Actualizado: 05/04/2020 0:00
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Cuba en la prensa

Señalan a posible sucesor de monseñor Meurice, quien se jubilará a principios de año

Selección diaria de la prensa internacional.

Enviar Imprimir

En trámites de retiro el arzobispo Pedro Meurice Estiú

"El arzobispo de Santiago de Cuba, Mons. Pedro Meurice Estiú, se encuentra realizando los trámites para su retiro. Fuentes vinculadas al Arzobispado santiaguero señalan que la fecha podría ser tan cercana como en los primeros meses del próximo año. Pedro Meurice, además de arzobispo, funge como administrador pastoral de la Arquidiócesis de Guantánamo-Baracoa, debido a la ausencia de Mons. Carlos Jesús Baladrón Valdés, quien se encuentra en España por motivos de salud".

"…Según las normas de las Iglesia católica, para el reemplazo de un arzobispo debe someterse una terna o propuesta de tres candidatos a las autoridades del Vaticano. En este caso ha trascendido que Mons. Dionisio García Ibáñez, obispo de la Diócesis del Santísimo Salvador de Bayamo-Manzanillo, ha sido recomendado por el propio Pedro Meurice para su sucesor. Se desconoce quienes son los otros dos candidatos propuestos".

"Muchos feligreses tienen dudas de que Mons. Dionisio García pueda lograr una identificación con la comunidad como la alcanzada por Pedro Meurice, quien tuvo su momento más relevante con el discurso pronunciado en la Plaza Antonio Maceo, durante la visita del Sumo Pontífice, Juan Pablo II a Santiago de Cuba el 24 de enero de 1998".

Cubanet-APLO (Miami), EE UU
27 de octubre de 2006

Alarcón entra en el ruedo

"Si la idea de Raúl Castro ha sido mantener alejado de la Isla a Ricardo Alarcón, en momentos que crecen los rumores sobre un empeoramiento del estado de salud de Fidel, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba acaba de dejar claro que la sucesión no será un camino fácil".

"Alarcón ha dicho en Oviedo, Asturias, que cuando llegue el momento de la desaparición física del Comandante en Jefe, 'la Asamblea elegirá al futuro jefe de Estado como eligió en su día a Fidel Castro' (…) En medio de las expectativas e incógnitas sobre el futuro político de la Isla, las declaraciones de Alarcón constituyen el cuestionamiento más fuerte al poder de Raúl. Al tiempo que le otorga legitimidad, enfatiza que esta legitimidad es sólo temporal. Cuando Fidel muera, será necesario poner en marcha un mecanismo legal que otorgue la presidencia. No es coincidencia que ese mecanismo depende del organismo que precisamente dirige Alarcón".

"…Desde el traspaso temporal del poder a Raúl, dos importantes figuras del gobierno cubano han sido relegadas a declaraciones menores y en ocasiones ha dado la impresión que han sido colocadas al margen de las decisiones importantes. Aunque por motivos diferentes, Alarcón y el canciller Felipe Pérez Roque poco a poco han dejado de figurar entre los actores principales en ese reparto complejo que es la sucesión de poder tras el fin de Fidel…".

Alejandro Armengol, Cuaderno de Cuba, EE UU
27 de octubre de 2006

Fidel Castro en tercera persona

"Hace algún tiempo circuló por La Habana un chiste en el cual se decidía la suerte póstuma de Fidel Castro. El alma del Comandante en Jefe llegaba a las puertas del Infierno, y Satán se resistía a darle albergue, pues demasiados colegios y hospitales había construido en vida y abundante ayuda humanitaria había esparcido entre los países pobres del mundo. No era lo suficientemente malévolo, no contaba con méritos para hospedarse allí. De manera que, sin permitirle entrar, Satán se decidía a enviar dos diablitos a negociar el caso ante san Pedro. Abría el santo las puertas del Paraíso, echaba una ojeada a aquel par de emisarios, y apenas los dejaba explicarse. Porque, tan sólo de escuchar el nombre de Fidel Castro, san Pedro soltaba este lamento: '¡Dios mío, ese hombre no ha hecho más que llegar al Infierno y ya tengo ante la puerta a los primeros exiliados!'".

"La Cuba que seguirá a la muerte de Fidel Castro ha empezado a formarse como posibilidad con chistes como éste (…) El propio discurso oficial cubano ha terminado por admitir la hipótesis de que los días del Comandante en Jefe se agotan y existe vida más allá de él (…) El Fidel Castro conocido hasta ahora accedía a responder un cuestionario para enseguida hacerse entrevistado y entrevistador. Paciente y cirujano al mismo tiempo, estaba convencido de que nadie que no fuese él sería capaz de narrarlo. Y ahora parece haber perdido algo del miedo a dejar de ser Fidel Castro, y empieza a vivir cómodamente: en tercera persona. (La frase es de Borges, referida a Sherlock Holmes)…".

Antonio José Ponte, El País, España
27 de octubre de 2006


 

En esta sección