Actualizado: 26/02/2024 13:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Posada Carriles

Autoridades migratorias de EE UU interrogaron durante más de seis horas a Posada Carriles

Según expertos, el hecho de que exista una orden de deportación contra el cubano no lo descalifica para solicitar la ciudadanía estadounidense.

Enviar Imprimir

El anticastrista cubano Luis Posada Carriles, acusado de graves actos terroristas fue entrevistado el miércoles durante más de seis horas por las autoridades migratorias estadounidenses que evalúan su solicitud de ciudadanía, presentada el año pasado, dijo una de sus abogadas, informó la AFP.

Aunque Posada Carriles tiene una orden de deportación pendiente y la agencia de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) busca un país que lo reciba, que no sea Venezuela ni Cuba, ese hecho no descalifica su solicitud de ciudadanía, dijo un experto en inmigración que trabajó en el caso.

La abogada del anticastrista, María Trina Burgos, describió a la AFP la entrevista, que se realizó en un centro de detención migratorio en El Paso (Texas, suroeste), como "bastante larga, tediosa (…) muy lenta, bastante profunda, extremadamente detallada y muy repetitiva".

Agregó que, al parecer, las autoridades intentaban determinar si las respuestas de su cliente eran consistentes.

Posada Carriles está detenido en El Paso desde mayo pasado por haber entrado ilegalmente a Estados Unidos supuestamente por la frontera con México.

Matthew Archambeault, un abogado que trabajó en el caso pero ya no representa a Posada Carriles, dijo a la AFP que aún existiendo una orden de deportación, el cubano es pasible a la ciudadanía "como militar".

"Si sirvió honorablemente en conflicto, en la Guerra de Vietnam, y fue dado de baja honrosamente, es elegible" a la ciudadanía, dijo Archambeault.

"Si le van a dar la naturalización, eso es un asunto de discreción de su parte (de las autoridades), pero en la manera en que está escrita la ley es elegible", agregó.

Burgos afirmó que, aunque Posada Carriles no peleó en Vietnam, estaba en esa época en el Ejército estadounidense y, "según la legislación, esas personas pueden aplicar a la ciudadanía". De acuerdo con Archambeault, aún deportado el cubano sería candidato a la ciudadanía.

El gobierno cubano acusa a Posada Carriles del atentado contra un avión de Cubana de Aviación en el que perdieron la vida 73 personas en 1976, y de ataques contra hoteles en La Habana, en 1997, entre otros actos terroristas. La Habana ha calificado de "maniobra política" el que se evalúe si se le concede o no la ciudadanía.