Actualizado: 20/09/2019 11:30
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Internacional

Venezuela

Tras amenaza de Chávez la alcaldía de Caracas anuncia la expropiación de inmuebles

La alcaldía pretende expropiar 'casi 400 inmuebles en alquiler' en la capital.

Enviar Imprimir

La Alcaldía Mayor de Caracas anunció la expropiación de inmuebles en alquiler en la capital, luego de que el presidente, Hugo Chávez, amenazara el domingo con expropiar o regular los precios de viviendas secundarias para, según dijo, enfrentar un agudo déficit habitacional en Venezuela, informó AFP.

El burgomaestre capitalino Juan Barreto anunció que serán expropiados edificios construidos hace entre 10 y 30 años, cuyos precios han superado más de cinco veces su valor con la suma de los alquileres por los arrendatarios.

"Creemos que el negocio del alquiler es válido, pero no puede ser eterno porque entonces se convierte en usurería. Pagas y pagas cuotas, no te lo venden nunca, y después que pasas años con él y le haces arreglos, el dueño te lo pide", dijo el alcalde oficialista.

La alcaldía pretende expropiar "casi 400 inmuebles en alquiler" en Caracas para que sus inquilinos puedan adquirirlos con facilidades de pago, señaló.

Ya fueron expropiados siete edificios en el sur caraqueño "por solicitud de los propios vecinos", recordó.

El anuncio del alcalde se efectuó después de que Chávez instara a su ministro de Vivienda, Luis Figueroa, a expropiar viviendas cuyos dueños utilicen "para alquilarlas, venderlas bien caras o engordarlas" y no quieran venderla a los precios regulados por el gobierno.

"Le aplicamos un decreto de expropiación por causa de utilidad pública y le pagamos lo que vale de verdad la vivienda", dijo Chávez en su programa de radio y televisión Aló, presidente.

El déficit habitacional en Venezuela es de más de 1,6 millones de viviendas, según la cámara de la construcción local, que sostiene que para paliar el problema es necesario construir 180.000 unidades al año durante 15 años.

El año pasado el gobierno venezolano entregó unas 10.000 viviendas nuevas de las 120.000 que había prometido.