Actualizado: 16/08/2019 16:52
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

energía, electricidad

El gobierno prevé penas de hasta 8 años de cárcel para quienes roben electricidad

Las represalias incluyen también el corte del suministro y abultadas multas.

Enviar Imprimir

El gobierno cubano prevé multas, suspensión de suministro y penas de hasta de ocho años de cárcel a quienes alteren los contadores de consumo para robar electricidad, informó este lunes el semanario oficialista Trabajadores.

Un decreto ley, mencionado por el semanario, prevé para los infractores primerizos multas, corte del servicio por tres días y el pago retroactivo del consumo por un año, según AFP.

Los reincidentes pueden encarar abultadas multas, el corte del servicio por 15 días y el pago retroactivo por un año, pero las penas son más duras para quienes son descubiertos por tercera vez en la falta.

"De ocurrir por tercera ocasión, el cliente pierde definitivamente el servicio, es remitido a los tribunales y puede recibir una condena de hasta ocho años de privación de libertad", señaló Trabajadores.

La Empresa Eléctrica cubana detectó y sancionó a 800 consumidores en La Habana entre febrero y mayo de este año, que aplicaron diversos medios para disminuir su factura, informó el semanario.

A fin de tratar de evitar las violaciones, la Empresa Eléctrica colocó sellos de seguridad al 37% de los contadores de consumo de La Habana, a la vez que equipó a sus inspectores con instrumentos de alta tecnología "que detectan cualquier anomalía en la medición del consumo en las viviendas".

El gobierno puso en vigor en diciembre pasado un alza escalonada de las tarifas eléctricas, como parte de la llamada "revolución energética", con la cual espera ahorrar más de 1.000 millones de dólares al año.

La medida provocó que algunos clientes apelaran a subterfugios para burlar el aumento en sus cuentas cuando comenzaron a llegar las nuevas facturas, en enero.