Actualizado: 28/05/2024 14:48
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

antenas

El gobierno arrecia los operativos contra las antenas ilegales

Una docena de personas podría enfrentar penas de hasta cinco años de cárcel o el decomiso de sus bienes. Otro grupo deberá pagar fuertes multas.

Enviar Imprimir

Una docena de personas podría enfrentar penas de hasta cinco años de cárcel o el decomiso de sus bienes por piratear y distribuir señales satelitales, prohibidas en la Isla, mientras otro grupo deberá pagar multas por delitos relacionados con esas actividades, informó la AP.

Bajo el título "Riqueza a costa de los valores", un artículo del diario Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba, dio a conocer el sábado los resultados de dos operativos realizados a comienzo de año, mediante los cuales se produjeron las detenciones, así como un tercero de la semana pasada para detectar equipos ilegales.

Los primeros casos mencionados permitieron el arresto de un docena de involucrados "que se venían dedicando a adquirir de modo ilícito, a través de conocidos suyos residentes en los Estados Unidos, tarjetas de recepción satelitales DirecTV", explicó el rotativo.

"Luego las vendían en una cantidad que oscilaba entre los 200 y 250" pesos convertibles (alrededor de 270 dólares), agregó.

Los arrestados utilizaban también equipos de computación para "recargar" periódicamente las tarjetas a un costo de unos 30 ó 40" pesos convertibles (43 dólares), indicó Granma.

En registros domiciliarios se decomisaron a los encausados antenas parabólicas, platos de antenas, receptores, equipos y tarjetas de DirecTV, cables de conexiones, computadoras, módems y discos instaladores.

"Todos esos bienes, y otros obtenidos con el dinero proveniente de esos ilícitos negocios, podrán ser decomisados a favor del Estado", dijo el rotativo y advirtió que, según el Código Penal, las condenas para los arrestados oscilarán entre los tres y cinco años de privación de la libertad.

Paralelamente, el diario dio cuenta de un operativo realizado la semana pasada en la capital.

A un número no identificado de personas se les requisó cable coaxial, tres receptores, cinco antenas parabólicas, 43 amplificadores, una computadora, tres tarjetas y 157 arañas (para multiplicar la señal).

Para estas personas habrá multas de hasta 20.000 pesos cubanos, unos 800 dólares.

"Estos individuos contribuyen a viabilizar lo enunciado en el programa de la 'Comisión Bush para destruir la Revolución Cubana' que destina cuantiosas sumas para hacer llegar a Cuba la señal televisiva contrarrevolucionaria", dijo Granma.

En Cuba se requiere de una autorización —entregada sólo a empresas, agencias de prensa o centros turísticos— para poder acceder a estas señales. En la Isla existen cuatro canales nacionales, todos controlados por el régimen al igual que el resto de los medios de comunicación.

Camiones del gobierno recorren desde hace meses las calles de La Habana en busca de antenas ilegales, según Reuters.

Muchos cubanos que reciben ilegalmente la televisión por satélite aseguran que sólo quieren ver telenovelas y programas de entretenimiento que a menudo no encuentran en los cuatro canales del Estado, de fuerte contenido ideológico.

La campaña contra las antenas fue endurecida en febrero, dos meses después que el gobierno de Estados Unidos comenzó a transmitir por satélite la programación de TV Martí, un canal financiado por el Departamento de Estado, cuya señal de aire es bloqueada exitosamente desde hace años por las autoridades cubanas.

La señal de TV Martí llega diariamente a través de WPMF-TV, un canal de Miami afiliado a la cadena Azteca Americas.