Actualizado: 23/10/2017 23:51
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

Represión

El gobierno reprime una manifestación a favor de los derechos humanos en La Habana

  • Las Damas de afirman que la agresión demuestra que el cubano 'es un gobierno represivo, que no respeta los derechos humanos'.
  • El disidente Héctor Palacio dice que el suceso es 'un mensaje que está enviando el gobierno de que no está en condiciones de oír'.
Enviar Imprimir

Unos 200 enardecidos seguidores del régimen impidieron este domingo una marcha de 14 personas en un parque de La Habana, a quienes empujaron y gritaron "escorias" y "vivas a la revolución", constató la AFP.

Vestidos con camisetas blancas con la palabra "Cambio" estampada en letras negras, los opositores, del disidente Frente Patriótico Nacional, pretendían realizar una marcha silenciosa por el Día de los Derechos Humanos; pero brigadas parapoliciales comenzaron a llegar al sitio hasta sumar unos 200.

Los disidentes, encabezados por el médico opositor Darsi Ferrer, habían invitado al director regional de la UNESCO para el Caribe, Hannsen Van Hoff, a la marcha silenciosa, y habían pedido en una carta al secretario general de la ONU, Kofi Annan, que estuviera atento a la reacción de la policía.

Al menos tres de los participantes en la marcha fueron metidos a la fuerza en vehículos y sacados del lugar junto a personas que habían intervenido en la interrupción violenta del desarrollo de la marcha, según constató EFE.

Otros manifestantes fueron agredidos con codazos, empujones, y arrastrados a la fuerza fuera del parque en el que se desarrollaba la marcha. Entre ellos se encontraban el periodista independiente Carlos Ríos y el opositor Darsi Ferrer, dos de los convocantes de la actividad.

Ferrer había indicado a EFE momentos de empezar la caminata que no se trataba "de un acto contrarrevolucionario, ni una manifestación en demanda de nada, sino una simple marcha en el Día de los Derechos Humanos".

Los incidentes, que no pasaron de 10 minutos, tuvieron lugar en un parque del barrio de El Vedado, a un costado del Teatro Amadeo Roldán y frente a la Oficina Regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La disidencia condena los hechos

Con motivo del Día de los Derechos Humanos, las Damas de Blanco divulgaron un pronunciamiento en el que exigieron la "liberación absoluta" de todos los presos políticos cubanos.

Este grupo de mujeres sí pudo caminar pacíficamente y sin incidentes por la Quinta Avenida de La Habana, tras asistir a la tradicional misa del domingo en la iglesia de Santa Rita para pedir la excarcelación de los disidentes presos. Las Damas de Blanco condenaron la agresión a los participantes en la marcha de El Vedado, informó EFE.

Los incidentes demuestran, según Laura Pollán, integrante del grupo, que el cubano "es un gobierno represivo, que no respeta los derechos humanos".

Para Miriam Leiva, esposa del ex preso político Oscar Espinosa, "todos los cubanos tenemos derecho a expresar nuestras opiniones y no debía haber represión".

A la misa acudió también el disidente Héctor Palacio, excarcelado el pasado día 6 por motivos de salud, quien consideró que el incidente de hoy es "un mensaje que está enviando el gobierno de que no está en condiciones de oír".

"Ellos quieren discutir con el gobierno norteamericano, sin embargo, no son capaces de discutir con su propio pueblo", afirmó Palacio, en referencia a la propuesta lanzada a EE UU por el presidente provisional de Cuba, Raúl Castro, de resolver las diferencias entre ambos países en una mesa de negociación.

"Los que fueron hoy a esa marcha lo hicieron de forma pacífica, los recibieron a golpes, y así es como reacciona el gobierno, ése es el mensaje que está enviando en estos momentos, pero dentro de unos meses enviará otro, no cabe duda, que la Historia está con nosotros y se está a cumplir el deseo del pueblo cubano de ser libre", insistió.

Los incidentes de hoy se producen apenas cuatro días después de la excarcelación de Palacio, el sexto disidente liberado desde que Raúl Castro asumió provisionalmente el poder, el 31 de julio, mientras Fidel Castro convalece de una enfermedad declarada "secreto de Estado".