Actualizado: 20/05/2022 11:41
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Rusia, Putin, Ucrania

Putin la emprende contra los rusos con mansiones en Miami

Al reservar su lenguaje más duro para sus compatriotas rusos que no estaban de acuerdo con él, Putin abrió la puerta a una nueva ola represiva

Comentarios Enviar Imprimir

Trágico y siniestro. Cada vez más Moscú se parece a La Habana. Bajo el régimen de Vladimir Putin Rusia retrocede a diario en una represión cada vez más agónica que parece inspirada —como si no hubiera ejemplos de sobra durante la época soviética— en el totalitarismo cubano.

Putin se refirió el miércoles a los rusos prooccidentales como “escoria y traidores” que debían ser eliminados de la sociedad, y describió la guerra en Ucrania como parte de un choque existencial con Estados Unidos y sentó las bases para una guerra cada vez más feroz. represión en casa y aún más agresión en el extranjero, informa The New York Times.

Al comparar a Occidente con la Alemania nazi, el líder ruso se burló de la “belleza política” en Europa y Estados Unidos, y de los rusos “esclavos” que la apoyaban. Fue un mensaje de línea mucho más dura que el que pronunció más temprano el ministro de Relaciones Exteriores de Putin, Sergey V. Lavrov, quien dijo que Rusia veía “cierta esperanza de que se pueda llegar a un compromiso” con Ucrania para poner fin a la guerra.

El tono de choque indicó que incluso cuando Putin estaba ordenando a sus funcionarios que exploraran un final negociado de una guerra en la que Rusia enfrentó una resistencia mucho mayor de lo que había anticipado el Kremlin, estaba preparado para seguir aumentando las apuestas en su conflicto con Occidente.

Y al reservar su lenguaje más duro para sus compatriotas rusos que no estaban de acuerdo con él, Putin abrió la puerta a una nueva ola de represión que, según temen los analistas, podría afectar a una franja mucho más amplia de la sociedad que los activistas y periodistas que el Kremlin ha atacado en los últimos años. meses.

“El pueblo ruso siempre podrá distinguir a los verdaderos patriotas de la escoria y los traidores y simplemente escupirlos como una mosca que accidentalmente voló a sus bocas”, dijo Putin. “Estoy convencido de que una autodepuración tan natural y necesaria de la sociedad solo fortalecerá a nuestro país, nuestra solidaridad, cohesión y disposición para responder a cualquier desafío”.

Rápidamente surgieron los comienzos de una nueva represión. Las autoridades anunciaron un caso penal contra una popular bloguera, Veronika Belotserkovskaya, por publicaciones contra la guerra en Instagram que “desacreditaron a las autoridades estatales y las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa”. El gobierno bloqueó el acceso al sitio web de BBC News y prometió que esto era “solo el comienzo de la respuesta a la guerra de información desatada por Occidente contra Rusia”.

“La lucha que estamos librando es una lucha por nuestra soberanía, por el futuro de nuestro país y de nuestros hijos”, dijo Putin.

Tatiana Stanovaya, fundadora de una firma de análisis político, R. Politik, dijo que Putin estaba señalando a las autoridades policiales de todo el país que deberían apuntar a “todas las esferas de la sociedad que muestran alguna simpatía por el estilo de vida occidental”.

“Este discurso fue, en parte, una sanción informal e indirecta de la represión masiva”, dijo Stanovaya. “Su discurso fue aterrador, muy aterrador”.

Stanovaya señaló que Putin parecía estar dejando la labor de negociar un final de compromiso para la guerra a sus funcionarios, mientras preparaba el escenario para un enfrentamiento mayor con Occidente y con los rusos prooccidentales. También era posible, dijo, que las negociaciones fueran un ardid para ganar tiempo, con el objetivo de que el Kremlin se preparara para un asalto a Kiev.

Putin mencionó que los rusos que viven en Miami y la Riviera francesa “que no pueden prescindir del foie gras, las ostras o las llamadas libertades de género” son traidores a su patria, descartando los efectos de las sanciones occidentales sobre los ciudadanos rusos con bienes raíces y activos en el extranjero, informa The Miami Herald.

Acusó a los expatriados rusos que viven en el extranjero de estar “listos para vender a su propia madre”, simpatizando más con Occidente porque están “mentalmente ubicados precisamente allí, y no aquí, no con nuestra gente, no con Rusia”.

Las potencias occidentales están apostando “a los traidores nacionales, a aquellos que ganan dinero aquí, con nosotros, pero viven allá”, dijo Putin, hablando en una reunión con líderes regionales sobre las consecuencias económicas de la crisis.

Miami tiene una de las comunidades rusas más grandes de Estados Unidos, concentrada en la franja costera de Sunny Isles y el enclave exclusivo de Fisher Island, y ha sido identificada junto con Manhattan como uno de los dos puntos críticos más importantes para la inversión inmobiliaria ilícita en EEUU, de acuerdo a The Miami Herald.

Además de sancionar a los oligarcas y altos funcionarios rusos, la administración Biden congeló los activos del banco central ruso, sancionó a los bancos más grandes del país y los eliminó del sistema de transacciones financieras más grande del mundo, todos movimientos que han sido replicados por las potencias europeas.


Los comentarios son responsabilidad de quienes los envían. Con el fin de garantizar la calidad de los debates, Cubaencuentro se reserva el derecho a rechazar o eliminar la publicación de comentarios:

  • Que contengan llamados a la violencia.
  • Difamatorios, irrespetuosos, insultantes u obscenos.
  • Referentes a la vida privada de las personas.
  • Discriminatorios hacia cualquier creencia religiosa, raza u orientación sexual.
  • Excesivamente largos.
  • Ajenos al tema de discusión.
  • Que impliquen un intento de suplantación de identidad.
  • Que contengan material escrito por terceros sin el consentimiento de éstos.
  • Que contengan publicidad.

Cubaencuentro no puede mantener correspondencia sobre comentarios rechazados o eliminados debido a lo limitado de su personal.

Los comentarios de usuarios que validen su cuenta de Disqus o que usen una cuenta de Facebook, Twitter o Google para autenticarse, no serán pre-moderados.

Aquí (https://help.disqus.com/customer/portal/articles/960202-verifying-your-disqus-account) puede ver instrucciones para validar su cuenta de Disqus y aquí (https://disqus.com/forgot/) puede recuperar su cuenta de un registro anterior.