Actualizado: 28/09/2022 13:56
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Albright, Avionetas, EEUU

Muere Madeleine Albright

Albright, que hablaba con franqueza, adoptó una línea dura en un incidente de 1996 en el que aviones de combate cubanos derribaron dos aviones desarmados con base en Estados Unidos

Comentarios Enviar Imprimir

Madeleine Albright, quien durante la Segunda Guerra Mundial huyó de los nazis cuando era niña en su Checoslovaquia natal; luego se convirtió en la primera mujer secretaria de Estado de EEUU; y en sus últimos años en un ícono feminista de la cultura pop, murió el miércoles a la edad de 84 años, informa la agencia Reuters.

Su familia anunció su muerte en Twitter y dijo que falleció de cáncer.

Albright se desempeñó como embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas de 1993 a 1997 en la administración del presidente estadounidense Bill Clinton, quien luego la nominó para convertirse en la primera mujer secretaria de Estado y ocupó ese cargo de 1997 a 2001.

Fue una diplomática de palabras duras, en una administración que dudó en involucrarse en las dos mayores crisis de política exterior de la década de 1990: los genocidios en Ruanda y Bosnia-Herzegovina.

“El impacto que ha tenido en este edificio se siente todos los días en casi todos los corredores”, dijo Ned Price, portavoz del Departamento de Estado, sobre Albright.

Una vez molestó a un jefe del Pentágono al preguntarle por qué los militares mantuvieron a más de un millón de hombres y mujeres bajo las armas si nunca las usaron.

Albright, que hablaba con franqueza, adoptó una línea dura en un incidente de 1996 en el que aviones de combate cubanos derribaron dos aviones desarmados con base en Estados Unidos y dijo: “Esto no son cojones, esto es cobardía”.

Mientras estaba en Naciones Unidas, presionó por una línea más dura contra los serbios en Bosnia, después de que las fuerzas militares serbobosnias sitiaran la capital Sarajevo.

Durante el primer mandato de Clinton, muchos de los principales expertos en política exterior de su administración no querían involucrarse porque recordaban vívidamente cómo EEUU se empantanó en Vietnam.

En 1995, los soldados serbios de Bosnia invadieron tres enclaves musulmanes, Srebrenica, Gorazde y Zepa, y masacraron a más de 8.000 personas.

Estados Unidos respondió trabajando con la OTAN en los ataques aéreos que forzaron el fin de la guerra, pero solo después de tres años.

La experiencia de Albright como refugiada la impulsó a presionar para que EEUU usara su influencia de superpotencia. Ella quería un “internacionalismo poderoso”, dijo James O’Brien, asesor principal de Albright durante la guerra de Bosnia.

A principios de la administración Clinton, mientras abogaba sin éxito por una respuesta más rápida y más fuerte en Bosnia, Albright respaldó un tribunal de crímenes de guerra de Naciones Unidas que eventualmente encarceló a los arquitectos de esa guerra, incluido el presidente serbio Slobodan Milosevic y los líderes serbobosnios, señaló O’Brien.

Las dolorosas lecciones aprendidas en Ruanda y Bosnia le sirvieron bien a EEUU en Kosovo, cuando Washington vio que los serbios más poderosos comenzaban un programa de limpieza étnica de los albaneses. La OTAN respondió con una campaña de 11 semanas de ataques aéreos en 1999 que se extendió a Belgrado.

La presidenta de Kosovo, Vjosa Osmani, dijo el miércoles que estaba “profundamente conmocionada por la pérdida de la gran amiga de Kosovo” y agregó que la intervención “nos dio esperanza, cuando no la teníamos”.

Durante los esfuerzos para presionar a Corea del Norte para que terminara su programa de armas nucleares, que finalmente no tuvieron éxito, Albright viajó a Pyongyang en 2000 para reunirse con el líder norcoreano Kim Jong-il, convirtiéndose en el funcionario estadounidense de más alto rango en visitar el secreto país gobernado por comunistas en su momento.

Ícono feminista

Una vez que terminaron los años de Clinton y la década de 1990, Albright se convirtió en un ícono para una generación de mujeres jóvenes que buscaban inspiración en su búsqueda de oportunidades y respeto en el lugar de trabajo. A Albright le gustaba decir: “Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no se ayudan entre sí”.

Albright estableció un marcado contraste con sus predecesores y colegas masculinos vestidos con trajes similares. Usó ropa y joyas para enviar mensajes políticos agrios. Uno de los favoritos era un broche de serpiente, una referencia al líder iraquí Saddam Hussein llamándola una “serpiente sin igual”.

Escribió un libro sobre sus joyas exclusivas, uno de varios éxitos de ventas, explicando que los broches eran una herramienta diplomática. Globos y alfileres de flores indicarían que se sentía optimista, mientras que un cangrejo o una tortuga indicarían frustración.

Una familia de académicos y diplomáticos

Nacida Marie Jana Korbelova en Praga el 15 de mayo de 1937, su familia huyó en 1939 a Londres cuando Alemania ocupó Checoslovaquia. Asistió a la escuela en Suiza a los 10 años y adoptó el nombre de Madeleine.

Fue criada como católica romana, pero después de convertirse en secretaria de Estado, The Washington Post desenterró documentación que mostraba que su familia era judía y que sus parientes, incluidos tres abuelos, murieron en el Holocausto. Sus padres probablemente se convirtieron del judaísmo al catolicismo para evitar la persecución a medida que el nazismo ganaba fuerza en Europa, informó el periódico.

Después de la guerra, la familia se fue de Londres y regresó a Checoslovaquia, entonces en medio de la toma de poder por los comunistas.

Su padre, un diplomático y académico que se oponía al comunismo, trasladó la familia a Estados Unidos, donde enseñó estudios internacionales en la Universidad de Denver. Una de sus alumnas favoritas fue Condoleezza Rice, quien se convertiría en la segunda mujer secretaria de Estado en 2005 bajo la presidencia del republicano George W. Bush.

“Es bastante notable que este profesor emigrado checo haya formado a dos secretarias de Estado”, dijo Albright a The New York Times en 2006.

Albright asistió al Wellesley College en Massachusetts y obtuvo un doctorado de la Universidad de Columbia. Llegó a dominar o casi hablar con fluidez seis idiomas, incluidos checo, francés, polaco y ruso, además de inglés.

En 1959, se casó con el heredero del periódico Joseph Medill Patterson Albright, a quien conoció mientras trabajaba en el Denver Post, y tuvieron tres hijas. Se divorciaron en 1982.

Siguió a su padre en la academia, pero también se involucró en la política del Partido Demócrata. Albright se unió al personal del senador Edmund Muskie, demócrata por Maine, en 1976 y dos años más tarde se convirtió en miembro del personal del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Jimmy Carter.

Desde que dejó la administración Clinton, escribió una serie de libros. Uno, Hell and Other Destinations, se publicó en abril de 2020. Otros incluyen su autobiografía, Madam Secretary: A Memoir (2003) y Read My Pins: Stories from a Diplomat’s Jewel Box (2009). En enero de 2019 publicó Fascism: A Warning.

Con su forma de hablar directa, la exsecretaria de Estado hizo incursiones en la cultura popular. El personaje de la protagonista de “Parks and Recreation”, Amy Poehler, tenía una foto de Albright en su oficina.

En 2005, en la serie de televisión “Gilmore Girls”, el personaje de Rory soñó que Albright, vestida con un traje rojo y un broche de águila, era su madre.

En 2018, ella y sus compañeros exsecretarios de Estado Colin Powell y Hillary Clinton informaron a una secretaria de Estado ficticia en “Madam Secretary”, un drama televisivo en el que habló apasionadamente sobre los peligros del nacionalismo abusivo.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.