Actualizado: 15/10/2021 16:37
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Irán, EEUU, Biden

No es solo el tratado nuclear lo que debe preocupar a Biden con Irán

No solo el desarrollo de ojivas nucleares por parte de Irán debe preocupar al próximo presidente estadounidense, también la elaboración de sofisticados misiles guiados con los que amenaza a la región

Comentarios Enviar Imprimir

Si usted espera que con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca, el mundo y la política exterior estadounidense volverán ser como antes de ver a Donald Trump en ese mismo lugar, piénselo de nuevo, porque está equivocado.

No hay mejor ejemplo de ello que Irán.

Para tratar de entender un poco mejor la compleja situación, CUBAENCUENTRO ofrece algunos párrafos de la última columna de opinión de Thomas L. Friedman en The New York Times (Dear Joe, It’s Not About Iran’s Nukes Anymore).

Escribe Friedman:

“Con el asesinato por parte de Israel del principal diseñador de ojivas nucleares de Irán, Oriente Medio promete complicar el trabajo de Joe Biden desde el primer día. El presidente electo Biden conoce bien la región, pero si tuviera un consejo para él, sería este: este no es el Medio Oriente que dejó hace cuatro años.

La mejor manera de que Biden aprecie el nuevo Medio Oriente es estudiar lo que sucedió en las primeras horas del 14 de septiembre de 2019, cuando la Fuerza Aérea de Irán lanzó 20 drones y misiles de crucero guiados con precisión en Abqaiq, uno de los más importantes de Arabia Saudita campos petroleros y centros de procesamiento, causando grandes daños. Fue un evento fundamental.

Los aviones teledirigidos y los misiles de crucero iraníes volaron tan bajo y con tal sigilo que ni su despegue ni su inminente ataque fueron detectados a tiempo por el radar saudí o estadounidense. Los analistas militares israelíes, que estaban asombrados por las capacidades que mostraban los iraníes, argumentaron que este ataque sorpresa fue el “Pearl Harbor” de Oriente Medio.

Tenían razón. Oriente Medio fue remodelado por este ataque con misiles de precisión iraní, por la respuesta del presidente Trump y por la respuesta de Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos a la respuesta de Trump”.

Luego continúa Friedman:

“Primero, ¿cómo reaccionó el presidente Trump? No hizo nada. No lanzó un ataque de represalia en nombre de Arabia Saudita, a pesar de que Irán, sin provocación, había atacado el corazón de la infraestructura petrolera de Arabia Saudita.

Unas semanas después, Trump envió 3.000 soldados estadounidenses y algunas baterías antimisiles a Arabia Saudita para reforzar su defensa, pero con este mensaje el 11 de octubre de 2019: ‘Estamos enviando tropas y otras cosas a Oriente Medio para ayudar a Arabia Saudita. Pero, ¿estás listo? Arabia Saudita, a petición mía, aceptó pagarnos por todo lo que estamos haciendo. Esta es la primera vez’.

Seguro que fue el primero. Sin embargo, no estoy aquí para criticar a Trump. Estaba reflejando un cambio profundo en el público estadounidense. Su mensaje: Queridos saudíes, Estados Unidos es ahora el mayor productor de petróleo del mundo; estamos saliendo del Medio Oriente; feliz de venderte tantas armas como puedas pagar en efectivo, pero no cuentes con nosotros para pelear tus batallas. ¿Quieres tropas estadounidenses? Muéstrame el dinero.

Ese cambio claro en la postura estadounidense dio origen al primer elemento nuevo que enfrentará Biden en este nuevo Medio Oriente: los acuerdos de paz entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos, y entre Israel y Baréin, y un nivel completamente nuevo de cooperación secreta en materia de seguridad entre Israel y Arabia Saudita, que probablemente florecerán pronto en relaciones más formales. (El primer ministro Benjamín Netanyahu de Israel visitó Arabia Saudita la semana pasada).

En efecto, Trump obligó a Israel y a los principales estados árabes sunitas a depender menos de Estados Unidos y a pensar en cómo deben cooperar entre ellos ante nuevas amenazas, como Irán, en lugar de luchar por viejas causas, como Palestina. Esto puede permitirle a Estados Unidos asegurar sus intereses en la región con mucha menos sangre y menos fondos propios. Podría ser el logro de política exterior más importante de Trump”.

Friedman considera que la propuesta iraní, que ha declarado que “automáticamente” reiniciaría su compromiso estipulado en el tratado —de restringir el proceso de enriquecimiento de uranio— si Biden levanta las sanciones impuestas por Trump, deja a un lado el programa de desarrollo y fabricación de drones y misiles de precisión, que Teherán continuaría explotando sin limitaciones.

Y son precisamente estos misiles los que preocupan particularmente a otros países del área, como Israel, ya saben que el lanzamiento de ojivas nucleares sería un acto suicida, y los líderes iraníes no lo son, mientras que sí son homicidas, y para ello precisamente cuentan con misiles mucho más precisos que los que tenían años atrás, cuando Biden participaba en la política exterior del gobierno de Obama.

“Y las nuevas armas preferidas de Irán para los homicidios son los misiles guiados de precisión, que utilizó en Arabia Saudita y que sigue intentando exportar a sus representantes en Líbano, Yemen, Siria e Irak, que representan una amenaza homicida inmediata para Israel, Arabia Saudita. , Emiratos Árabes Unidos, Irak y fuerzas estadounidenses en la región. (Irán tiene una red de fábricas que fabrican sus propios misiles guiados de precisión)”, escribe Friedman.

“En la guerra de 2006 en el Líbano, la milicia que actuaba bajo la guía y el apoyo de Irán, Hezbollah, tuvo que disparar unos 20 cohetes no guiados, de superficie a superficie, de alcance limitado, con la esperanza de dañar un solo objetivo israelí. Con misiles guiados de precisión fabricados en Irán, Hezbollah, en teoría, solo necesita disparar un cohete cada uno a 20 objetivos diferentes en Israel con una alta probabilidad de dañar cada uno. Estamos hablando de la planta nuclear, el aeropuerto, los puertos, las plantas de energía, las fábricas de alta tecnología y las bases militares de Israel”, según Friedman.

Es por ello que el columnista sospecha que sin Biden intenta simplemente reanudar el acuerdo nuclear de Irán como estaba, y renuncia a la influencia de las sanciones económicas extremas contra Irán, antes de llegar a un entendimiento sobre su exportación de misiles guiados de precisión, encontrará mucha resistencia por parte de Israel, EAU y Arabia Saudita.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.