Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 19/05/2024 23:18

Israel, Hamás, Biden

El ataque de Hamás a Israel y el fracaso de la política hacia Irán de Biden

Mick Mulroy, exfuncionario del Pentágono y oficial de la CIA, calificó los ataques como una “falla de inteligencia”, y si bien culpó principalmente a los funcionarios israelíes, no libró de responsabilidad a la inteligencia estadounidense

Legisladores estadounidenses y exfuncionarios de seguridad nacional ya están señalando un posible fallo masivo de inteligencia por parte de los israelíes tras el ataque sorpresa de Hamas en Israel el sábado y están buscando más información de la administración Biden, informa Politico.

Entre otras cosas, los miembros del Congreso quieren saber cómo Hamás pudo penetrar la sofisticada red de defensas aéreas de Israel, enviando cientos de cohetes desde Gaza a Israel. Los legisladores están centrados en Israel y evitan culpar a la comunidad de inteligencia estadounidense, al menos por ahora.

El equipo del presidente Joe Biden informó al personal del comité de inteligencia de la Cámara y el Senado sobre la situación que se estaba desarrollando en Israel el sábado por la mañana, según dos asistentes del Congreso, que tenían conocimiento de las sesiones informativas y se les concedió el anonimato para discutir conversaciones delicadas. Los miembros de los comités pidieron una sesión informativa tan pronto como regresen a Washington el martes.

“Puedo decirles que no se puede lograr algo de esta magnitud sin muchas señales observables”, dijo el representante Jim Himes (demócrata por Connecticut), miembro de alto rango del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes. “Fue algo impactante por su tamaño y ambición”.

Himes advirtió que quiere “retener el juicio” hasta conocer todos los hechos. Aun así, aunque la inteligencia israelí es “tan buena como parece”, el ataque “plantea muchas preguntas sobre quién sabía qué”, dijo.

Del otro lado del pasillo, el representante Michael Waltz (republicano por Florida), ex boina verde y miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo que había “claramente una serie de fracasos”.

“No veo cómo esto pasó más allá de su red [de inteligencia humana]. Claramente hubo un problema [de inteligencia de señales]”, dijo Waltz. “¿Hubo complacencia por parte de los israelíes?… No sé cómo habrían coordinado todo eso sin algún tipo de comunicación segura, es lo que mi mente sigue pensando”.

Exfuncionarios de seguridad nacional también expresaron su sorpresa porque los funcionarios de inteligencia israelíes no detectaron los ataques con anticipación.

Mick Mulroy, exfuncionario del Pentágono y oficial de la CIA, calificó los ataques como una “falla de inteligencia”, y señaló que probablemente había indicios de “una acumulación de municiones y la preparación de la fuerza de asalto”, así como de actividad cibernética.

Si bien culpó del fracaso principalmente a los funcionarios israelíes, dijo que la inteligencia estadounidense también debería haber captado algunos de los indicadores. Estados Unidos no proporciona cobertura de defensa aérea a Israel, pero los dos países comparten inteligencia.

“Deberían haber notado algo de esta envergadura”, dijo Mulroy.

La complejidad de la operación indica que un Estado-nación como Irán probablemente estuvo detrás de ella, dijo, señalando que una de las razones puede haber sido sabotear las conversaciones mediadas por Estados Unidos entre Israel y Arabia Saudita.

“Si Irán estuvo detrás de esto y está orquestando esto en algún sentido, tiene múltiples representantes alrededor de Israel y podría intensificarse iniciando ataques desde múltiples direcciones, incluida Siria”, dijo Mulroy.

Un exfuncionario de seguridad israelí le dijo a Politico que el ataque sin precedentes fue un fracaso “catastrófico” que se permitió que sucediera debido al “desorden” en las fuerzas armadas y los servicios de inteligencia israelíes.

“Es un fracaso en términos de inteligencia, operativamente”, dijo Chuck Freilich, ex asesor adjunto de seguridad nacional del país. “Está claro que esto nos tomó totalmente desprevenidos. El cuartel general de la división responsable de Gaza fue ocupado, están en desorden, por lo que toda la respuesta se ha retrasado”.

Himes también dijo que Irán probablemente estuvo involucrado en la orquestación del ataque.

“Vamos a apoyar absolutamente a Israel en todo lo que podamos, y esto va a terminar muy mal para Hamás”, dijo Himes. “Si Irán tuvo algo que ver en esto, terminará mal para Irán”.

Waltz culpó a la administración Biden por lo que caracterizó como su débil política hacia Irán al permitir que Teherán continúe suministrando armas a Hamás y Hezbolá. A los dos grupos se les permitió acumular una enorme reserva de cohetes no guiados que podrían abrumar las defensas aéreas de la Cúpula de Hierro de Israel, dijo.

“La entidad que lo financia y proporciona recursos por completo es Irán”, dijo Waltz. “Todos los caminos conducen a los fracasos de la política iraní de esta administración. Irán es el que toma las decisiones al ciento por ciento”.

© cubaencuentro

Subir