Actualizado: 24/06/2019 9:50
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Sequía, Clima

Alerta en la Isla ante desalentadores pronósticos de lluvia

Este mes 'se prevén totales de precipitaciones por debajo del intervalo considerado como normal en todas la regiones del país', indicó el Instituto de Meteorología.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. El Cuerpo de Guardabosques de Cuba (CGC) se alista para el inicio, el próximo 1 de febrero, de la etapa crítica de incendios forestales en el país, en medio de "desalentadoras perspectivas" de lluvia, informó este viernes el diario oficialista Juventud Rebelde.

"Con un noviembre y diciembre entre los tres más secos desde 1901 y un enero que tampoco se pronostica favorable, los bosques (…) podrían volverse más vulnerables a los incendios forestales", señaló el diario.

El último boletín de la Vigilancia del Clima del Instituto de Meteorología de Cuba (IMC), citado por el periódico, advierte que para el mes que transcurre "se prevén totales de precipitaciones por debajo del intervalo considerado como normal en todas la regiones del país".

En 2005 se reportaron en la Isla 378 siniestros y 11.726 hectáreas afectadas por el fuego —en 2004 se registraron 412 incendios en 13.506 hectáreas— para una disminución de un 8,2%, pero la falta de lluvias augura una etapa severa, según los expertos del CGC.

Sin embargo, la "negligencia o la intencionalidad" y no los factores naturales siguen siendo la causa principal de los incendios forestales, que dejaron en la Isla el pasado año pérdidas económicas por 14 millones de pesos cubanos (unos 580.000 dólares), según el CGC.

"El 86% de los siniestros ocurridos el año anterior tuvo como causa la negligencia o la intencionalidad. Sólo al 6% de casos le dio candela (los causó) la naturaleza", precisó el jefe del Departamento de Manejo de Fuego de CGB, el teniente coronel Martín Chávez.

Juventud Rebelde indicó que Cuba dispone en la actualidad de un área boscosa que abarca el 24,23% de su superficie total (2,3 millones de hectáreas) y de 375.918 hectáreas de plantaciones, y agregó que en el último quinquenio se quemaron unas 39.000 hectáreas.