Actualizado: 14/11/2019 12:33
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

Guantánamo y sus dos cárceles

Enviar Imprimir

Antes de entrar, dejen salir

"…García Hamilton, no puede entrar [a Cuba] y la doctora Hilda Molina, esa cubana con nietos argentinos, no puede salir. Quizá sea mejor así, porque si alguien se va sin permiso puede contar cosas que vio, y si entra sin que lo llamen, puede mirar lo que no debe. Por ejemplo, cierto lugar llamado Guantánamo, [es] una provincia del sudeste de Cuba en la que los Estados Unidos tienen una base militar y el Estado cubano una cárcel en la cual están encerrados algunos de los disidentes".

"Para los Estados Unidos, 'sus' presos son peligrosos terroristas y para el Estado cubano, 'sus' presos son delincuentes que han atentado contra el orden legal. Según denuncias de la prensa norteamericana, en la base militar de los Estados Unidos, en Guantánamo, se tortura. ¿Y en la cárcel cubana de Guantánamo? No lo sabemos porque en Cuba la prensa no habla de esto, y la Comisión de Derechos Humanos de la ONU no puede entrar a mirar. Ahora, José Ignacio García Hamilton, que quería entrar, deberá mirar Cuba de afuera, como los funcionarios de la ONU".

"En Guantánamo hay dos prisiones, una está adentro de la base militar y otra en Cuba misma; no es la única cosa que comparten Cuba y Estados Unidos. También son los únicos países de América en los que rige la pena de muerte…".

Álvaro Abós, La Nación, Argentina
13 de marzo de 2006
-----

'Las peores cárceles de Cuba son las que controla Castro, no Guantánamo'

"…[Eduardo Aguirre] habla de Cuba sólo como embajador de Estados Unidos, no como cubano de nacimiento. 'Mis opiniones personales, me las guardo'. Sobre Guantánamo, responde que existen unos individuos que están dispuestos a matar y destruir, y en algún lado hay que tenerlos. 'Guantánamo es un lugar bastante seguro, donde no tenemos que preocuparnos de que se vayan a escapar'. Él visitó la cárcel. Dice que se respetan los derechos humanos de los presos, y que el último informe publicado se redactó por personas que no quisieron ir allí".

"Y añade: 'La cárcel más terrible que hay en Cuba no está en Guantánamo, sino en el territorio bajo control de Castro. Las personas son encarceladas por delitos de conciencia. No es lo mismo un talibán que lucha en Afganistán que una persona que escribe un poema. Me gustaría que esas fueran también las cárceles que se estudiaran'…".

Expansión, España
13 de marzo de 2006
-----

Los castristas no conocen la libertad de expresión

"El incidente que se produjo el jueves en el estadio de pelota de San Juan, Puerto Rico, cuando jugaban los equipos de Cuba y Holanda, ratifica la situación de Cuba en materia de intransigencia con respecto a la libertad de expresión (…) Un cubano en el público desplegó un cartelón que decía 'Abajo Fidel' y eso provocó que el vicepresidente del Instituto de Deportes de Cuba que acompaña a su equipo, tratara de enfrentarse al cubano".

"Las autoridades puertorriqueñas tuvieron que intervenir, llevando al funcionario cubano a la estación de policía para explicarle que en Puerto Rico hay libertad de expresión protegida por la Primera Enmienda constitucional y que el despliegue de ese cartelón no era un delito. Desde luego, en el orden político esto le hizo mucho daño a la dictadura totalitaria de Castro porque la televisión divulgó la escena en distintos países del mundo simultáneamente, incluyendo Cuba…".

Editorial, Diario Las Américas, Miami
12 de marzo de 2006
-----

Paliza de PR a Cuba puso a Fidel a lanzar

"Los que saben de béisbol —y Fidel [Castro] está entre ellos— están conscientes de que este es el torneo más competitivo que Cuba ha enfrentado. Pero, seguro que el ex lanzador no anticipó lo que sucedió en el parque Hiram Bithorn en San Juan la noche del viernes".

"'Una selección puertorriqueña integrada en su totalidad por jugadores de Grandes Ligas le sacó el máximo provecho al evidente descontrol de los lanzadores cubanos para conseguir una holgada victoria de 12-2 (…), escribió en su primer párrafo Sigfredo Barros al describir la contundente paliza a su equipo en la edición (…) de Granma Internacional".

"Sin embargo, el compañero Barros no mencionó en su artículo que su gobierno es quien no permitió a jugadores que desertaron ser parte del equipo. Quién puede negar que los brazos de Orlando y Liván Hernández y José Contreras hubiesen aportado al equipo que ganó medallas de oro en las Olimpiadas de 1992, 1996 y 2004".

"…Con los Cohíbas que ya no se fuma, Fidel probablemente el viernes utilizó la curva, que en sus tiempos era su mejor lanzamiento, para tirarle al televisor (…) El Comandante sabía que en este torneo todos los países van a echar el resto y por eso se reforzaron. Que ahora no vengan con cuentos en el órgano oficial del Partido Comunista, pues eso no es digno a [sic] la tradición cubana".

Gerson Borrero, El Diario/La Prensa, Nueva York
13 de marzo de 2006


 

En esta sección