Actualizado: 14/12/2018 10:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

México, Cuba, Médicos

Obrador negocia con Cuba la contratación de médicos salidos de Brasil

Lázaro Cárdenas Batel, el nuevo coordinador de asesores de la presidencia mexicana, ha sido el eslabón entre Cuba, Brasil y México

Comentarios Enviar Imprimir

El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, está a punto de cerrar un acuerdo para recibir al menos 3.000 médicos cubanos que venían trabajando en Brasil, informa el diario brasileño Estadão.

La negociación entre el primer representante de la izquierda en llegar a la presidencia mexicana y el régimen cubano comenzó en septiembre, según constató el periódico. Cuba anunció que retiraría a sus médicos de Brasil el día 14.

Las conversaciones se mantuvieron en secreto hasta ahora. El presidente Obrador tiene un plan de austeridad que pretende reducir el salario de funcionarios públicos, entre ellos los médicos. Los cubanos que pasaron por Brasil, por lo tanto, ayudarían a cubrir los recortes en el gasto público. “Es austeridad, no venganza”, repitió Obrador como un lema durante su campaña.

Lázaro Cárdenas Batel, el nuevo coordinador de asesores de la presidencia mexicana, ha sido el eslabón entre los representantes del régimen cubano, presidido por Miguel Díaz-Canel, y colaboradores de los gobiernos de Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff. El objetivo: una adaptación mexicana del “Más Médicos”, un programa que involucró a cerca de 15 mil especialistas cubanos designados a 1,6 mil municipios en algunas de las áreas de más difícil acceso de Brasil.

Cárdenas Batel es el heredero de una dinastía identificada con las causas de izquierda en México. Tanto él como su padre, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, mantienen una sólida amistad con los miembros del Partido de los Trabajadores brasileño.

La relación entre Cárdenas y Lula y sus colaboradores más cercanos supera la diplomacia, dice Jesús Vázquez Martínez, colaborador de Cuauhtemoc Cárdenas cuando fue gobernador de Michoacán (sur de México), en la década de 80, y alcalde de la Ciudad de México, entre 1997 y “siempre ha mantenido la vocación para defender las causas de la izquierda. Su relación con Lula comenzó hace al menos 15 años”, explica.

Cuauhtémoc Cárdenas visitó a Lula en la prisión hace tres meses y dijo varias veces en público que el ex presidente brasileño es víctima de una “injusticia”. Lula está preso acusado de corrupción, como parte de la Operação Lava Jato.

Vázquez Martínez recuerda que Lula y el exministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, visitaron la región de Michoacán en 2003, en una rara visita de un presidente y miembros clave de su gabinete a un estado mexicano. Amorim fue precisamente quien mantuvo conversaciones con Lázaro Cárdenas Batel, el coordinador de asesores de Obrador, para sellar el acuerdo entre Cuba y México.

Cárdenas Batel mantiene una relación cercana con Cuba. Los lazos se pusieron de relieve cuando fue elegido gobernador de Michoacán en 2002. “Estuve en el Instituto Superior de Arte de La Habana, mi mujer es cubana y, obviamente, tengo una relación fraterna y cercana con ese país. Mi relación con Cuba no es la relación del gobierno o de cualquier autoridad de Michoacán con Cuba”, dijo hace 14 años el que es ahora uno de los colaboradores más cercanos a la presidencia de Obrador.

Más de 400 funcionarios cubanos actuaron como asesores de Cárdenas Batel del gobierno michoacano durante su mandato —así como el padre, él fungió como gobernador de dicho estado. Cincuenta profesores cubanos ocuparon cargos en la Secretaría de Educación local para un programa de alfabetización y Cárdenas Batel consiguió que otros fueran recibidos en programas similares en Oaxaca, Veracruz y Tabasco.

“Fueron programas hechos a medida por el Gobierno cubano”, asegura uno de los colaboradores del Gobierno de Cárdenas Batel, en Michoacán. Pese a las críticas, los cubanos ocuparon cargos en salud, educación y arte, todos bajo la influencia del heredero de la dinastía Cárdenas. “Estas colaboraciones hasta ahora han sido en estados mexicanos, pero nunca se han considerado una política federal”.

Pero la coyuntura producida en apenas tres meses y los escenarios políticos en México y Brasil permitieron que las habilidades diplomáticas de Cárdenas Batel salieran en rescate del Más Médicos, un programa que el régimen cubano mantiene en 67 países, pero pocos tan importantes como Venezuela y, hasta pocos días, Brasil.

El periodista de Michoacán Jesús Lemus dijo que la mujer de Cárdenas Batel, Mayra Coffigny, ha sido “un factor fundamental” para fortalecer los vínculos entre el régimen cubana y el gobierno de su marido. Coffigny nunca ha ocultado su simpatía y admiración por Fidel Castro.

Los médicos cubanos que participen en misiones en México deberán recibir una cuarta parte de su salario. El resto irá a las arcas del régimen cubano. Obrador ha dicho que el programa actual de salud pública en México es “insuficiente” y prometió que, bajo su gobierno, los mexicanos tendrán acceso a un sistema similar al de Canadá, Dinamarca, Inglaterra y países nórdicos.

Las vías para un sistema de salud como los ejemplos citados por el nuevo presidente mexicano parecen difíciles. Los números de México en relación a la salud son alarmantes: más de la mitad de los mexicanos no tienen acceso a ningún tipo de seguridad social, las quejas entre los médicos contratados por el Estado se extienden por todo el país y se agravaron después de que el expresidente Enrique Peña Nieto anunció un recorte en el sector de salud, que generó una ola de protestas en 2016.

Las reclamaciones declinaron, pero no desaparecieron. Y los problemas crecen. Hace unos días, el Sindicato de los Trabajadores de la Salud en Chiapas, estado donde ocho de cada diez habitantes viven en la pobreza, completó un mes en huelga por falta de pago y escasez de medicamentos y suministros médicos.

La evidente contradicción entre el mensaje de austeridad de Obrador, que se traslada en un VW Jetta 2013 con valor de menos de $5.000 y se negó a vivir en la residencia oficial de Los Pinos por considerarla “lujosa”, y la falta urgente de recursos públicos para pagar los servicios más básicos en México ha sido cuestionada con frecuencia.

En respuesta, varios colaboradores de Obrador insistieron repetidas veces, en público, en particular, en las redes sociales y delante de los micrófonos que el gobierno de este resolverá la falta de médicos en las áreas más descuidadas del país, pero hasta ahora nadie había explicado cómo lo haría. Ahora se sabe que una de las soluciones, según miembros de su propio gabinete, apunta a La Habana.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.