Actualizado: 19/07/2019 13:12
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

salario, disciplina laboral, corrupción

El gobierno revisa la política salarial y de disciplina laboral

Se analizan 'los sistemas de pago por rendimiento' en busca de fórmulas que permitan una 'mejora continua' de la productividad, dijo el ministro de Trabajo.

Enviar Imprimir

AFP/ La Habana. Las autoridades cubanas revisan la política salarial para elevar la productividad de las empresas, talón de Aquiles de la economía de la Isla, al tiempo que aplican un reglamento de disciplina laboral y de combate a la corrupción, según el ministro de Trabajo, Alfredo Morales.

"Se realiza actualmente una revisión de los sistemas de pago por rendimiento y se implementa el diseño de una política salarial que garantice que el sueldo sea el principal estímulo para que cada quien reciba según su aporte", dijo Morales, en una entrevista publicada por el semanario económico oficialista Opciones.

Morales destacó que el proceso de revisión de los sistemas de pago, que actualmente se aplican en el país, se extenderá hasta junio próximo y busca fórmulas que permitan una "mejora continua" de la productividad "a nivel de brigada, turno o taller" de cada empresa.

"Se trata de poner en el centro del debate la calidad y la productividad", apuntó el ministro, al subrayar que, pese a un incremento paulatino de ambos parámetros, aún son "insuficientes" para los requerimientos del país "y satisfacer las necesidades de la población".

"Se avanza, pero aún es insuficiente, pues se podría mejorar ambos indicadores si elevamos la organización del trabajo, el aprovechamiento de la jornada y la disciplina laboral, sin invertir nuevos recursos", acotó el funcionario.

En Cuba se comenzó a aplicar gradualmente el 1 de abril un nuevo reglamento en todos los centros laborales para elevar la disciplina y el aprovechamiento de la jornada laboral y la productividad del trabajo.

El reglamento establece sanciones a impuntuales y quienes no cumplen a cabalidad el horario laboral, abandonan el trabajo sin autorización o no cuidan los recursos que se confían a cada trabajador.

Con un salario promedio de 12 dólares (310 pesos) al mes, los cubanos se quejan regularmente de los bajos ingresos que perciben por su trabajo en relación con los precios de los alimentos, la ropa, el calzado y otros artículos.

El sistema de racionamiento que rige en la Isla desde hace décadas proporciona una cantidad de alimentos subsidiados que no es suficiente para cubrir las necesidades, por lo que los cubanos deben acudir a los mercados agropecuarios donde los productos se venden a precios más altos, o a las tiendas en divisas.