Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Libia, Revueltas

La OTAN ataca el complejo de Gadafi

Un portavoz del Gobierno en Trípoli dijo que el líder libio se encontraba ileso y de buen ánimo

Comentarios Enviar Imprimir

Un ataque aéreo de la OTAN destruyó el lunes un edificio dentro del complejo de Bab al Aziziyah de Muamar el Gadafi, pero un portavoz del Gobierno en Trípoli dijo que el líder libio se encontraba ileso y de buen ánimo.

Bomberos seguían trabajando para extinguir las llamas en una parte del edificio destruido cuando periodistas extranjeros fueron llevados en una visita guiada al recinto en Trípoli.

El portavoz Mussa Ibrahim dijo que tres personas murieron y 45 resultaron heridas en el ataque aéreo lanzado durante la madrugada del lunes, y agregó que aún hay algunos funcionarios desaparecidos. La información no pudo ser confirmada independientemente.

Ibrahim sostuvo que la redada parecía haber sido un intento de terminar con la vida de Gadafi, pero quienes murieron eran funcionarios de oficinas y guardias de seguridad. Agregó que el edificio alojaba oficinas políticas.

¿Cómo es que este acto de terrorismo está protegiendo a los civiles en Libia?”, dijo Ibrahim a los periodistas. “Este es un intento cobarde de perseguir a una persona”, afirmó.

El funcionario dijo que Gadafi no se estaba ocultando, pero que se encontraba en un lugar seguro.

“Él está bien, está a salvo, está de buen ánimo”, manifestó Ibrahim.

El hijo de Gadafi, Saif al Islam, sostuvo que este tipo de ataques no intimidarán al Gobierno libio.

“El bombardeo que apuntó contra el complejo de Gadafi hoy (…) solo asustará a los niños. Es imposible que nos atemorice o nos haga rendirnos o izar la bandera blanca”, dijo según citó la agencia de noticias estatal Jana.

Autoridades libias han contactado con Rusia, China, Italia, Turquía y otros países para quejarse por el ataque contra el complejo de Gadafi, según un comunicado del Gobierno.

El complejo de Gadafi había sido atacado previamente, pero las fuerzas de las OTAN parecen haber aumentado el ritmo de las incursiones en Trípoli en los últimos días.

Un objetivo cercano, que el Gobierno dijo era un aparcamiento de automóviles pero que parecía ocultar un búnker, fue atacado hace dos días.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia han dicho que no detendrán su campaña aérea sobre Libia hasta que Gadafi abandone el poder.

Washington ha asumido un rol secundario en la guerra aérea desde que cedió el mando a la OTAN a fines de marzo, pero está bajo presión para que haga más. Esta semana envió su nave no tripulada Predator, que disparó por primera vez el sábado.

El Gobierno libio está en diálogos con países que han criticado los ataques aéreos de Occidente por exceder el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU de proteger a civiles.

El lunes, el ministro de Relaciones Exteriores libio, Abdelati Obeidi, estaba en la capital de Etiopía, Adis Abeba, para discutir un plan de paz con la Unión Africana (UA).

Obeidi y dos representantes rebeldes tenían previsto mantener reuniones separadas con el Consejo de Paz y Seguridad de la UA y con miembros de organismos internacionales como Naciones Unidas o la Unión Europea.

Los rebeldes rechazaron un plan de paz previo de la UA debido a que no incluía la salida de Gadafi.

“Esta será la primera vez que (los rebeldes) asistan a una reunión aquí. Nos reuniremos con las dos partes, una después de la otra”, dijo Ramtane Lamamra, comisario de Paz y Seguridad de la UA.

Los rebeldes han rechazado anteriores ceses al fuego anunciados por el Gobierno libio, diciendo que las fuerzas de Gadafi siguieron luchando a pesar de afirmar que dejarían de hacerlo.

Tropas del Gobierno bombardearon nuevamente el bastión rebelde de Misrata el domingo, dos días después de anunciar su retiro luego de un sitio de dos meses.

Basheer al Saadawi, miembro del comité de información de los rebeldes en Misrata, dijo a Al Arabiya que 48 personas han muerto desde que las tropas de Gadafi comenzaron a retirarse. Seis personas murieron en “fuego indiscriminado”, incluyendo dos niños cuyos cuerpos quedaron íntegramente quemados.

El número de muertos no pudo verificarse de forma independiente.

Un portavoz de Gobierno dijo que el Ejército aún lleva a cabo su plan de abandonar la ciudad, pero que devolvió el fuego cuando fuerzas que se retiraban fueron atacadas.

“Mientras nuestro Ejército se retiraba desde Misrata fue atacado por los rebeldes. El Ejército contraatacó pero continuó su retirada desde la ciudad”, indicó Mussa Ibrahim a los periodistas.

El Gobierno dijo que su Ejército se está retirando desde la ciudad y enviando en su lugar a miembros de tribus con armas. Los rebeldes señalaron que el anuncio podría ser parte de una artimaña para enmascarar movimientos de tropas o incitar a la violencia entre los sublevados y las ciudades aledañas.

El líder rebelde Mustafa Abdel Jalil dijo en una rueda de prensa en Kuwait que ese país contribuirá con 50 millones de dinares kuwaitíes (177 millones de dólares) al consejo rebelde de Libia para ayudar a pagar salarios en la separatista región este del país.

“Esta cantidad nos ayudará mucho a pagar los salarios de empleados que no recibieron sus bajos salarios durante dos meses”, explicó Jalil.

“Somos capaces de cubrir solo el 40 % de esa cantidad. Necesitamos ayuda urgente”, agregó.

Los rebeldes han estado buscando el reconocimiento internacional así como el apoyo material de Occidente y el Mundo Árabe.

Ellos han sido incapaces de avanzar desde el este de Libia y han librado una feroz batalla con avances y retrocesos contra las fuerzas leales a Gadafi en la carretera entre las ciudades orientales de Ajdabiya y Brega.

Abdel Jalil dijo que los rebeldes también habían recibido armas de “amigos y aliados”, pero no especificó qué países u organizaciones las habían donado.

Al menos tres personas murieron en la montañosa localidad de Zintan, a 160 kilómetros al sudoeste de Trípoli, tras ser alcanzadas por tanques y cohetes de Gadafi, según residentes.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.