Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 20/10/2021 13:39

Reformas

El Gobierno acepta solicitudes de subsidio para casas de 1.300 cubanos en primer día de la medida

Al menos 4.900 personas de nueve de las 15 provincias de la Isla acudieron ayer lunes a las oficinas correspondientes, según la prensa oficial

El Gobierno cubano aceptó más de 1.300 solicitudes de subsidios para reparar o construir las viviendas de personas con bajos recursos económicos en el primer día de entrada en vigor de esa medida, informó hoy el diario oficial Juventud Rebelde.

Al menos 4.900 cubanos de nueve de las 15 provincias del país acudieron ayer lunes a las oficinas correspondientes a presentar sus solicitudes de subsidios, de las que 1.339 fueron aceptadas, precisó el diario oficial.

La medida del Consejo de Ministros entró en vigor el pasado domingo y este lunes comenzó en toda la Isla la recepción de las solicitudes en las oficinas de la Vivienda dispuestas para esos trámites.

La disposición, anunciada el pasado 4 de enero, favorece a los cubanos con falta de solvencia económica que estén protegidos o no por la Asistencia Social, y respalda la compra de materiales de construcción y el pago de mano de obra para reparar y construir sus viviendas.

El Gobierno dará prioridad a las familias afectadas por catástrofes como ciclones e inundaciones y a los “casos sociales críticos”.

Para la construcción de casas el Estado financiará espacios básicos de 25 metros cuadrados por un valor límite de unos 80.000 pesos cubanos (3.333 dólares), y para las acciones de reparación se entregarán montos de hasta 10.000 pesos cubanos (417 dólares).

Juventud Rebelde señaló hoy que la afluencia de solicitantes superó las posibilidades de atención en algunas oficinas durante el primer día de la medida, y afirmó que “el concepto de subsidio aún no ha sido comprendido en su totalidad por algunas personas”.

“Afectados por una situación económica compleja y en medio del deterioro acumulado del fondo habitacional, hay quienes no reúnen los requisitos para ser protegidos por este tipo de subsidios, sin embargo, vieron en la medida la posible solución a sus necesidades constructivas”, indicó.

La escasez y degradación de las viviendas es uno de los principales problemas sociales y económicos en Cuba, que con 11,2 millones de habitantes tenía hasta 2010 un déficit reconocido de unas 600.000 casas, en parte por los destrozos que causaron tres huracanes en 2008.

Según datos oficiales, más del 50 por ciento de las construcciones en la Isla están en mal estado y unos 8,5 de cada 10 edificios necesita reparaciones.

La entrega de estas ayudas se corresponde con la política del Gobierno de eliminar las “gratuidades indebidas” y subsidiar a las personas más necesitadas y no a los productos.

© cubaencuentro

Subir