Actualizado: 17/08/2018 22:24
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

dólar, remesas, peso convertible

Castro dice que la Isla no necesita las remesas

El régimen afirma que la salida de circulación del dólar ha permitido "ahorrar y recaudar" 500 millones de esa divisa.

Enviar Imprimir

Fidel Castro dijo este miércoles que Cuba no necesita las remesas y que la salida de circulación del dólar estadounidense, en 2004, ha permitido "ahorrar y recaudar" 500 millones de esa divisa, informó EFE.

"Nosotros no necesitamos remesas ni nada de eso", dijo el gobernante a la prensa frente a la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana, donde se presentó por sorpresa este miércoles por la noche para supervisar las obras que empezaron el martes.

En cuanto a la salida de circulación del dólar dentro de la Isla, que su régimen presentó como una respuesta a los intentos de Washington de bloquear las reservas de esa divisa, Castro afirmó: "Nos obligaron, ni habíamos pensado en eso, nos obligaron a pensar como respuesta al intento de bloquear, teníamos 500 millones de dólares bloqueados, prohibimos la circulación, los sustituimos por pesos convertibles y debemos haber ahorrado y recaudado alrededor de 500 millones de dólares", dijo Castro.

"¿Con que creen ustedes que hemos ido mejorando las condiciones de vida del pueblo?, ¿con que creen que hemos ido comprando muchos equipos?", preguntó.

"Estamos pagando al contado, nos ahorramos la carestía que viene acompañada de los créditos, nos ahorramos el costo del pago de altos intereses y nos ha ido muy bien", indicó, en relación a la compra de equipos que se están utilizando en la remoción del sistema eléctrico y a los vehículos adquiridos para el sector automotriz y ferroviario.

"Nuestra revolución despegó, ya salió de la pista y va cobrando altura y no creo que la pueda detener nada", dijo Castro.

El gobernante advirtió que La Habana revaluará el peso convertible, que equivale actualmente a 1,08 dólares, "cuando haga falta, cuando sea conveniente, cuando sea el momento más oportuno".

La sustitución del dólar por el peso cubano convertible fue aplicada en noviembre de 2004 en respuesta a "presiones" de Estados Unidos para evitar que La Habana depositara dólares en bancos extranjeros.

El peso convertible es el utilizado actualmente en hoteles, restaurantes, taxis y cualquier otro servicio en divisas. La moneda, creada en la década de 1990, carece de valor fuera de la Isla.