Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 15/11/2018 8:55

Literatura

Homenaje a Virgilio Piñera es la “reparación y el saldo de una deuda”, dice Antón Arrufat

El escritor avanzó que varias editoriales preparan la publicación de una colección casi completa de los textos de Piñera, que incluirá por primera vez sus ensayos

El escritor cubano Antón Arrufat dijo hoy que la celebración por todo un año del centenario del nacimiento del poeta, narrador y dramaturgo Virgilio Piñera (1912-1979) es la “reparación y el saldo de una deuda con el gran escritor que estuvo marginado”.

“Es la posibilidad de que el lector cubano tenga su obra y pueda asistir a la representación de sus piezas de teatro”, explicó Arrufat, quien es albacea de la obra literaria de Piñera y presidente de la comisión organizadora de los homenajes.

El escritor avanzó que varias editoriales de la Isla preparan la publicación de una colección casi completa de sus textos, que incluirá por primera vez sus ensayos, reportó EFE.

“Él (Virgilio Piñera) antes de morir me dijo: 'Cuida mi obra' y (yo) hago lo posible por cumplir ese mandato”, añadió Arrufat, Premio Nacional de Literatura del año 2000.

Se trata de poner de relieve los valores de una obra múltiple, que se expresó desde el teatro, la poesía, la narrativa, el ensayo y el periodismo, según Arrufat.

Esta semana comenzaron en Cuba las celebraciones por el centenario Piñera considerado uno de los más relevantes escritores de la Isla y el fundador del teatro moderno cubano, informaron hoy los organizadores.

Las actividades programadas por el “Año Virgiliano” abrieron con el estreno de una nueva puesta en escena de “Aire frío” (1959), una de las obras fundamentales del escritor, y se extenderán hasta el próximo diciembre, según sus organizadores.

Piñera fue una de las figuras literarias marginadas por la política de cultura oficial de la Isla en la década de los setenta. Las autoridades culturales censuraron y condenaron al ostracismo intelectual a muchos intelectuales por motivos como sus preferencias sexuales, religiosas o su actitud crítica con el régimen.

A partir de los años noventa algunos de esos escritores fueron gradualmente recuperados y sus obras volvieron a ser publicadas por editoriales estatales o representadas en los escenarios locales.

Piñera publicó en 1952 su primera novela, La carne de René, colaboró con importantes las revistas literaria Orígenes y Ciclón, periódicos y en 1968 recibió el Premio Casa de las Américas de teatro por Dos viejos pánicos, obra que no fue estrenada en Cuba hasta principios de los años noventa.

Como narrador se destacó por su humor negro, dentro de la línea del absurdo, y fue además traductor al español de obras de Jean Giono, Imre Mádach, Charles Baudelaire y de Witold Gombrowicz, entre muchos otros autores.

Sus Cuentos completos han sido publicados por la editorial Alfaguara y su poesía completa así como La carne de René aparecieron bajo el sello Tusquets Editores.

La Comisión por el “Año Virgiliano” ha anunciado un ciclo de temporadas teatrales con sus obras, conferencias, ediciones de libros y exposiciones de fotos.

La Feria Internacional del Libro Cuba 2012 ofrecerá algunas nuevas ediciones de los textos narrativos y ensayísticos de Piñera, y reservará una sesión especial a reflexionar sobre la huella del escritor en la cultura de la Isla, informó a medios oficiales la presidenta del Instituto Cubano del Libro, Zuleica Romay.

También está previsto un coloquio internacional —del 19 al 22 de junio— para reunir a estudiosos de su obra, el estreno de una ópera basada en su pieza teatral cumbre, Electra Garrigó, y una función conmemorativa en el Festival Internacional de Ballet de La Habana.

© cubaencuentro

Subir