Ir al menú | Ir al contenido

Actualizado: 26/06/2019 9:43

Obama, Visita, Disidentes

Obama: “¡Esto no es fácil!”

Muchísima más divulgación le dio la Casa Blanca al comediante Pánfilo que a los trece miembros de la sociedad civil y opositores que se reunieron con el presidente de EEUU

¿Qué le dijeron los opositores al presidente Barack Obama cuando se reunieron el martes pasado en La Habana? ¿Cuál fue el clima del encuentro? ¿Hubo rifirrafe? Dicha reunión era uno de los puntos más exigidos tanto por enemigos como amigos de la visita presidencial de Obama a Cuba y fue uno de los hechos más aplaudidos después que terminó. Pero… ¿qué pasó verdaderamente allí? ¿Qué dijeron, cuánto y sobre todo cómo le expresaron algunas cosas los opositores al presidente norteamericano? Y ¿qué les contestó? La prensa, hasta el momento de redactar esta nota, no ha dado más detalles, entre otras cosas porque la grabación del encuentro en la embajada norteamericana no ha sido divulgado y los asistentes al evento fueron muy parcos al hablar del evento. Pero a juzgar por la discreción de la Casa Blanca —quien debe de tener en su posesión la cinta de la reunión— y la parquedad de los opositores entrevistados a la salida de la reunión, pudieron haber sucedido varias cosas dentro no muy apropiadas para su publicación.

El encuentro presidencial con los opositores duró unas dos horas, pero lo único que se ha dado a conocer son las diplomáticas palabras que durante unos tres minutos Obama les dirigió a los que estaban allí. Y como muestra, aquí van algunas frases: “Todos los individuos alrededor de esta mesa han mostrado un coraje extraordinario”; “Muchas veces requiere un gran coraje ser activo en la vida civil aquí en Cuba”. Pero de lo que le dijeron los opositores a Obama, o se dijeron entre ellos, absolutamente nada.

Muchísima más divulgación le dio la Casa Blanca al comediante Pánfilo que a los trece miembros de la sociedad civil y opositores que se reunieron con Obama. La semana ante pasada el primer sketch de Pánfilo —hablando por teléfono con el presidente— fue ampliamente divulgado por la embajada de Estados Unidos en La Habana y la semana pasada le ha tocado al presidente Obama, aprendiendo a jugar dominó en la casa del personaje. El primer sketch fue televisado en los canales cubanos y el del dominó, según fuentes bien informadas, lo sería el sábado pasado. Que el gobierno cubano no publique la reunión opositora con Obama se entiende, porque no lo tendrá, o no le interesará hacerlo; pero que el gobierno norteamericano no facilite los detalles del histórico encuentro, el primero entre un presidente norteamericano y la oposición política cubana en toda la historia…es verdaderamente inexplicable.

Y como consecuencia —no se sabe si por cautela de la Casa Blanca con la grabación u otra mayor razón— han comenzado a propalarse los rumores. Esto es lo que se dice: que si Rodiles empezó a hablarle en inglés a Obama y estuvo a punto de faltarle el respeto; que si Berta Soler le cantó las cuarenta al presidente americano; que a los veinte minutos del encuentro el primer opositor interrumpió al otro que hablaba y ahí empezó todo; que si Elizardo Sánchez-Santa Cruz contemplaba silente y compungido desde su esquina todo el panorama; que si en un momento dado los opositores empezaron a discutir tanto entre ellos que Obama quiso ser moderador, pero como nadie le hacía caso, le dijo desconcertado a Susan Rice que estaba muy cerquita: “¡Esto no es fácil!”.

Cuando el río suena, es porque algo arrastra y para saber que no arrastra nada, lo único que podría hacer la Casa Blanca, si es que le interesa, es liberar la grabación o negar su existencia. En definitiva el presidente Obama le dijo a Raúl Castro que no temiera escuchar las voces cubanas, así que por la parte americana no debería haber ningún problema en que nosotros también las escucháramos. Son las importantes voces de la sociedad civil cubana. ¿Disimulará algo el gobierno norteamericano? Tenemos derecho a saber, ¿o no?

A este cronista lo que más le intriga, además de las diferentes posiciones entre los miembros de la sociedad civil y los opositores (que habría sido una especie de primera asamblea opositora cubana, preludio de un soñado “parlamento libre”) es sí de verdad Obama intentó y pudo calmar la supuesta refriega entre cubanos y verle la cara al Presidente si de verdad en medio del jelengue se le ocurrió decirle a Susan Rice: “Esto no es fácil”

© cubaencuentro

En esta sección

Trump, Cuba y el juego electoral

Alejandro Armengol , Miami | 22/04/2019

Comentarios


Diez tiros contra la disidencia

Arnaldo M. Fernández , Broward | 21/04/2019

Comentarios


Por qué de un «impeachment» a Trump

Alejandro Armengol , Miami | 20/04/2019

Comentarios


Biden no debe aspirar, y no es por el #MeToo

Alejandro Armengol , Miami | 08/04/2019

Comentarios


Trump: locura y política

Alejandro Armengol , Miami | 25/03/2019

Comentarios


Cuba y la doble ciudadanía como rehén

Alejandro Armengol , Miami | 11/03/2019

Comentarios


Re-Constitución y Revolución

Arnaldo M. Fernández , Broward | 26/02/2019

Comentarios



Santos, pícaros y declaraciones falsas

Arnaldo M. Fernández , Broward | 20/02/2019

Comentarios


El sabueso de la continuidad

Alex Heny , Nueva York | 15/02/2019

Comentarios


Seis minutos, 20 segundos, 17 muertos

Alejandro Armengol , Miami | 11/02/2019

Comentarios


Subir