Actualizado: 14/12/2018 10:23
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Memo, EEUU, Trump

Memo demócrata refuta afirmaciones de Trump

Trump no mostró preocupación alguna por la seguridad nacional cuando admitió la difusión previa de un memo confidencial redactado por los republicanos, pese a la clara oposición del FBI

Comentarios Enviar Imprimir

Un memorándum editado y desclasificado que los demócratas en la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes publicaron el sábado intenta contrarrestar las acusaciones de los republicanos en el panel de que el FBI y el Departamento de Justicia conspiraron contra el presidente Donald Trump durante su campaña presidencial, al abusar del proceso de vigilancia secreta para espiar a uno de sus operadores sobre la investigación en torno a Rusia, informa el Nuevo Herald.

El documento demócrata fue difundido finalmente el sábado después de varias semanas de demoras. El 9 de febrero la Casa Blanca se opuso a su publicación al citar preocupaciones de seguridad nacional. Los demócratas volvieron a negociar con el FBI para definir qué parte del documento debía permanecer confidencial.

Trump no tuvo esas preocupaciones cuando admitió la difusión previa de un memo confidencial redactado por los republicanos y que desclasificó el 2 de febrero pese a la clara oposición del FBI. En dicho documento, los republicanos arremetieron contra el FBI y el Departamento de Justicia sobre el uso de un dossier anti-Trump compilado por el exespía británico Christopher Steele para obtener autorización secreta para monitorear las comunicaciones del exasesor de política exterior de Trump durante su campaña presidencial, Carter Page.

El documento demócrata intenta socavar y añadir contexto a algunos de los principales puntos del memo republicano, incluyendo las afirmaciones de que el FBI obtuvo la orden de vigilancia sin revelar que los materiales que obtuvo Steele fueron financiados por la campaña de la demócrata Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata. Los republicanos habían dicho que las autoridades federales no habían revelado lo suficiente a la corte sobre la naturaleza política del trabajo, pero el documento demócrata arguye que el Departamento de Justicia divulgó “la evaluación de los motivos políticos de quienes lo contrataron”.

El memo demócrata también afirma que las preocupaciones que el FBI tenía sobre Carter Page preceden al dossier de Steele, y que su solicitud para monitorear sus comunicaciones detalla actividades sospechosas que asumió durante la campaña presidencial de 2016. Entre ellas se incluyen un viaje a Moscú en 2016 en el que realizó el discurso de graduación de una universidad.

Trump ha tratado de presentar la investigación policial como una trama de espionaje político contra él desde la cúpula del FBI nombrada por Barack Obama y, por tanto, desacreditar toda la investigación del fiscal especial, Robert Mueller, sobre la posible connivencia entre su campaña y la actividad rusa para favorecerle en las elecciones, según el diario español El País.

La respuesta publicada por los demócratas niega de plano esta versión. Primero, explica que la investigación del FBI sobre Page empezó en julio de 2016, al menos siete semanas antes de que fuera revelado el famoso informe Steele, en septiembre. Segundo, afirma que el FBI sí dijo al juez que autorizó la vigilancia que parte de la información que tenían contra él provenía de una fuente con motivaciones políticas. Y tercer, esa vigilancia fue autorizada por cuatro jueces distintos, tres de ellos nombrados por presidentes republicanos.

El informe original del republicano Devin Nunes es “un evidente esfuerzo para menoscabar” al FBI y el Departamento de Justicia, la investigación del Fiscal Especial y la investigación del Congreso, dice el informe del demócrata Adam Schiff. “Los agentes del FBI y el Departamento de Justicia no (subrayado) abusaron” de la ley de contraespionaje, “ni omitieron información importante, o subvirtieron esta importante herramienta para espiar la campaña de Trump”.

La existencia de dos memorándums distintos, estrictamente partidistas, revela el grado de división política que está provocando este asunto algunos congresistas republicanos dispuestos a sostener cualquier cosa que diga el presidente y unos demócratas que quieren llevar la investigación hasta el final.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.