Actualizado: 17/10/2017 10:31
cubaencuentro.com cuba encuentro
| Cuba

huracán Rita

El huracán Rita deja 230.000 evacuados en la Isla

Rita progresa hacia las costas de Texas y amenaza también a Luisiana, ya devastada por Katrina.

Enviar Imprimir

El huracán Rita, que ya alcanzó la categoría 4 (de 5 en la escala Saffir-Simpson), castigó con fuerza este martes el centro y occidente de Cuba, incluida La Habana y el balneario turístico de Varadero, con intensas lluvias y vientos de más de 160km/h, provocando la evacuación de unas 230.000 personas, informó la AFP.

Rita, noveno huracán de la temporada, pasó al nordeste de La Habana, en su ruta hacia el Golfo de México. Las autoridades estadounidenses se movilizaron para evitar una nueva catástrofe tras la provocada por Katrina el 29 de agosto.

Según el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, Rita alcanzó categoría 4 este miércoles. Se mueve hacia el oeste por el Golfo de México a 22km/h, con vientos de 217km/h.

El huracán podría tocar tierra en Texas el fin de semana, pero amenaza también a Luisiana, ya devastada por Katrina.

Rita dejó en Cuba "cerca de 230.000 evacuados, sobre todo de las zonas costeras y montañosas", informó Domingo Carretero, de la Defensa Civil.

"Se han evacuado turistas extranjeros. Habría penetraciones del mar a medida que se va alejando. Va a ser otro huracán intenso", dijo por su parte José Rubiera, jefe del Centro de Pronóstico del Instituto de Meteorología de Cuba (IMC).

Más de 600 albergues fueron habilitados para resguardar a unos 126.000 habitantes de la capital, pero en las afueras de La Habana otros miles ya estaban bajo protección.

Decenas de miles de personas de las provincias del centro y occidente también fueron llevados a albergues, junto con animales y alimentos que fueron trasladados a lugares seguros. Al menos unos 50.000 en la provincia de Matanzas, unos 31.000 en Villa Clara y 6.300 en Sancti Spíritus.

Unos 12.000 turistas fueron reubicados en sitios seguros en Varadero. Sólo en la cabecera municipal de Matanzas, había unos 3.000 evacuados, según reportes suministrados a la AFP por la Defensa Civil.

En La Habana, bajo lluvia desde horas de la madrugada del martes, los vientos huracanados causaron la interrupción del suministro eléctrico después del mediodía.

Rubiera alertó de posibles inundaciones por penetración del mar en pequeños poblados de la costa sur de La Habana.

Los vientos y los intensos aguaceros mantuvieron a los 2,2 millones de capitalinos recluidos en sus viviendas o en refugios temporales, en tanto que todas las actividades económicas fueron paralizadas.

Olas de más de ocho metros golpearon con fuerza el Malecón de La Habana, donde varios vehículos quedaron varados.

Las autoridades mantienen en alarma ciclónica a las occidentales provincias de Matanzas, La Habana y Ciudad de La Habana; Pinar del Río estaba en alerta, en tanto que en las centrales Villa Clara, Ciego de Ávila y Santi Spíritus las lluvias amainaban, dijo Carretero.

El Ministerio de Educación suspendió las actividades docentes en la regiones central y occidental del país.

El Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba suspendió los vuelos nacionales pero indicó que los vuelos internacionales se mantendrían operando en sus horarios habituales.

Rita pone en emergencia a Luisiana

La trayectoria del huracán Rita ha llevado a las autoridades estadounidenses a decretar el estado de emergencia en la ya golpeada Luisiana, lo que obliga a sus habitantes a evacuar la región.

En Nueva Orleans, convertida en una ciudad fantasma tras el paso del huracán Katrina, hace tres semanas, el alcalde Ray Nagin anunció que los habitantes comenzaron a ser evacuados.

Varios barcos militares que participan en el sur de Estados Unidos en operaciones de rescate y asistencia a los damnificados por Katrina en Luisiana y Mississippi, recibieron la orden de abandonar la zona, indicó el martes el Pentágono.

Rita, que obligó a evacuar partes de Miami y de varias islas del sur de Florida, pasó por ese estado sin ocasionar graves daños.

En Florida, más de 24.000 personas quedaron sin electricidad por los fuertes vientos, desde los cayos hasta el condado de Palm Beach, al norte de Miami.

La gran incógnita es dónde tocará tierra Rita en los próximos días. Las proyecciones indican que lo hará en una zona al oeste de Houston (Texas), pero también podría girar hacia el sur o el norte, y posiblemente volver a golpear Nueva Orleans.

Ante este panorama, el martes ya se había descartado el regreso de los desplazados habitantes de Nueva Orleans a la ciudad, luego de que los expertos dijeran que los recién reparados diques podrían no soportar la fuerza de Rita.

A largo plazo, Nueva Orleans y el resto de las zonas arrasadas por Katrina enfrentan enormes desafíos, desde la limpieza y la reconstrucción de infraestructuras dañadas hasta la reactivación económica.

El presidente Bush visitó el martes por quinta vez esas regiones y ordenó a su asesora para la Seguridad Interior, Fran Townsend, que realice una investigación interna sobre las fallas de los servicios federales en el rescate y asistencia a las víctimas del Katrina, informó la Casa Blanca.

El último balance de muertos por ese huracán ronda los 1.000. Cientos de miles de personas continúan evacuadas.