Actualizado: 20/07/2018 16:13
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

EEUU, Inglaterra, Obama

Las bondades de dejar el poder

Los Obama salieron de la Casa Blanca intactos. “Hicimos el trabajo de una forma que preservó nuestra integridad y nos dejó satisfechos”, afirma el expresidente

Comentarios Enviar Imprimir

La primera entrevista concedida por Barack Obama desde que dejó la presidencia de Estados Unidos estaba destinada a ser todo un acontecimiento.

Y el hecho de que su entrevistador fuera un miembro de familia real británica —el príncipe Harry— la hizo todavía más especial, informa la BBC.

Obama conversó con Harry durante más de 40 minutos para el programa Today de la BBC, que tuvo al príncipe británico como editor invitado de su emisión del 27 de diciembre.

El exmandatario habló de cómo ha cambiado su vida ahora que no estaba en la Casa Blanca, sus actuales proyectos y hasta de sus propósitos para el año que viene.

Y también lanzó una advertencia sobre los problemas generados por el uso “irresponsable” de internet, en lo que muchos han interpretado como una crítica a su sucesor.

“No mencionó a Donald Trump por su nombre, pero su preocupación por el rumbo que está tomando EEUU se hizo evidente”, resumió el corresponsal de la BBC en Washington Jon Sopel.

El príncipe, quien reconoció estar más acostumbrado a estar del otro lado de los micrófonos, inició la entrevista preguntándole a Obama cómo habían cambiado sus mañanas desde que no estaba en la Casa Blanca.

“Me levanto más tarde”, fue lo primero que dijo el exmandatario. “Y es maravilloso poder tener control sobre tu día, de una forma que simplemente no puedes cuando eres presidente”, reconoció.

“Si me levanto y quiero pasar 45 minutos más hablando con Michelle y tomarme mi tiempo desayunando, puedo hacerlo. Y se siente genial”, confesó Obama.

“Ahora cuando me levanto puedo tomar mis propias decisiones acerca de cómo quiero usar mi tiempo, sobre qué necesito hacer para impulsar las cosas que me importan profundamente, y eso por lo general es liberador”, agregó el exmandatario.

Según Obama, sin embargo, “lo importante no ha cambiado”, pues todavía está profundamente comprometido con una serie de causas.

“Si bien no dispongo de las mismas herramientas que tenía como presidente —por ejemplo, ahora dependo más de la persuasión que de la legislación— muchas de las cosas que todavía me motivan e impulsan son las mismas”, le dijo a la BBC.

Obama reconoció echar de menos algunas cosas de su antiguo puesto, empezando por la ausencia de problemas de tráfico.

“Antes era yo el que causaba los problemas de tráfico”, le recordó, en tono de broma, al príncipe Harry. Pero dijo sobre todo extrañar a su equipo de trabajo, así como el trabajo mismo.

“Lo que haces a diario puede impactar a millones, a veces miles de millones de personas, así que tener a tu lado a gente súper enfocada, que está ahí por las razones correctas… Extraño eso. Y extraño el trabajo mismo, porque era fascinante y gratificante”, agregó.

“Uno sabía que incluso si una política específica no funcionaba bien, al hacer bien el trabajo allá afuera había alguien (que estaba mejor), tal vez una madre preocupada por un hijo enfermo que ahora tiene un doctor… Ese tipo de satisfacción es difícil de igualar”.

El príncipe Harry también se interesó por lo que pasaba por la cabeza de Obama el día de la toma de posesión de Donald Trump: “Lo primero que pasó por mi cabeza, sentado como estaba al lado de Michelle, era lo muy agradecido que estaba de que hubiera sido mi compañera durante todo ese proceso”.

Y, según Obama, ambos salieron de la Casa Blanca sintiéndose “intactos”: “Hicimos el trabajo de una forma que preservó nuestra integridad y nos dejó completos, no cambiamos fundamentalmente, y eso generó una sensación satisfactoria”.

“Ahora, todo eso se mezclaba con el trabajo que quedó sin hacer, con preocupaciones acerca del rumbo del país. Pero en general había un sentimiento de serenidad, más que lo que me esperaba”.

Obama explicó esta serenidad en parte por el hecho de que la pareja empezó a verse expuesta a la luz de los reflectores relativamente tarde.

“Siempre le dije a Michelle, y creo que ella estaba de acuerdo, que nuestra suerte fue que no nos volvimos famosos hasta que ya habíamos cumplido 40 (años)”.

“Cuando fui electo al Senado y me convertí en una figura nacional ya era un adulto, estaba establecido, era un padre, había cambiado pañales. Así que, aunque el proceso fue algo surrealista, porque pasó muy rápido, ya sabíamos quiénes éramos, en que creíamos y qué era importante”.

“Cuando me bajé de la rueda no se sentía como si mi identidad dependía del cargo: mi relación con mi familia, mis amigos, los valores que me importaban, se sentían bastante consistentes, así que no se sintió como una ruptura abrupta”.

“Una de las cosas de dejar la presidencia fue que me di cuenta que mi vida estaba muy acelerada. De pronto todo se sentía, y todavía se siente, como si se moviera en cámara lenta”.

Y, como ejemplo, contó que su abogado le había insistido una vez en la necesidad de reunirse con alguien “inmediatamente”, pero se sorprendió cuando él le dijo “Ok, mañana”.

“Él me dijo: ¡No, se necesitan al menos dos semanas!” y yo le tuve que explicar que de donde yo venía ‘inmediatamente’ significaba que si no se hacía algo en media hora alguien podía morir”.

“Hay un menor nivel de intensidad, y a veces eso significa que no sientes la misma carga de adrenalina, pero también significa que puedes pensar mejor”, reconoció Obama.

Interrogado sobre si pudo haber hecho algo más como presidente para combatir problemas como el extremismo y las noticias falsas alimentadas por las redes sociales, Obama primero se declaró un defensor convencido de los méritos de la libertad de expresión.

“El reto es cómo encauzamos estas tecnologías de forma que permitan una multiplicidad de voces y una diversidad de opiniones, pero que no conduzca a una balcanización de nuestra sociedad”, declaró.

“Crear una etiqueta de Twitter no basta para conseguir cambio social. Es una buena forma de crear conciencia, pero luego tienes que ir al terreno y hacer algo de verdad”, dijo Obama.

En lugar de eso, insistió Obama, hay que tratar de que internet siga ayudando a encontrar cosas en común. “(Pero) no estoy seguro de que el gobierno pueda legislar sobre eso”.

Obama no dudó en poner una importante cuota de responsabilidad sobre aquellos en posiciones de liderazgo, a los que invitó a “encontrar formas en las que recrear un espacio común en internet”.

“Uno de los riesgos de internet es que la gente puede terminar viviendo en realidades completamente diferentes, pueden terminar confinadas a información que solo reafirme sus actuales prejuicios”.

Obama hizo un llamado a usar internet de forma responsable, en lo que muchos interpretaron como una crítica velada a Trump.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.