Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

medidas, electricidad, salarios

Castro decreta un alza de la tarifa eléctrica y pequeños aumentos en pensiones y salarios

Como justificación para subir el precio de la electricidad, menciona el aumento de los precios de los combustibles y 'la despreocupación de la ciudadanía en cuanto al gasto'.

Enviar Imprimir

El gobierno de Fidel Castro anunció este miércoles un alza en las tarifas eléctricas para el consumo mensual a partir de los 100 kilowatt/hora, y un pequeño aumento en las pensiones de los jubilados y en salarios de trabajadores estatales.

Un decreto firmado por Castro y publicado en primera plana del diario oficialista Granma, establece una subida escalonada del precio de la electricidad para quienes consuman más de 100 kilowatt/hora mensuales. Hasta esa cantidad, la tarifa se mantiene en nueve centavos. Por encima de ese consumo, sube progresivamente hasta los 1,30 pesos por kilowatt/hora (24 pesos por un dólar).

Según el texto, la intención es "alentar el bajo consumo eléctrico de los que ahorran y desalentar el exceso de consumo de los que despilfarran".

Otro comunicado oficial anunció que las pensiones mínimas, que cobran 762.433 jubilados y pensionados, suben 14 pesos; es decir, de 150 pesos mensuales (6,2 dólares) a 164 pesos (6,8 dólares). Mientras que 443.837 jubilados y pensionados que reciben 190 pesos mensuales (7,9 dólares) tendrán un incremento de 12 pesos, y recibirán 202 pesos (8,4 dólares).

Una tercera nota del gobierno informó sobre un aumento del salario, de acuerdo con la complejidad de la función, a los trabajadores estatales que ostenten categorías de especialidades académicas o de desempeño de oficios.

Para justificar el alza de las tarifas eléctricas, que comenzará a aplicarse en diciembre, el decreto de Castro menciona el incremento de los precios de los combustibles y "la despreocupación de la ciudadanía en cuanto al gasto de electricidad".

También "las grandes desigualdades de ingresos entre los que reciben pensiones y salarios relativamente bajos y los que se benefician de grandes ingresos monetarios derivados de especulaciones, desvíos de recursos y otras formas de enriquecimiento ilícito".