella fecha China limitaba a uno el número de hijos que pueden tener la mayoría de las parejas en las zonas urbanas. En las rurales, podían tener dos si el primero es niña. La política del hijo único fue instaurada en 1979, pero en octubre de 2015 abandonada de forma definitiva, aunque se mantuvo sin embargo el límite de dos hijos por pareja

Algunos han argumentado que los millones pertenecen a su marido, que este se hizo rico antes de que la pareja contrajera matrimonio, y que Kong, simplemente, se casó con un hombre adinerado. ¿Pero eso de casarse con un millonario es parte de la herencia ideológica maoísta?

En julio de 2016 se supo que Chen Dongsheng no solo era rico, sino el principal accionista de la casa de subastas Sotheby’s y una importante figura en el negocio del arte.

La firma Taikang Life Insurance, de la cual Chen es el chaiman y jefe ejecutivo, divulgó entonces que se había convertido en la principal accionista de Sotheby’s, con el 13,5 % de los valores, luego de una serie de adquisidores.

Taikang es la principal accionista de China Guardian Auctions, una compañía que Chen ayudó a fundar en 1993.

Chen, con 60 años en la actualidad, tiene un pedigrí comunista de mucho menor mérito que su esposa. Es hijo de un soldado del Ejército de Liberación Nacional.

El empresario señala su participación en el mercado de subastas de arte como una labor patriótica, destinada a proteger la herencia cultural china, pero también apoya el arte contemporáneo. Se declara estar a favor del actuar libre de las fuerzas del mercado, pero ha centrado su labor en las ventas de arte y seguros, que en China requieren de contar con el apoyo de los reguladores de dichas esferas.

Sotheby’s cuenta con operaciones en China, y tiene oficinas en Pekín y Shanghái, así como otra en Hong Kong, donde compite con Guardian y otras subastadoras.

En cualquier caso, contar con la presencia, como principal accionista, del hijo del soldado y la nieta de Mao no deja de ser muy conveniente para sus negocios y sus relaciones con el Gobierno chino.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.