Actualizado: 03/06/2020 20:08
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

FARC

Diplomáticos cubanos visitan en la cárcel al 'canciller' de las FARC

Enviar Imprimir

El denominado "canciller" de la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Rodrigo Granda, fue visitado por dos diplomáticos cubanos el jueves en la cárcel de La Dorada, ubicada en el departamento de Caldas (centro-oeste colombiano), mostraron imágenes de telenoticieros, informó la AFP.

Los diplomáticos de la legación cubana en Bogotá permanecieron dentro de la cárcel cerca de tres horas y a su salida eludieron a los reporteros apostados en las afueras del penal, cuya directiva también ha guardado absoluto hermetismo sobre la visita.

El gobierno del presidente Álvaro Uribe le ha ofrecido a Granda salir de la cárcel, dentro del proceso de excarcelación masiva y unilateral de miembros de las FARC. Ese plan busca que el grupo ilegal armado responda liberando a un grupo de 56 secuestrados, entre ellos la política colombo-francesa Ingrid Betancourt.

Granda, el miembro de las FARC de mayor rango detenido en Colombia, rechaza salir bajo el compromiso de dejar las filas insurgentes, aunque estudia otras posibilidades, como mediar para el canje de los secuestrados por los efectivos que la cúpula del grupo quiere que sean excarcelados, según ha dicho su abogado, Miguel González.

Este sábado el diario El Tiempo, de Bogotá, informó que el presidente francés Nicolas Sarkozy le pidió a Uribe la liberación de Granda, sin que aún se tenga claridad sobre el objetivo de esa petición.

En el grupo de 56 rehenes que Uribe espera las FARC libere, se encuentran además tres estadounidenses y decenas de políticos, militares y policías colombianos, algunos de los cuales llevan nueve años en cautiverio.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), son el grupo ilegal armado más antiguo y poderoso militarmente de los que existen en Colombia, rechaza la liberación unilateral de los guerrilleros e insiste en la desmilitarización de dos municipios del suroeste del país para realizar el canje de los rehenes por insurgentes presos.